Puerto de A Coruña y su futuro

Puerto y Puertos mantienen los planes de ingresar por los muelles y revisarán su valor

Reunidos para aprobar el plan de empresa de 2019, pactan que actualizarán la tasación del terreno y se flexibilizarán los tiempos de pago del préstamo en caso de que no se cumplan las cantidades previstas

Rodríguez / A. Carro

A Coruña

24.10.2018 | 03:22

Barcos en el puerto exterior de A Coruña. | la opinión

 

 

 

 

 

Puertos del Estado revisará el valor de los muelles con los que la Autoridad Portuaria tiene que pagar parte del préstamo por el puerto exterior. También la viabilidad de pago de los plazos. En el caso de que el estudio "revelase que las previsiones inicialmente acordadas no resultan suficientes para garantizar la viabilidad financiera de la Autoridad Portuaria", Puertos del Estado se plantearía si mejorar las condiciones del préstamo en cuanto a los tiempos de amortización. Es uno de los acuerdos a los que han llegado la entidad de Fomento y la Autoridad Portuaria, reunidas ayer para aprobar el plan de empresa de 2019 de esta última. Se atiende así a las premuras por la deuda pero no a la demanda de la ciudad por los muelles, al mantenerse, por el momento, la previsión de ingresos por su venta para abonar parte del crédito, a la espera de que de la comisión de seguimiento de los convenios de 2004, en la que está presente también Concello, salga una alternativa. También está pendiente la reunión del alcalde, Xulio Ferreiro, con la nueva presidenta de Puertos, Ornella Chacón.

"Respecto al plan para la venta de Batería y Calvo Sotelo, así como de La Solana y Finisterre", fuentes de Puertos informaron a este diario de que encargarán un estudio sobre "la viabilidad de plazos y valor previsto para las enajenaciones [ventas] pactadas y que venían a constituirse como garantía de pago de parte del citado préstamo". "En el caso de que dicho estudio revelara que las previsiones inicialmente acordadas no resultan suficientes para garantizar la viabilidad financiera de la Autoridad Portuaria, Puertos del Estado analizará qué condiciones de préstamo son modificables a los efectos de adecuar la temporización de la carga sobre las finanzas de la Autoridad Portuaria", añadieron.

El plan de empresa de 2017, además de dar por consumada la venta del Finisterre y La Solana, preveía la progresiva liberación de los muelles de Batería y Calvo Sotelo a lo largo de aquel ejercicio para sacarlos a subasta en 2018. Ninguna de las previsiones se ha cumplido. Primero, con la oposición del Concello, tras la que Núñez Feijóo y el exministro popular de Fomento firmaron un acuerdo a espaldas municipales. Segundo, por el cambio en La Moncloa y la petición unánime de condonación de la deuda. El grueso de los pagos del préstamo de la Autoridad Portuaria con Puertos, de 200 millones, se tiene que comenzar a abonar en 2021. Según lo establecido ayer, la entidad estatal estaría dispuesta a flexibilizarlos pero solo, de momento, desde el punto de vista temporal.

El plan de empresa es uno de los documentos sobre los que se asienta la planificación de las autoridades portuarias y tienen que ser ratificados por Puertos del Estado. Los de los últimos años incluyen la venta de los terrenos portuarios como forma de financiación, tal y como pactaron ambas entidades cuando el Estado concedió un crédito para finalizar las obras de Langosteira. De momento, los planes siguen ahí a la espera de próximos foros. En uno de ellos estarán representadas todas las administraciones: la reunión de la comisión de seguimiento de los convenios de 2004, para revisar estos acuerdos que pactaron la operación inmobiliaria. En estos convenios queda establecido que los terrenos aportarán 200 millones de euros, un tercio de los 600 en los que estimaban el coste de Langosteira.

La Autoridad Portuaria ofreció ayer de nuevo a Puertos del Estado el protocolo que se firmó con la Xunta a espaldas del Concello y demandó que licitase ya la obra del tren al puerto exterior, sin que esta suponga una nueva carga para sus maltrechas arcas. Sobre este asunto, la entidad de Fomento aseguró a este periódico que "mantiene el compromiso de coordinar con Adif y la Autoridad Portuaria la búsqueda de fórmulas que permitan avanzar en la tramitación del proyecto y la búsqueda de financiación para la ejecución de la accesibilidad ferroviaria al muelle exterior".

La entidad estatal condiciona la creación de un nuevo muelle a la evolución de la actividad en Langosteira

La Autoridad Portuaria anunció ayer la construcción de un nuevo muelle de 300 metros en punta Langosteira en 2019 aunque Puertos del Estado matizó que la obra solo se llevará a cabo si "resulta necesario en función de la evolución de la actividad o demanda" del puerto exterior. También se tendrá en cuenta, según fuentes de Puertos, que la ampliación sea "necesaria en base a una adecuada gestión del dominio público".

