Fallece por Covid-19 en el Negrín un oficial de la Armada del buque oceanográfico 'Hespérides'

  • Print

 

El buque tuvo que cancelar su participación en la campaña Antártica por un brote de coronavirus y permaneció 24 días en cuarentena en el Puerto de La Luz


El buque oceanográfico 'Hespérides', y una foto de Francisco Rodríguez Sánchez

El sargento primero de la Armada Francisco Rodríguez Sánchez, de 43 años y perteneciente a la dotación del Buque de Investigación Oceanográfica 'Hespérides', ha fallecido este sábado por Covid-19, tras semanas ingresado en el Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín.

Así lo ha informado el Ministerio de Defensa a través de la cuenta oficial de Twitter, desde donde han dado el pésame a familiares y amigos y han mandado "todo el cariño" a la dotación del Hespérides.

 

"Descanse en Paz el sargento primero de la Armada, Francisco Rodríguez Sánchez, fallecido hoy por Covid-19. Nuestro más sincero pésame a sus familiares y amigos.DEP", ha lamentado el Departamento que dirige Margarita Robles.

Tres días después de partir el buque un miembro de la tripulación presentó síntomas compatibles con el coronavirus

El buque oceanográfico Hespérides tuvo que cancelar su participación en la campaña Antártica por un brote de coronavirus que afectó hasta el 60 por ciento de su dotación, pese a los esfuerzos realizados para convertir al barco en 'espacio libre de Covid', con cuarentena previa y pruebas PCR.

El Hespérides tenía previsto participar en la campaña que cada año tiene lugar en la Antártida y que aúna a militares y científicos. Dadas sus particulares características, el Comité Polar Antártico elaboró un estricto protocolo para poder desarrollar su misión pese a la pandemia.

Siguiendo con estos criterios, toda la dotación del buque, todavía en tierra, realizó una prueba PCR e inmediatamente después se sometió a un periodo de cuarentena. Tras él, volvió a realizarse una nueva prueba PCR antes de embarcar.

Pese a estas garantías, la alarma saltó solo tres días después de partir cuando un miembro de la tripulación presentó síntomas compatibles con el coronavirus. El día 3 de enero ya se había detectado la existencia de un foco a bordo, con cuatro infectados.

Estancia en el puerto de Las Palmas

El Hespérides decidió entonces poner rumbo a Las Palmas para el tratamiento de los enfermos, aislamientos y vigilancia de todos los que habían estado en contacto con ellos. En el puerto se realizó además un test de antígenos a toda la dotación, que reveló seis nuevos casos positivos.

Poco después se realizó a todo el personal un nuevo test PCR y los positivos fueron aumentando hasta llegar a 35, algo más de un 60 por ciento de la dotación. Pese a los esfuerzos iniciales por controlar el brote, el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Armada decidieron finalmente cancelar su participación en la campaña Antártica.

El buque permaneció en Las Palmas un total de 24 días hasta que el Instituto de Medicina Preventiva de Defensa dio por superado el brote, cuando partió rumbo a Cartagena para prepararse para otras campañas nacionales que se realizarán los próximos meses.

Cronología del brote de coronavirus a bordo del Hespérides: de cuarentena y PCR al contagio del 60% de la dotación

La Provincia

El buque oceanográfico ha tenido que cancelar su participación en la campaña Antártica por un brote de coronavirus que ha afectado hasta el 60 por ciento de su dotación | En Canarias quedó el sargento primero Francisco Rodríguez Sánchez, quien permanece ingresado en la UCI del hospital de Gran Canaria Doctor Negrín

Así es el interior del 'Hespérides' C. G.

El buque oceanográfico Hespérides ha tenido que cancelar su participación en la campaña Antártica por un brote de coronavirus que ha afectado hasta el 60 por ciento de su dotación, pese a los esfuerzos realizados para convertir al barco en 'espacio libre de Covid', con cuarentena previa y pruebas PCR.

RELACIONADAS

Expertos militares señalan a Europa Press el caso del Hespérides como ejemplo de cómo se puede expandir el virus en un espacio cerrado que se suponía a salvo de la pandemia. El día 30 de diciembre, el buque partió del puerto de Cartagena con una dotación de 58 personas aparentemente 'sanas'. Y tan solo cuatro días después ya contaba con cuatro positivos, que fueron aumentando hasta llegar a un total de 35.

El Hespérides tenía previsto participar en la campaña que cada año tiene lugar en la Antártida y que aúna a militares y científicos. Dadas sus particulares características, el Comité Polar Antártico elaboró un estricto protocolo para poder desarrollar su misión pese a la pandemia.

Siguiendo con estos criterios, toda la dotación del buque, todavía en tierra, realizó una prueba PCR e inmediatamente después se sometió a un periodo de cuarentena. Tras él, volvió a realizarse una nueva prueba PCR antes de embarcar.

Pese a estas garantías, la alarma saltó solo tres días después de partir cuando un miembro de la tripulación presentó síntomas compatibles con el coronavirus. El día 3 de enero ya se había detectado la existencia de un foco a bordo, con cuatro infectados.

El Hespérides decidió entonces poner rumbo a Las Palmas para el tratamiento de los enfermos, aislamientos y vigilancia de todos los que habían estado en contacto con ellos. En el puerto se realizó además un test de antígenos a toda la dotación, que reveló seis nuevos casos positivos.

Poco después se realizó a todo el personal un nuevo test PCR y los positivos fueron aumentando hasta llegar a 35, algo más de un 60 por ciento de la dotación. Pese a los esfuerzos iniciales por controlar el brote, el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Armada decidieron finalmente cancelar su participación en la campaña Antártica.

El buque permaneció en Las Palmas un total de 24 días hasta que el Instituto de Medicina Preventiva de Defensa dio por superado el brote, cuando partió rumbo a Cartagena para prepararse para otras campañas nacionales que se realizarán los próximos meses.

UN INGRESADO EN LA UCI

En Canarias quedó el sargento primero Francisco Rodríguez Sánchez, quien permanece ingresado en la UCI del hospital de Gran Canaria Doctor Negrín, a quien dedicó unas palabras este mismo jueves el nuevo Jefe de Estado Mayor de la Armada, el almirante Antonio Martorell, durante su toma de posesión.

También la ministra de Defensa, Margarita Robles, reveló haber hablado por teléfono con la mujer del sargento primero esa misma mañana y pidió un emocionado recuerdo a todas las víctimas del coronavirus, especialmente a quienes pertenecían a las Fuerzas Armadas o formaban parte de su personal civil.

COMENTARIOS DE AEMC

 

Lamentamos la perdida de Francisco Rodríguez Sánchez y enviamos nuestras condolencias a los su familiares y personas afectadas.