Supuesta contaminación buque MSC.

 

 

 

Vecinos de Natzaret denuncian ante Capitanía Marítima de València la contaminación de otro buque de MSC

 
Diario.es.
 
La chimenea del buque denunciado expulsando humo.

Carlos Navarro Castelló

24 de enero de 2021 22:54h

La Associació de Veïns y Veïnes de Natzaret ha presentado una queja ante la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) para que ponga en conocimiento de Capitanía Marítima de València la contaminación de otro buque de la compañía MSC, cuya filial, TIL, está a la espera de que se le adjudique la concesión de la construcción y gestión de la una nueva macroterminal de contenedores en los futuros muelles de la polémica ampliación norte del puerto. Una adjudicación que se ha aplazado tres meses por las dudas que despierta en el Gobierno el proyecto.

 

El parón se debe a que Puertos del Estado sigue sin pronunciarse sobre la validez de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de 2007, basada en un proyecto radicalmente diferente al actual.

Publicidad

La entidad vecinal recibió diferentes quejas de ciudadanos del barrio al divisar el pasado lunes por la noche una enorme columna de humo negro procedente de un portacontenedores de la compañía y ha criticado una vez más los problemas ambientales que deben soportar como consecuencia de la actividad portuaria.

El buque de MSC denunciado por los vecinos.

La asociación ya denunció el pasado mes de septiembre una situación muy parecida de otro de los buques de MSC que propició una inspección de Capitanía Marítima de València en el carguero, aunque se libró de una posible sanción al poseer un motor diésel anterior al año 2000, lo que hace que la normativa ambiental por la que se rige sea más laxa.

También el pasado 8 de enero presentó otra queja por un episodio similar, lo que ha derivado en un compromiso por parte de Capitanía Marítima de inspeccionar en buque MSC Albany el próximo 24 de febrero, cuando tiene previsto realizar su próximo atraque en València.

La contaminación, tanto de estos grandes buques como de los cruceros, es una de las principales preocupaciones de los vecinos del distrito Marítimo y uno de los motivos por los que se oponen a la ampliación norte del Puerto, por el incremento de los tráficos marítimos y terrestres que implicará y por tanto de la contaminación ambiental.

Los vecinos y vecinas del barrio marinero han recordado que el Puerto de València solo tiene dos medidores de calidad del aire (los mismos que el de Castellón, dos menos que el de Alicante y cuatro menos que el de Barcelona) y uno de ellos no recoge todas las emisiones de los buques.

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV), ha anunciado la instalación de otras dos estaciones de inmisión en el entorno del barrio de Natzaret, aunque la ubicación exacta está pendiente de determinar por técnicos de la CEAM.