Militarizando.- España aportará un avión y un buque para combatir la inmigración ilegal

 

 

 

 

Inicialmente aportará un avión P-3 Orion con 50 militares y, más adelante, un buque

Miguel González Madrid 9 JUL 2015 - 21:27 CEST

 

El Gobierno tiene previsto aprobar este viernes la participación española en la operación Eunavfor Med, con la que la UE pretende combartir las mafias del tráfico ilegal de inmigrantes en el Mediterráneo.

  Aunque por ahora solo se ha puesto en marcha la primera fase de la operación, dedicada a la vigilancia y recogida de información, a la que España contribuirá con un avión de patrulla marítima (un P-3 Orion) y un destacamento de unos 50 militares, el acuerdo del Consejo de Ministros, que debe ratificar la semana próxima el Congreso, preverá la participación en las fases siguientes, a medida que se vayan activando. 

    Así, a la segunda fase, que permitirá interceptar buques negreros en aguas internacionales, España aportará un buque dotado con un helicóptero (un BAM o una fragata), cuya tripulación va desde 85 a 200 militares. A la tercera fase, que incluiría ya la posibilidad de destruir dichos buques en puerto o en aguas territoriales libias, España aportaría un equipo de operaciones especiales de la Infantería de Marina, pero es muy improbable que llegue a ponerse en marcha, ya que requerería una petición del Gobierno libio o una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y ni una ni otra parecen factibles.

     España aportará también media docena de oficiales a los cuarteles generales de Eunavfor Med, tanto el terrestre en Roma, que dirigirá el almirante italiano Enrico Credentino, como el embarcado, a bordo del portaviones Cavour. La misión, lanzada el pasado 22 de junio por el Consejo Europeo, tendrá una duración inicial de 12 meses.