La Cofradía de Pescadores “Santo Ángel de la Guarda”, de Viavélez, reclama al Principado que envíe buzos al puerto franquino para descartar que el faro rojo, derribado hace una semana por la borrasca “Bella”, no se haya quedado en mala posición en la bocana de acceso a la dársena. “Si se hubiera quedado ahí, y dependiendo de la posición, habría riesgo de que durante las mareas vivas alguna embarcación lo tocara y causara daños a los barcos”, alerta el

Seguir leyendo