Marina Militar portuguesa pierde caja con mil municiones y nadie la echa en falta

 

REDACCIÓN

28/09/2018 12:12 la vanguardia

Lisboa, 28 sep (EFE).- La Marina portuguesa perdió una caja con mil municiones de calibre 9 milímetros sin que nadie la echara en falta hasta que la encontró un civil, informan hoy medios locales.

 

El extravío ocurrió este miércoles, cuando los uniformados transportaban por carretera diverso material utilizado por la Marina en una reciente misión en Lituania.

 

Durante el traslado de la carga del puerto de Lisboa a la localidad de Barreiro, en el distrito de Setúbal (a unos 40 kilómetros de la capital), cayó a la carretera una caja que contenía mil municiones sin que ninguna de las personas que iban en los vehículos se percatara.

 

 

Tampoco notaron que faltaba nada en el depósito militar de Barreiro, destino del arsenal llevado a Lituania.

 

Las pérdida se descubrió gracias a un civil que pasó por la misma carretera minutos después y, al ver la caja, la recogió y entregó a la Policía de Seguridad Pública (PSP), que a su vez alertó al Ministerio de Defensa.

 

El episodio de la caja de municiones se produce en un momento de elevada tensión con respecto a la gestión que realizan las Fuerzas Armadas de los diversos depósitos con armas de los que son responsables en Portugal.

 

En uno de ellos, situado en el municipio de Tancos, en el centro del país, fue robado en junio de 2017 diverso material de guerra, como granadas y explosivos, valorados en 34.000 euros y cuyo destino es aún incierto.

 

Aunque el Ejército aseguró haber recuperado gran parte de ese arsenal cuatro meses después a apenas veinte kilómetros de Tancos, la Fiscalía sospecha que aún faltan por hallar treinta cargas de explosivos y ha detenido a ocho militares por su presunta implicación en el caso.

 

Mientras, el Gobierno ha admitido desconocer si se ha recuperado todo lo robado.EFE