puerto de valencia.-Maersk, Dubai, MSC… El puerto de Valencia busca un salvavidas para 220 M de inversión

La Autoridad Portuaria de Valencia revisa fórmulas de licitación que le permitan atraer operadores para su megampliación tras descartarse la china Cosco con la compra de Noatum

Hasta ahora, el plan de la entidad que preside Aurelio Martínez era licitar la nueva terminal de concesión para que el operador finalizase la infraestructura, con coste adicional de más de 310 millones que se sumarían a los cerca de 220 ya invertidos. La fórmula tradicional ha sido firmar concesiones a 35 años en las que el gestor se encargaba de realizar las inversiones para colmatar con tierra las láminas de agua y acondicionar el terreno con las grúas y sistemas de carga y descarga automatizada de barcos. A cambio, explotaba el tráfico de mercancías y amortizaba las inversiones a largo plazo. Es el modelo empleado en las terminales actuales, en manos de NoatumAPM (Maersk) y Mediterranean Shipping Company (MSC).

 

 

El puerto de Valencia, con los diques de abrigo de la ampliación construidos pero sin colmatar.

VÍCTOR ROMERO. VALENCIA

TAGS

TIEMPO DE LECTURA6 min

25.02.2018 – 05:00 H.

La entrada a lo grande de la naviera china Cosco Shiping en el sector portuario español fue recibida con alborozo por los responsables de la Autoridad Portuaria de Valencia. En plena batalla global por el tráfico intercontinental de mercancías por vía marítima, la adquisición por parte del gigante asiático de la división de terminales de Noatum ha sido interpretada como un compromiso para reforzar Valencia como puerta de entrada a Europa desde el Mediterráneo.

Con la operación de compra a JP Morgan, Cosco controla uno de los tres grandes muelles del enclave valenciano, líder en tráfico de contenedores y en import-export en España. Pero al mismo tiempo se ha autodescartado de la lista de posibles aspirantes para impulsar la ambiciosa y costosa ampliación en la que trabaja la APV desde hace una década y en la que ha invertido ya más de 200 millones de euros.

El puerto de Valencia ha destinado ingentes recursos a delimitar mediante diques de abrigo las láminas de agua sobre las que se extenderá una nueva terminal capaz de duplicar la capacidad de operar tránsito marítimo. La previsión es que la nueva ensenada permita elevar a 13 millones de contenedores al año la carga y descarga. Esto no solo asentaría la supremacía de este puerto en España, también lo convertiría en uno de los más importantes del sur de Europa.

Dubai Ports World y la asiática PSA Terminals son las bazas en la racámara si MSC o Maersk se desmarcan de la millonaria ampliación

En 2008 licitó la primera fase de la ampliación por 240 millones de euros. Una UTE compuesta por Dragados, Sacyr, Cyes, Sedesa y Somague Engenharia se adjudicó el contrato con una rebaja del precio del 10%. Los diques de abrigo se han financiado con préstamos del Banco Europeo de Inversiones con cargo al balance de la Autoridad Portuaria de Valencia. Ya están ejecutados, con el impacto que ello ha tenido sobre las corrientes marinas y las playas del sur de Valencia, especialmente las del paraje natural de El Saler.

Hasta ahora, el plan de la entidad que preside Aurelio Martínez era licitar la nueva terminal de concesión para que el operador finalizase la infraestructura, con coste adicional de más de 310 millones que se sumarían a los cerca de 220 ya invertidos. La fórmula tradicional ha sido firmar concesiones a 35 años en las que el gestor se encargaba de realizar las inversiones para colmatar con tierra las láminas de agua y acondicionar el terreno con las grúas y sistemas de carga y descarga automatizada de barcos. A cambio, explotaba el tráfico de mercancías y amortizaba las inversiones a largo plazo. Es el modelo empleado en las terminales actuales, en manos de NoatumAPM (Maersk) y Mediterranean Shipping Company (MSC).

New layer...