Alegaciones a la “Terminal de Regasificación de Gas Natural Licuado (GNL) de Gijón, Puerto de El Musel”

Hoy, día de acción global contra el gas y el fracking, [gasdown-frackdown.org] en el que se organizan acciones, eventos y otras actividades por todo el mundo con el objetivo de concienciar al público sobre las luchas que están teniendo lugar contra la fractura hidráulica y el gas, proyectos que están destruyendo nuestro medio ambiente y nuestro clima y violando nuestros derechos y con las comunidades afectadas enfrentándose a las compañías que promueven los proyectos, los gobiernos que los apoyan, los bancos que los financian, y los gigantes petroquímicos que se benefician de estos combustibles fósiles, Ecoloxistes n’Aición d’Asturies ha pedido, que le sea denegada la Autorización administrativa y aprobación del proyecto de ejecución de una “Terminal de Regasificación de Gas Natural Licuado (GNL) de Gijón, Puerto de El Musel”,  y que se emita una Declaración de Impacto Ambiental Negativa para el proyecto.

Ecoloxistes n’Aición d’Asturies ha presentado alegaciones al proyecto de “Terminal de Regasificación de Gas Natural Licuado (GNL) de Gijón, Puerto de El Musel”, tanto a la autorización administrativa y a la aprobación del proyecto de ejecución, como a su estudio de impacto ambiental.

Las dos primeras ante la Dirección General de Política Energética y Minas y la tercera a Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental, ambas dependientes del Ministerio para la Transición Ecológica y todo ello a través del Área Funcional de Industria y Energía de la Delegación de Gobierno en Asturies.

Según Ecoloxistes n’Aición d’Asturies es muy probable que todo el proceso deba ser iniciado de nuevo debido a un defecto de forma ya que, a pesar de que tanto en  BOE como en el BOPA se indica que la exposición pública se refiere tanto a la aprobación del proyecto de ejecución y a su estudio de impacto ambiental, como a la autorización administrativa, esta no ha sido, ni publicada y expuesta a exposición pública, sin que, por parte de la Delegación de Gobierno se haya sabido explicar cuál ha sido la causa de este error.

Entre las cuestiones que, desde Ecoloxistes n’Aición d’Asturies se ha pedido que se tengan especialmente estaría la situación aún no del todo clara del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas; ya que la legislación asturiana que debería sustituirle el ANTEPROYECTO DE LEY DE SOSTENIBILIDAD Y PROTECCIÓN AMBIENTAL se encuentra aún en tramitación; así como la anulación del Plan General de Ordenación de 2011, ya que, tras la anulación 2009 del plan urbanístico anterior, supone que la planificación urbanística de la ciudad se sigue rigiendo por el denominado Plan Rañada, de 1999 por lo que, en realidad no hay regulación urbanística aplicable al suelo en el que se construyó, por lo que no se puede comprobar su legalidad urbanística.

En cuanto a su situación de ilegalidad, por el incumplimiento del RAMIP, desde Ecoloxistes n’Aición d’Asturies  se informa que esta decisión, tomada por  “POR ECONOMÍA PROCESAL”, no había tenido en cuenta otras cuestiones planteadas, tanto en las alegaciones como en el recurso presentado, especialmente las relacionadas con la necesidad de la misma y, por tanto, CON SU INCLUSIÓN, DE FORMA TOTALMENTE INJUSTIFICADA, en la planificación energética estatal.

Esta situación se explica claramente en el informe encargado por Los Verdes de Asturias, sobre la justificación y viabilidad técnica y económica de la construcción de una nueva planta regasificadora en el Puerto de El Musel, en Xixón y a la que, incluso el Gobierno vino a dar la razón, teniendo en cuenta que  la Comisión Nacional de la Energía ya reconocía que la planta no era necesaria para el suministro de gas, que tampoco se tiene constancia de que la planta tuviese contratado el acceso a la misma, y que la entrada en servicio de la planta del Musel aumentará los problemas por mínimos técnicos en el resto de las plantas de regasificación existentes.

Esta situación es incluso peor en la actualidad donde existe una enorme diferencia entre la capacidad nominal de regasificación del sistema y la producción diaria real, así como un reparto porcentual entre el Gas Natural y el Gas Natural Licuado, ahora con mucha menor participación en forma de GNL que cuando se inició este proyecto. Además, esta situación se espera que sea más desfavorable en el futuro ya que, ni la regasificadora de El Musel ni muchas de las infraestructuras gasistas propuestas para nuestro país van a ser necesarias en las próximas décadas en ninguno de los escenarios que han sido estudiados en un informe encargado por la Comisión Europea y recientemente publicado y aún peor si, tal y como indica las previsiones de la OECD/IEA la demanda europea de gas disminuye y por tanto, ni siquiera podría jugar un papel relevante en cuanto a las posibilidades de “reexportación” de gas.

Esta situación es por la que la CNMC ha lanzado una consulta pública para modificar la regulación de las plantas regasificadoras (GNL) en España aprobando un documento de consulta pública en el que propone una nueva regulación de los servicios que se prestan en las plantas de regasificación de Gas Natural Licuado (GNL).

Por todo lo anterior es por lo que Ecoloxistes n’Aición d’Asturies ha pedido, que le sea denegada la Autorización administrativa y aprobación del proyecto de ejecución de una “Terminal de Regasificación de Gas Natural Licuado (GNL) de Gijón, Puerto de El Musel”,  y que se emita una Declaración de Impacto Ambiental Negativa para el proyecto.

También ha pedido que todos los costes, tanto pasados como futuros asociados a la misma, sean a riesgo y ventura de su promotor, sin que, en ningún caso forme parte de la planificación obligatoria y que, por tanto no participe de garantía alguna de los ingresos del sistema, teniendo en cuenta que su puesta en marcha, además de injustificada, supondría incurrir en costes añadidos que incrementarían el “nuevo déficit de tarifa”, el del gas, que debería de ser sufragado por los consumidores y consumidoras, tanto domésticos como industriales o energéticos, lo que agravaría la situación en la que ya nos encontramos.

Con respecto a la posible demolición, se ha de tener en cuenta que su impacto ambiental siempre sería menor que el de otros proyectos, realizados en lugares mucho más sensibles, lo que no ha impedido que se aprobaran resoluciones como la del 22 de noviembre de 2011, de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, por la que se publica el Protocolo general con la Junta de Andalucía, para la recuperación de la playa de El Algarrobico, en el término municipal de Carboneras, Almería y que solicita que “tan pronto sea posible, y al amparo de lo que en su caso resuelvan los órganos judiciales competentes, deben contribuir a la inmediata demolición y la posterior restauración del espacio en el que en la actualidad se sitúa