SANTA ANA.- 18-03-2014

  • Print

 

18.03.2014 | 09:27

Los equipos de rescate desescombran el buque por el boquete del casco
Los equipos de rescate desescombran el buque por el boquete del casco
 

Los buzos de Salvamento Marítimo y del Grupo Especialista de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil amanecieron ayer en el cabo Peñas. Muy temprano iniciaron las tareas de rescate de los entonces cuatro de los nueve tripulantes que iban a bordo del "Santa Ana" en el momento del accidente, del que sobrevivió un solo hombre. Los profesionales de Salvamento se dedicaron a abrir un boquete a la altura de los camarotes (en la parte de estribor mirando desde la proa) que el día anterior había quedado a medias por el fallo de la lanza térmica. En cuanto terminó el primer turno de buceo se sumergieron los "geas", que pronto localizaron y rescataron los cuerpos del joven ovetense Marcos del Agua y del indonesio Wasito.

A continuación, según explicó ayer el jefe de Operaciones de Salvamento Marítimo, Joaquín Maceiras, se retomaron las tareas de desescombro del arrastrero. "Gracias a la apertura de ese boquete, los buzos, en grupos de cuatro, pudieron sacar enseres del barco. Trabajaron en cadena, de la misma forma que se pasan ladrillos en una obra, por poner un ejemplo", sentenció el capitán de los "geas", Carlos Martínez. La búsqueda se completó con un exhaustivo rastreo por aire. Los pilotos del "Helimer" hicieron una batida por toda la costa y también por la ría.

A primera hora de la tarde (16.20 horas), la patrullera de la Guardia Civil hacía a su vez entrada en el puerto. Atracó en el muelle de San Juan. Entonces los agentes desembarcaron los cuerpos de Marcos del Agua y Wasito. Pronto llegaron allegados y familiares de ambos marineros, que pasaron el duro trance de identificar los cadáveres. El padre de Del Agua rompió en lágrimas. Recibió el respaldo de un allegado y también de los profesionales de Cruz Roja, que estos días y desde que embarrancó el "Santa Ana" junto a la isla de La Erbosa acompañan a los familiares de los desaparecidos en tan duro trance. Funerarias del Occidente trasladaron después los cuerpos al Instituto de Medicina Legal de Oviedo.

El funeral por el joven ovetense que viajaba en el "Santa Ana" como alumno en prácticas (cursaba estudios en la Escuela Pesquera de Gijón) se celebrará esta tarde (18.00 horas) en la iglesia parroquial de San Bartolomé de Baíña (Mieres). A continuación, sus restos mortales serán incinerados en el tanatorio de El Salvador, en Oviedo. Del Agua deja padres -Manuel y Lina Raquel- y una hermana, Melania.

Entre tanto, hoy está previsto que los profesionales de salvamento retomen las tareas de rescate al alba, con la primera luz de la mañana. "Nuestra intención es revisar completamente y con detalle la zona habitable del "Santa Ana", que es donde se considera que pueden estar los dos tripulantes que faltan por encontrar", avanzó Maceiras, que ensalzó el "trabajo encomiable" de la Cruz Roja tanto en el agua como en la Autoridad Portuaria.

El capitán de los "geas" señaló por su parte que si bien los submarinistas ya han entrado en la sala de máquinas todavía no pueden asegurar que en esta zona del barco no haya ningún tripulante. "En esta zona ya hemos preparado la maniobra, porque si queremos asegurarnos de mirar toda la sala nos puede llevar semanas. En ese lugar vamos a tientas, la visibilidad es nula. Por ese motivo mientras efectuamos el desescombro vamos también preparando las vías de ataque. Para acceder a la sala debemos pasar por el pañol de redes, que está reventado", concluyó.

En el arrastrero hundido junto a la Isla de la Erbosa viajaban nueve marineros, de los cuales dos permanecen aún desaparecidos: el gallego Manuel María Tajes Lestón y el portugués Víctor José Farinhas.