El Musel .- «El modificado de El Musel se acordó en la reunión de Fomento, sin duda»

 

 

 

Diario El Comercio. Gijón

Entrada a la Audiencia Nacional de los declarantes. / IÑAKI MARTÍNEZ

«No sería extraño que la jueza ampliara los llamamientos», señala el presidente del Ocan, afín a Podemos y que ejerce la acusación particular

 

GIJÓN

9 junio 201701:14

El Observatoriu Ciudadanu Anticorrupción d'Asturies (Ocan), grupo afín a Podemos que ejerce la acusación particular en el 'caso Musel' cree «sin ninguna duda», tras las declaraciones tomadas ayer en la Audiencia Nacional a varios investigados y testigos, que el modificado económico de las obras de ampliación del puerto gijonés fue acordado «de forma irregular» en la reunión celebrada en el Ministerio de Fomento entre altos cargos del citado departamento, de Puertos del Estado, de la Autoridad Portuaria de Gijón y de las empresas adjudicatarias de la obra. Todos los participantes en la referida reunión, a excepción de Fernando Palao Taboada y de Mariano Navas, que lo hicieron como testigos, han prestado ya declaración como investigados, pero José Ángel Gayol, presidente de Ocan, indicó ayer que «no sería extraño que la jueza ampliara los llamamientos, pero tenemos que ser muy prudentes».

Gayol argumenta que, aunque los ejecutivos de las constructoras eludieron en sus declaraciones hablar del modificado, y dieron la versión de que en la citada cumbre solo se habló de dificultades técnicas, «es muy extraño que en una reunión técnica no participaran técnicos», sino altos responsables políticos y empresarios.

El portavoz de la acusación particular que ejerce el Ocan destaca que «si una obra no es rentable lo lógico es renunciar a ella y que la Administración informe de que no hay otra actuación posible más que rescindir el contrato, pero ahora pensamos esclarecido que no fue lo que se hizo, sino que se celebró una reunión en Madrid y que a los pocos días empezaron a aplicarse nuevos precios, antes incluso de que se aprobara el modificado».

En ese contexto, según distintas fuentes consultadas, el abogado del ex director de El Musel José Luis Díaz Rato, Viliulfo Díaz, protagonizó ayer un duro rifirrafe dialéctico con Javier Lázaro, representante de Fomento de Construcciones y Contratas, al intentar el letrado que el declarante ratificara que Díaz Rato se opuso a incrementar los precios.

PUBLICIDAD

También polémica fue la declaración como testigo del vicepresidente de Ferrovial, Joaquín Ayuso, que desmintió al ex presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, Raimundo Abando, al negar que le hubiera hecho comentario alguno sobre que la adjudicación a los competidores de la UTE en la que se integró Ferrovial estuviera decidida de antemano. Dijo no conocer irregularidad alguna.

Otro testigo, el catedrático Miguel Ángel Losada, realizó un inequívoco elogio técnico de la obra realizada en El Musel como destacable a escala mundial, pero aportó pocos datos sobre la gestión económica.