Grimaldi remolcará a Sagunt el ferry incendiado

  • Print

 

 

 

Levante

La derrota elegida, que atraviesa el corredor de cetáceos del Mediterráneo, debe ser aprobada por el Ministerio de Fomento

02.05.2015 | 00:55

J. s/M.A/J.L.Z./B.Palau | valencia/palma La naviera Grimaldi, propietaria del buque Sorrento, ha elegido el puerto de Sagunto para trasladar en los próximos días la embarcación, actualmente amarrada a un remolcador al oeste de la isla de Mallorca tras sufrir un incendio. La naviera, que no ofrece pistas sobre el futuro del barco: una posible reparación o el desguace, tampoco explica las razones de esta decisión que aleja al ferry de la turística Mallorca pasando por zonas de elevado valor ambiental como el corredor de cetáceos del Mediterráneo.

Las organizaciones ecologistas habían pedido su inmediato traslado a un puerto para evitar vertidos de fuel como los del Prestige y más recientemente el del pesquero Oleg Naydonov.

El armador ha comunicado a las autoridades marítimas «su interés en conducir el barco hasta los astilleros de Sagunto» y asegurado que «no hay riesgo de vertido de combustible» en el buque siniestrado, que se incendió el martes a 18 millas al suroeste de Mallorca y permanece ligeramente al norte de la zona donde fue evacuado tras el incendio.

Fuentes de la Capitanía Marítima de Valencia aseguraba ayer no tener constancia de que fuera a producirse el traslado a Sagunto del buque.

Grimaldi apuesta por el Port de Sagunt por sus astilleros, aunque las únicas instalaciones con capacidad para reparar y acondicionar el buque y, probablemente para su desguace, se encuentran en Valencia. En Port de Sagunt existen unos astilleros, Vulkan Shipyard, especializados en yates de gran tamaño, aunque lejos del tonelaje del ferry fletado por Transmediterréna.

No obstante, la terminal del Port de Sagunt está operada por Noatum, que trabaja junto a Grimaldi en la transporte marítimo de los vehículos de Ford Almussafes, y dispone de espacio libre y muelles en los que amarar el buque siniestrado.

Acondicionamiento
Durante el dia de ayer, equipos de salvamento estuvieron inspeccionando el buque, cuyas cubiertas inferiores, por debajo del nivel 4 en el que se produjo el incendio, no han sufrido daños graves.

El buque está «en buen estado» según las últimas inspecciones realizadas por los técnicos del Ministerio de Fomento, que ayer debían dar el visto bueno a los planes de la naviera italiana.

Una vez apagados los últimos focos del incendio, del armador ha contratado una empresa especializada, que ayer esperaba la llegada de herramientas y equipos especiales, para acondicionar provisionalmente las partes afectadas y amarrar la carga.

«El compromiso del armador es realizar todas las operaciones precisas para iniciar el remolque en el plazo más breve posible, así como garantizar que la navegación del barco remolcado se producirá sin ninguna clase de riesgos», según el Ministerio de Fomento.

«El buque de Salvamento Marítimo, Clara Campoamor, actualmente en la zona, supervisará en todo momento cualquier remolque que se efectúe en los próximos días», explicó el ministerio.

El Sorrento, amarrado al remolcador Gianemilio C, «permanece en la zona» donde se produjo el incendio, según el ministerio. «Las ligeras oscilaciones de ambas embarcaciones tienen como único objetivo sostener la tensión del remolque para mantenerlo en las mejores circunstancias de cara al momento en que tenga que comenzar a trasladar al Sorrento», añadieron.