Los presidentes de Autoridad Portuaria y Puertos acordaron ayer el plan de empresa del organismo coruñés, que cuenta con actuaciones por un total de 35 millones de euros. La mayor cantidad, alrededor de 30 millones de euros, se invertirá en las obras previstas para completar la operatividad del Puerto Exterior. Una de las actuaciones, que ya está contratada, contempla la mejora del calado en el canal de acceso y la ampliación del muelle trasversal, con 350 nuevos metros de línea de atraque que permitirán conformar un cantil continuo de un total de 1.550 metros. La Autoridad Portuaria prevé mejorar el saneamiento y los controles de acceso, construir una dársena para las embarcaciones de los servicios portuarios y hacer cambios en el puerto interior, con la pavimentación del muelle del Centenario y la conclusión de las obras de San Diego.

 

21 de octubre de 2018

La Xunta aplaza su inversión en los muelles ante el bloqueo del convenio con Fomento

Los 20 millones anunciados por Feijóo para adquirir el 51% de la batería y Calvo Sotelo quedan fuera de las cuentas de 2019 por la falta del acuerdo que lo respalde

José Manuel Gutiérrez A Coruña 21.10.2018 | 01:58

Muelles de Batería y Calvo Sotelo, en la parte inferior de la imagen. casteleiro/roller agencia

 

 

 

 

 

El proyecto de presupuestos de la Xunta para el próximo año no cuenta con ninguna partida en la que figuren los 20 millones de euros prometidos por el presidente, Alberto Núñez Feijóo, el pasado 18 de abril para la adquisición del 51% de los muelles de Calvo Sotelo y la Batería. Fuentes del Gobierno autonómico atribuyen esa carencia a que ese compromiso se plasmó por el momento solo en un protocolo entre Xunta, Ministerio de Fomento, Autoridad Portuaria y Puertos del Estado que debe dar paso posteriormente a un convenio en el que se establezcan las obligaciones de cada parte.

A pesar de que en las cuentas autonómicas no figura esa partida, las mismas fuentes advierten de que si finalmente se alcanzase un acuerdo en el que la Xunta se comprometiese a invertir los 20 millones, la administración gallega dispone de la suficiente "holgura presupuestaria" para aportar esa cantidad a lo largo del año.

Cuando hace seis meses se firmó el protocolo, las administraciones central y autonómica estaban dirigidas por el Partido Popular, lo que dejaba vía libre a que ese principio de acuerdo, cuyo objetivo era aliviar la carga financiera que soporta el Puerto por las obras de punta Langosteira, se tradujese en la firma de un convenio.

Nada hacía sospechar entonces que un mes y medio después la moción de censura promovida por Pedro Sánchez apartaría al PP del Ejecutivo central. La llegada de los socialistas a La Moncloa dio un giro radical a esta iniciativa, ya que este partido había criticado la decisión del PP de poner en marcha una operación de compra de los muelles sin tener en cuenta al Concello, al que se invitó posteriormente a adquirir suelo de Batería y Calvo Sotelo, una vez que la Xunta se había garantizado el control de ambas superficies al reservarse el 51% de su propiedad.

No hubo que esperar mucho para advertir el cambio de rumbo. "Hay que establecer diálogo, acuerdos y consensos", declaró el nuevo delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, nada más llegar al cargo, mientras que desde el Concello se aludía una vez más a la necesidad de renegociar los convenios de 2004 que fijan la venta de terrenos portuarios como vía de financiación de la dársena exterior. La visita a Galicia del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, sirvió para que reiterase su postura contraria a la condonación de la deuda de la Autoridad Portuaria -fórmula aplicada con la del consorcio del puerto de Valencia- al estimar que se trata de casos diferentes.

Solo unos días después se anunció que la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, recibirá este mismo mes al alcalde, Xulio Ferreiro, para abordar el futuro de los muelles, y que en breve se reunirá la comisión de seguimiento de los convenios de 2004 con el fin de analizar si esos acuerdos deben mantener su vigencia. A estos cambios de orientación hay que sumar otro también decisivo, ya que el presidente del Puerto, Enrique Losada, expresó a Ornella Chacón su voluntad de buscar una alternativa a la venta de suelo portuario para reducir la deuda generada por punta Langosteira, cuando hasta ahora había negado que existiese otra vía para afrontarla.

