Navantia busca aliados en el Gobierno para conseguir contratos en el extranjero

  • Print

 

 

 

El Confidecial

Alerta de que otras empresas navales competidoras están reforzando sus posiciones en el mercado internacional gracias a que sus estados se implican para ayudarles en concursos

Instalaciones de Navantia.photo_camera Instalaciones de Navantia.
 Navantia no quiere que la crisis del coronavirus le haga perder posiciones en el mercado internacional. La empresa pública de construcción naval ha detectado que sus competidores toman posiciones, y pretende hacer lo mismo, con el apoyo decidido del Estado.
 

Confidencial Digital ha podido saber que Navantia está buscando una empresa con la que contratar “un servicio de consultoría que aportará su conocimiento y mejores prácticas para el análisis del impacto de la Covid-19 en el sector en Europa y soluciones adoptadas”.

Los responsables de la compañía constructora de los buques de la Armada ha concluido que necesita “reforzar su posición estratégica en los mercados prioritarios”.

Ha llegado a esa conclusión por dos vías: “Por un lado, el mercado naval militar es altamente competitivo y las oportunidades tienen una alta concentración en determinados países donde compiten todos los astilleros internacionales”, y “por otro lado, la Covid-19 está generando una crisis social y económica sin precedentes a nivel global”.

Esa crisis sin precedentes está provocando “que los principales competidores de Navantia refuercen sus acciones, involucrando a las instituciones de sus estados en relaciones de alto nivel en los principales mercados de exportación”.

 

Alianzas con “otros agentes nacionales”

El análisis que Navantia hace de la situación actual incluye otro punto: “La crisis derivada de la Covid-19 supone una oportunidad única para aprovechar la voluntad de colaboración entre organismos públicos y privados”.

Así que la empresa, que es propiedad del Estado a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, considera fundamental para su actividad en estos tiempos conseguir llegar a acuerdos de colaboración “con otros agentes nacionales” que le ayuden en lo que se refiere al posicionamiento en el ámbito internacional, ya que Navantia recibe encargos de marinas extranjeras y de empresas navales de distintos lugares del mundo.

 

“Estrategia país” de los competidores

La empresa que busca Navantia se encargará de “analizar la estrategia país-país de los competidores de Navantia”, lo que incluye el análisis de “la involucración de agentes relevantes en sus Estados y los mecanismos empleados para apoyar a la exportación”.

La segunda parte del servicio que habrá de prestar es “definir las líneas a alto nivel de la estrategia de Navantia como parte del Estado Español”.

 

El objetivo último de Navantia es que esa empresa le ayude a identificar las acciones necesarias para mejorar su posicionamiento estratégico en las exportaciones, “mediante la creación de una estrategia a nivel país involucrando instituciones y organizaciones clave a nivel nacional, como hacen otros competidores, y como respuesta al impacto de la crisis de la Covid-19”.

Las buenas prácticas de otros países

El estudio tendrá que detallar las buenas prácticas (“benchmarking”) del modelo de exportación de otros países que también cuentan con empresas navales competidoras de Navantia en el mercado internacional.

También deberá desgranar los “facilitadores” que existen en esos países: aquellos elementos como la legislación y la coordinación administrativa, que contribuyen a esa estrategia nacional de otros estados para ayudar a sus astilleros.

Por último, Navantia exige que en ese informe se identifique los “stakeholders”, es decir, los actores interesados o vinculados a Navantia que existen en España y con los que sería interesante colaborar para ganar posiciones en el mercado internacional y conseguir más y mejores contratos en el extranjero.

India, Reino Unido, Holanda...

Entre otros concursos, actualmente Navantia compite con Naval Group-DCNS (Francia), Rosoboronexport Rubin Design Bureau (Rusia) y ThyssenKrupp Marine Systems (Alemania) por el programa P-75 (I) con el que la marina de India busca incorporar seis submarinos.

También opta a un contrato de la Royal Navy del Reino Unido para construir tres buques logísticos y de suministro.

En donde no tuvo éxito fue en Países Bajos: el Ministerio de Defensa holandés excluyó la oferta de Navantia para construir cuatro submarinos, al constatar que el modelo S-80 que presentaba “no es un producto probado”, ya que las unidades destinadas a la Armada española aún están en construcción.

 

COMENTARIOS DE AEMC

Navantia es históricamente un saco sin fondo

Un modelo de "mamandurria naval" con calado.