El FBI ha abierto una investigación criminal centrada en el enorme buque portacontenedores que derribó el puente Francis Scott Key en Baltimore el mes pasado; una investigación que analizará, al menos en parte, si la tripulación abandonó el puerto sabiendo que el buque tenía graves problemas con el sistema. según dos funcionarios estadounidenses

Seguir leyendo