Huelva.- El vertido afecta ya a 3 kilómetros de costa convertido en cientos de miles de galletas de fuel del tamaño de 10 céntimos

 Diario de Huelva

PALOS DE LA FRONTERA

ALMONTE

ÁREA METROPOLITANA

MATALASCAÑAS

20 abril, 2021

 Rafael Moreno

El vertido afecta ya a 3 kilómetros de costa convertido en cientos de miles de galletas de fuel del tamaño de 10 céntimos

604Veces compartido

La limpieza y eliminación del vertido de hidrocarburos que se ha convertido en una amenaza para las playas del litoral oriental de Huelva, Mazagón y Matalascañas, de momento, aunque se dirige hacia Cádiz, se complica. Aún no hay datos oficiales de los litros de fuel, aceite o hidrocarburo que han ido a parar al mar pero la enorme mancha que ya ha afectado a tres kilómetros de playas se ha ido convirtiendo en miles de galletas de chapapote del tamaño de 10 céntimos de euro y tamaños mayores.

 

Investigadores barajan un vertido ilegal como posible origen de la mancha de hidrocarburo en la Costa

 

14.52 h. El Seprona de la Guardia Civil revisa las arquetas y alcantarillas que conducen a una salida en la zona de las conocidas como casas de Bonares.

La mancha de hidrocarburo detectada el pasado sábado en Huelva y que ha llegado a las playas de Mazagón y Matalascañas en forma de ‘galletas’ de restos de fuel, diseminadas a lo largo de más de tres kilómetros en la orilla, podría tener su origen en un vertido ilegal del que se ocupa ya la Guardia Civil.

 

 Huelva24

M. Rosa FontMartes, 20 de Abril de 2021

 

La investigación abierta, en la que participan el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, Capitanía Marítima, el Puerto de Huelva y la Consejería de Medio Ambiente, maneja dos hipótesis sobre el origen del episodio ambiental, ha informado a Huelva24.com el capitán marítimo de Huelva, Alejandro Andray.

 

De un lado, los investigadores analizan el suministro de combustible en un fondeadero ubicado en el Puerto de Huelva – con varios suministradores- y como segunda línea, un emisario en tierra en el que se podría haber producido “un vertido ilegal” (posiblemente de un camión cisterna), hipótesis que según Andray está tomando “más fuerza”.

De hecho, los especialistas del Seprona están revisando todas las arquetas y alcantarillas que forman parte de la conducción que tiene su salida en la zona de las conocidas como casas de Bonares, en la zona de Mazagón.

De momento, ha concretado el capitán marítimo, se llevan recogidas cuatro toneladas de combustible, mientras, ya en tierra, la Junta de Andalucía mantiene desplegados a medio centenar de efectivos para las labores de limpieza de ’las galletas’   que se han formado en las playas, en el marco del Plan de Emergencia ante el Riesgo de Contaminación del Litoral en la provincia (Pecla) que activó en la tarde de ayer. 

El incidente se detectó hacer casi 72 horas, en la tarde del pasado sábado, cuando un particular alertó de la presencia de una mancha a Salvamento Marítimo. Eran las 18.00 horas cuando se recibió el aviso y se movilizaron, de inmediato, los medios por parte de Capitanía Marítima para controlar la mancha, que se situaba en zona de influencia del Puerto de Huelva a lo largo de 1.5 kilómetros.

Evolución hacia la playa

El Puerto activó entonces el Plan Interior y movilizó tres remolcadores, a los que se unió la Salvamar de Capitanía. Se plicaron, ha explicado Andray, barreras absorbentes hasta la caída de la noche, cuando los trabajos tuvieron que parar por falta de visibilidad. A la mañana siguiente (domingo), se sumaron medios aéreos, con el Helimer de Capitanía, que activó el Plan Nacional al considerar que se ponía en peligro la actividad turística, incrementando los medios.

Los trabajos continuaron a lo largo de toda la jornada del domingo, mientras la mancha avanzaba en paralelo a la playa, aunque hubo algún momento en el que se llegó a acercar a la playa, quedando a unos 300 metros de la Costa, por lo que se contactó con la Junta de Andalucía.

En las imágenes que el satélite ofreció de la zona el domingo, la mancha había desaparecido pero aun así se mantuvo el Plan Marítimo Nacional activado hasta el lunes, después de que el Helimer realizar un “exhaustivo vuelo” para confirmarlo.

El capitán marítimo ha explicado que hay una parte del fuel que no se evapora, que forman una especie de “garbanzos” que se quedan a unos dos metros de profundidad en el mar, son los que después han formado las ‘galletas’ que han llegado a la playa, detectándose en la tarde de ayer, motivando que la Junta activara el Pecla.