«Fred Olsen y autoridades mintieron sobre el ferry encallado»

  • Print

Salvar Agaete: «Fred Olsen y autoridades mintieron sobre el ferry encallado»

Se aferran a un informe que señala que existe contaminación en la zona del puerto

 
Las palmas de Gran Canaria
 
Lunes, 22 marzo 2021, 07:53

La Plataforma Salvar Agaete considera que Fred Olsen, el Ayuntamiento de la localidad grancanaria y el ente Puertos Canarios «mintieron sobre la contaminación tras el accidente del ferry» de la referida naviera que encalló en aguas de ese municipio y que lo ocurrido debe ser investigado por la fiscalía, según ha anunciado este sábado.

Un informe que contradice la decisión de que María del Carmen del Rosario, alcaldesa de Agaete, junto a Juan Ignacio Liaño, director de Flota de Fred Olsen, abriera al baño las playas del municipio alegando la inexistencia de contaminación por hidrocarburos justifica su acusación, asegura en un comunicado el colectivo.

Ver video

 
 https://www.canarias7.es/canarias/
gran-canaria/salvar-agaete-fred-
20210321003546-nt.html
 
 

Se trata, según afirma, de un informe encargado por la Consejería de Transición Ecológica del Gobierno Autónomo al que ha tenido acceso y que, basándose en análisis de la zona efectuados en los días posteriores a la recuperación del barco encallado, señala que «el puerto de Agaete muestra una alta concentración de sedimentos contaminados por hidrocarburos, con valores que indican que el sedimento se debe considerar como peligroso según la legislación española».

La plataforma subraya que, de hecho, dicho informe recomienda «la prohibición estricta de pesca en los entornos del puerto mientras se evalúa el alcance real de la contaminación«.

Y sostiene que «la decisión de abrir las playas no es la única que contradice los resultados del informe», porque este respalda la tesis de que, «tal y como denunció Salvar Agaete, las técnicas utilizadas de dispersión mecánica y química no fueron las adecuadas para eliminar la contaminación producto del vertido».

Al respecto, indica que el documento recoge que «los altos valores de contaminación en Agaete hayan venido forzados por el proceso de dispersión mecánica y el uso de dispersantes químicos«.

La nota concluye que, «por todo ello, la plataforma Salvar Agaete considera gravísima la irresponsabilidad política de las distintas instituciones involucradas y de la empresa Fred Olsen«, a las que acusa de actuar »tergiversando la información, banalizando el alcance del derrame, negando la existencia de contaminación y poniendo en riesgo la salud de las personas y amenazando uno de los ecosistemas más importantes y frágiles de las islas«.

Desde ese planteamiento, exige la publicación de los informes que justificaron la apertura de las zonas de baño, hacer «un estudio minucioso que determine el estado de contaminación de la zona afectada» y tomar medidas para eliminarla, así como que la fiscalía investigue «las irregularidades y responsabilidades cometidas en la gestión del derrame», a su entender.

 

Informe 

 

file:///G:/bENTAGO%20eXPRESS.pdf

 

COMENTARIOS DE AEMC

 

 

Que  el “Bentago Express”  había vertido una considerable cantidad de combustible como consecuencia de los desgarros registrados en su casco después de golpear contra las rocas en la fallida maniobra de entrada la puerto de Agaete, era más que evidente.

 

Que el puerto de Agaete no reúne las condiciones de seguridad necesarias para operar en las condiciones meteorológicas anunciadas y confirmadas cuando se produjo el accidente.

 

Que la responsabilidad de cerrar el puerto de Agaete las condiciones de riesgo que había en el mencionado puerto compete a la Capitanía Marítima de las Palmas está recogido expresamente en la legislación vigente.

 

Que el actual Capitán Marítimo de las Palmas de Gran Canaria  carece de titulación de Capitán de la Marina Mercante, es evidente.

 

Que el nombramiento de este capitán marítimo, carente de titulación y experiencia un el mando de buques fue realizada por el actual Director General de la Marina Mercante,  que tampoco es capitán, es evidente.

 

Que el Director General de la Marina Mercante no tuvo la decencia y el sentido de la responsabilidad de acudir a Agaete para informarse y tomar decisiones inmediatamente después del accidente, es evidente.

 

La pandemia no puede servir de disculpa.

 

Que sus declaraciones haciendo recaer sobre el capitán del buque toda la responsabilidad de la entrada en el puerto de Agaete, es evidente.

 

Que tales declaraciones denotan importantes carencias en el desempeño de su cargo.

 

Que la naviera Fred Olsen debe contar con un responsable de Seguridad Marítima.

 

Que es la naviera la que debería presentar un plan de rescate del buque, pero ello no exime del ejercicio responsable de sus funciones administrativas a la Dirección General de la Marina Mercante y su Capitanía Marina de las Palmas de Gran Canaria,  

 

Que la responsabilidad de la contaminación de origen marino, como es este caso corresponde a la Dirección General de la Marina Mercante.

 

Que las operaciones de liberación de la roca en la que se enganchó  el “Bentago Express” dirigidas por la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo, al frente de la cual se encuentra otro ingeniero naval, carente de experiencia en este tipo  de operaciones, colega del Director General.

 

Que resulta de una irresponsabilidad mayúscula que un puerto como el de Agaete autorizado para mover alrededor de un millón de pasajeros, cientos de vehículos pesados y miles de automóviles al año carezca de Capitán marítimo.

 

Que el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana como máximo responsable de la Seguridad de la Vida Humana en la Mar debería cesar al director General de la Marina Mercante, Al director de Sasemar, al capitán Marítimo de la Palmas y nombrar de forma inmediata un capitán marítimo del puerto de Agaete.

 

Que carece de sentido que el puerto de Agaete no disponga de medios de salvamento acordes con el riesgo evidente que entraña el movimiento de un millón de pasajeros al año.

 

Que en las condiciones actuales el puerto de Agaete entraña riesgos evidentes para el tráfico de pasajeros, por lo que debe ser mejorado sustancialmente, eliminado escollos a la navegación,  y ampliando sus infraestructuras.

 

Que los informes que pueda elaborar la CIAIM, dominada administrativamente, por técnicos carentes de experiencia en navegación, sobre este accidente para esta asociación carecen por completo de credibilidad. Existen claros antecedentes del sesgo de sus informes y de su tendencia a culpar a los capitanes y patrones de los accidentes olvidando a los verdaderos responsables de la falta de seguridad y en algunos casos de manifiesta temeridad de otros. 

Esta Asociación reclama de las Autoridades Marítimas Europeas un investigación sobre la situación marítima en España, en la que domina el militarismo y  la incompetencia administrativa.