Cuatro muertos y 17 desaparecidos al encallar su patera en un arrecife en Cádiz

Cuatro muertos y 17 desaparecidos al encallar su patera en un arrecife en Cádiz

De los 40 ocupantes de la embarcación, solo 22 han llegado por sus medios a la playa

El naufragio coincide con el 30 aniversario de la primera muerte de un inmigrante en patera, ocurrida también en Tarifa

Julia Camacho

Sevilla - Lunes, 05/11/2018 | Actualizado a las 19:25 CET
 0
Estado en el que quedó la patera tras chocar contra unas rocas en Barbate (Cádiz).
 

Estado en el que quedó la patera tras chocar contra unas rocas en Barbate (Cádiz). /GUARDIA CIVIL

Habían logrado alcanzar la costa, pero un arrecife malogró en el último momento los sueños de una veintena de inmigrantes magrebíes. Su embarcación naufragó a primera hora de la mañana del lunes en la playa de Los Caños de Meca, en Barbate (Cádiz), y los más de 40 ocupantes a bordo cayeron al agua. Solo 22 personas consiguieron llegar a la arena y, con la tensión del momento, pensaron que el resto de compañeros ya habían desembarcado y se habían ocultado. Pero la Guardia Civil ha localizado ya cuatro cadáveres, y junto a los servicios de salvamento trata de encontrar a al menos otras 17 personas que permanecen desaparecidas.

El naufragio coincide con el 30 aniversario de la primera muerte de un inmigrante en patera, ocurrida también en Tarifa. En esta ocasión, una llamada alertó en torno a las 6 de la mañana de la presencia de un cadáver de un inmigrante en la arena, junto a una patera de madera encallada entre las rocas. Era un joven de unos 25 años y origen marroquí. En las inmediaciones los agentes encontraron a 22 de sus compañeros, una decena de los cuales aseguraron ser menores, todavía empapados por el viaje y muy nerviosos tras el naufragio.

Los supervivientes, todos ellos magrebíes, fueron trasladados a dependencias de la Cruz Roja en el puerto de Barbate para ser atendidos. Según fuentes del caso, explicaron que faltaban al menos una veintena de personas que les acompañaban en el trayecto en patera, pero daban por hecho que habían logrado alcanzar la playa por sus propios medios y esconderse para no ser detenidos y devueltos a su país.

Pero al no localizarlos por las inmediaciones, como suele ser lo habitual, la Guardia Civil optó por activar un dispositivo de búsqueda ante la posibilidad de que alguno estuviera atrapado bajo el agua. Asimismo, efectivos de Salvamento Marítimo, con una embarcación y un helicóptero, así como otra embarcación de Protección Civil, estuvieron rastreando el mar desde el faro de Trafalgar hasta Barbate sin encontrar a ninguna persona. Sin embargo, con el paso de las horas, la marea fue arrastrando los cuerpos hasta la orilla. A media tarde, eran ya cuatro los cadáveres localizados. Aunque el litoral andaluz presenta alerta amarilla por viento, con rachas fuertes de Poniente en el Estrecho de Gibraltar, las pateras se han seguido lanzando al mar durante todo el fin de semana, y Salvamento Marítimo ha rescatado a 800 personas en 48 horas, la mayor parte de ellas en el Mar de Alborán.