Transporte de ganado.- El armador pide que su perito examine las reses antes de ser sacrificadas

  • Print

 

 

 

La Opinión de Murcia

El dueño del barco debe comunicar hoy si acepta la decisión del Ministerio, pero espera poder realizar más análisis para evitar la muerte de los animales

Mar I. León

Cartagena | 01·03·21 | 04:02

 

El corral creado para dar salida a las vacas del Karim Allah ayer en el Puerto de Cartagena. JUAN CABALLERO

El abogado del barco libanés Karim Allah ha pedido este domingo una revisión y examen del estado de las 864 vacas antes de que sean sacrificadas como ha dictado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Ganadería ya que reclaman que por ley tienen derecho a redactar su propio informe.

RELACIONADAS

El armador intentó realizar la revisión de los animales ayer domingo pero al abogado Miquel Masramón no le han facilitado un correo al que enviar el comunicado ni pedir la autorización y su único medio de contacto, la Agencia Marítima, no ha respondido a sus llamadas, según ha resaltado a esta redacción. El tiempo apremia e intentó solicitar el acceso de su perito de veterinarios a través de la Autoridad Portuaria, pero no obtuvo respuesta.

Han comenzado a instalar corrales en el puerto para guardar allí los animales antes de llevarlos al matadero

Masramón espera que le den permiso para realizar las pruebas hoy lunes porque el Ministerio planea el sacrifico de las reses a lo largo de esta semana. Asimismo, como anunció el pasado sábado el Ministerio, el aislamiento y sacrificio de las vacas corresponde en primera instancia al armador que tiene de plazo hasta hoy lunes a primera hora de la mañana para comunicar su decisión a la Administración e iniciar el dispositivo y los trámites para el sacrificio dentro de ese plazo. En caso de no hacerlo, será el Ministerio quien lo haga de forma subsidiaria. Desde el barco no han querido adelantar su decisión.

La muestras de sangre de las reses realizadas por la empresa OSS, contratada por el barco, para comprobar si tenían alguna enfermedad infecciosa como la de la lengua azul llevan desde el miércoles retenidas en la Aduana de Cartagena sin poder ser analizadas en un laboratorio. Finalmente van a ser desprecintadas ya que, según informaron al abogado Masramón el sábado por la noche, «no había motivo para su inmovilización». La liberación de las extracciones de sangre le urge a la empresa del Karim Allah para llevarlas cuanto antes al laboratorio y evitar por todos los medios la muerte de las vacas.

Aduana libera las muestras que no se han podido analizar porque «no había motivos para su inmobilización»

Las conclusiones de los técnicos de Salud Animal son insuficientes para los dueños del barco y piden que su perito de especialistas también examine al ganado.

El informe publicado por el Ministerio el pasado viernes reseña afecciones de tipo cutáneas y en las articulaciones en varios animales por la situación de encierro de más de 70 días en alta mar.

También dos terneros se encontraban en estado de desnutrición severa. Un día después del acta de inspección el Ministerio ordenaba el sacrificio y destrucción de las reses.

La defensa del armador alega que el mal estado por lesiones leves de algunos animales no justifica la eutanasia de los 864 y que se dictó sentencia antes de examinar las pruebas. La empresa del barco afirma que ha asignado a otro perito de veterinarios diferente al que contrató para la realización de las extracciones de sangre para la elaboración de un informe propio sobre el estado de salud de los animales.

TE PUEDE INTERESAR:

CARTAGENAEl Ministerio ordena sacrificar las vacas del barco Karim Allah

La resolución del lunes pasado anunciaba que si fueran sacrificados, como finalmente se anunció el sábado anterior el Ministerio, serían llevados a una planta de residuos nivel tres de aprovechamiento subcárnico. Mientras tanto en el Puerto de Cartagena están montando en los accesos del Karim Allah unos corrales y contenedores para dar salida al vacuno que será transportado en camiones a la planta de aprovechamiento. El armador no sabe cuándo le va a obligar el Ministerio a descargar el ganado.

Además, el abogado Masramón aclara que los «9 animales cuyo paradero se desconoce», como dictaba el acta de inspección este viernes pasado, se debe a un desajuste muy frecuente de recuento cuando se carga el ganado a bordo.