El Puerto explora captar ayudas para costear Langosteira mediante un reglamento de la UE

La norma permite subvenciones estatales a las dársenas para categorías como el apoyo regional y la protección del medio ambiente que pueden ayudar a reducir la elevada deuda del ente coruñés

José Manuel Gutiérrez A Coruña 22.10.2018 | 00:39

Buques efectuando operaciones en el muelle del puerto exterior coruñés. la opinión

La protección del medio ambiente o el respaldo a una inversión inicial son algunas de las vías para recibir ayudas estatales a las que podría recurrir la Autoridad Portuaria para reducir la elevada deuda que soporta por la construcción del puerto exterior. Esas subvenciones son autorizadas por la Unión Europea, que las limita para facilitar la libre competencia, para una serie de actuaciones y de acuerdo con un reglamento que fue aprobado en 2017. El presidente del Puerto, Enrique Losada, ya comunicó a la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, que pretende seguir esta línea como alternativa a la venta de los muelles, aunque ninguna de las dos partes dio detalles sobre cómo se planteará la solicitud de las ayudas para que reciba el visto bueno europeo

La alternativa que estudia la Autoridad Portuaria para evitar la venta de los muelles interiores con el fin de costear la construcción del puerto exterior consiste en la recepción de ayudas estatales mediante la fórmula que permite el Reglamento del 15 de febrero de 2017 del Parlamento y el Consejo Europeo, que las autoriza siempre que se cumplan una serie de condiciones. El presidente del Puerto, Enrique Losada, expuso esta fórmula a la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, durante la entrevista que ambos mantuvieron el pasado 10, aunque ninguna de las dos partes proporcionó información sobre cómo prevé articular esta iniciativa para que reciba el visto bueno de las autoridades europeas, que rechazan toda clase de ayudas de los estados que impidan la libre competencia.

El reglamento europeo de 2017 aborda la prestación de servicios portuarios y establece unas normas comunes sobre la transparencia financiera de los puertos. En uno de sus artículos, señala que la Comisión Europea debe determinar "en consulta con todos los interesados, qué inversiones públicas en infraestructuras portuarias están incluidas en el ámbito de aplicación del reglamento" con el fin de decidir cuáles no son subvencionables por los estados.

Para ello, según el reglamento, debe tenerse en cuenta "la naturaleza no económica de determinadas infraestructuras, incluidas las de acceso y defensa". La normativa detalla las categorías de ayudas estatales que pueden recibir los puertos y sitúa entre ellas la de finalidad regional, las destinadas a las pymes para la inversión y acceso a la financiación, la protección del medio ambiente, la investigación, la formación, la contratación y empleo de trabajadores desfavorecidos o con discapacidad, la reparación de los perjuicios causados por determinados desastres naturales, para el transporte de residentes en regiones alejadas, infraestructuras de banda ancha, cultura y conservación del patrimonio, infraestructuras deportivas y recreativas multifuncionales y, finalmente, infraestructuras locales.

La falta de información sobre cuál de estas categorías podría servir de marco a la Autoridad Portuaria para intentar aliviar la cuantiosa deuda que soporta por la construcción del puerto exterior, situada en torno a los 300 millones de euros. La justificación aportada en su día para la creación de una nueva dársena en punta Langosteira, la eliminación del riesgo ambiental que suponen las instalaciones portuarias de Repsol y las descargas de graneles sólidos, podría servir al Puerto para optar a incluir las ayudas que solicite en la categoría de protección del medio ambiente.

El reglamento de la Unión Europea incluye en este apartados las medidas para subsanar, reducir o prevenir daños ambientales y para impulsar un uso más eficiente de los recursos naturales, así como fomentar el ahorro energético y el uso de fuentes de energía renovables. La normativa establece que la ayuda máxima que se podrá recibir en esta categoría es de 15 millones de euros por cada proyecto de inversión, lo que limitaría las posibilidades del Puerto de reducir su deuda.

Las ayudas regionales a la inversión ofrecen mayores posibilidades en este sentido, ya que la cuantía máxima fijada es de 100 millones, aunque la Autoridad Portuaria debería justificar que con ellas se apoya una inversión inicial o el lanzamiento de una nueva actividad económica

Puertos del Estado y Concello se reunirán en breve para abordar la vigencia de los convenios de 2004

22.10.2018 | 00:39

El futuro de los terrenos portuarios con cuya venta se prevé financiar la construcción del puerto exterior será el eje de la reunión que mantendrán en los próximos días el alcalde, Xulio Ferreiro, y la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón. El regidor expondrá el rechazo del Gobierno local a mantener la vigencia de los convenios firmados en 2004 entre el Concello, la Xunta, el Ministerio de Fomento y Adif, ya que considera que la situación ha variado de forma sustancial y ni siquiera está garantizado que con la venta de los muelles se resolvería el problema financiero del Puerto.

El encuentro entre Ferreiro y Chacón se producirá como paso previo a la convocatoria de la comisión de seguimiento de esos convenios, que el delegado del Gobierno, Javier Losada, dijo que no se había reunido en catorce años, pero que lo hizo al menos en cuatro ocasiones hasta 2008.