El Musel, la Zalia, el AVE y la Universidad, claves en la nueva estrategia

 

27.05.2014 | 01:51

La Universidad. Se fomentará la colaboración entre la Universidad y la industria en actividades formativas. Se abre la posibilidad de establecer titulaciones propias, adaptadas y especializadas, por lo que se puede avanzar a un sistema de colaboración público-privado para detectar la demanda empresarial y ofrecérsela.

Los transportes. Además de requerir al Gobierno español que se finalicen las obras de la Variante de Pajares y del resto de tramos de Alta Velocidad, se exige terminar los accesos a la zona logística Zalia, que los firmantes consideran el mayor potencial económico de la región junto a la ampliación del puerto de El Musel, pese a las denuncias de Bruselas por los sobrecostes de las obras. También se quiere instalar en la Zalia una estación intermodal de mercancías y se estudiará la creación de una zona franca. Las conexiones aéreas constituyen otra de las prioridades.

A todas estas medidas se suman las distintas propuestas que el Gobierno regional y los agentes sociales ya están desarrollando en materia de innovación, exportación y ayuda a las empresas para implantar una dinámica de colaboración y crecimiento que les permita ganar tamaño para conquistar otros mercados.

La presentación de la "Estrategia industrial para Asturias" se hizo por todo lo alto en la Presidencia del Principado, con una nutrida participación de los vicepresidentes de FADE y de dirigentes de los sindicatos.

La industria aporta en Asturias 3.300 millones de euros al año al producto interior bruto (PIB) regional y genera cerca de 57.000 puestos de trabajo, pese al impacto de la crisis.

Antonio Pino, secretario general de CC OO, se felicitó de que se haya alcanzado y elaborado este plan estratégico seis años después de que su sindicato lo plantease, y en un momento en que la industria "sufre un grave deterioro", por lo que lo hace más necesario. También remarcó que el Foro por la Industria asuma las funciones de observatorio para verificar que se cumplen los objetivos establecidos.

Justo Rodríguez Braga, secretario general de UGT, propuso llevar al Parlamento el pacto consensuado entre el Gobierno y los agentes sociales, para que tenga un respaldo "más allá" de la concertación. Y añadió que las leyendas urbanas sobre la conflictividad laboral en Asturias o la falta de infraestructuras ya no sirven de excusa para no invertir en Asturias.