El herido grave en El Musel al caerle una chapa cobrará 390.000 euros de indemnización

 
 Los tres responsables de la empresa en la que el obrero trabajaba llegan a un acuerdo al rebajar el fiscal la pena a año y medio de cárcel
 
La Nueva España
 
05.06.2014 | 01:38

R. GARCÍALa juez del juzgado de lo penal número 3 de Gijón condenó ayer a un año y medio de prisión y al pago de una indemnización de 390.000 euros a los tres responsables de una empresa encargada de suministrar mano de obra a firmas estibadoras de El Musel a los que se procesaba por el grave accidente sufrido por uno de sus trabajadores en febrero de 2012. El abogado de los imputados llegó a un acuerdo con la Fiscalía en virtud del cuál sus clientes reconocían ser autores de los hechos a cambio de una reducción de la condena de seis años de privación de libertad que pedía en un principio el Ministerio Público.

Tras sellar el acuerdo con el que se puso fin al procedimiento penal el letrado que representa a los tres imputados -que además deberán afrontar una multa de 4.320 euros-, solicitó a la titular del juzgado la celebración del juicio sin la presencia de medios de comunicación. La magistrada no admitió esta petición.

Los hechos que ahora se acaban de clarificar tuvieron lugar en la tarde del 14 de febrero de 2014. El empleado demandante se encontraba entonces cargando a un barco chapas metálicas de 16 metros de longitud. Las grapas de uno de los laterales de la pieza se soltaron alcanzando al trabajador, que sufrió numerosas secuelas: "deterioro moderado de las funciones cerebrales superiores, con deterioro cognitivo y pérdida de habilidades mentales y lentitud de ejecución en actividades motoras; pérdida de todas las piezas dentales; reducción de la agudeza visual y auditiva; hernias discales; paresia facial derecha; múltiples cicatrices; pirámide nasal desviada y presencia de un cuerpo extraño (un diente), enclavado en el bronquio inferior derecho".

Los tres ejecutivos que ayer se sentaron en el banquillo de los acusados eran el director gerente de la subcontrata, el jefe de operaciones y el delegado de prevención. El juzgado les obliga a afrontar las costas del procedimiento judicial.