Comillas Puerto.-El buque insignia de la flota comillana accede al puerto tras años sin poder hacerlo por la falta de calado

 

 

 

El buque insignia de la flota comillana accede al puerto tras años sin poder hacerlo por la falta de calado

El dragado de la dársena que el consejero de Obras Públicas inauguró la pasada semana ha marcado un antes y un después en la operatividad del muelle

El buque insignia de la flota comillana accede al puerto de Comillas. / DM

LUCÍA ALCOLEA Diario Montañés

ComillasViernes,

5 marzo 2021, 19:39

1

«Ha entrado en el puerto de Comillas el barco más grande que tenemos y es un hecho histórico, porque hasta ahora no podía acceder dada la falta de calado», explica contento y orgulloso el presidente de la Cofradía de Pescadores de Comillas, Luis Moro. El «buque insignia de la flota comillana tiene un calado de tres metros y pertenece a los hermanos Lamadrid». Antes de que la Consejería de Obras Públicas realizase las obras de dragado de la dársena, una demanda histórica, la embarcación no podía acceder al interior del muelle porque se quedaba varada. Ahora sí y la buena nueva es motivo de celebración. «Estamos muy contentos», expresa Moro. El buque, con el que estos días salen a por caballa, tiene 31 metros de eslora y un tonelaje de 70 GT.

Cien por cien operativo

Los trabajos de dragado de la dársena efectuados por la Consejería han marcado un antes y un después en el puerto comillano, que ya es . Las obras, no exentas de dificultad, han consistido en aumentar dos metros el calado del muelle, evitando así que los barcos se quedasen varados en determinadas condiciones de marea. Para poder ejecutar el dragado, tuvieron que vaciar la dársena de agua, colocar un dique impermeable y reforzar los muelles. A esta actuación se ha unido recientemente el dragado de la antedársena que ha ejecutado la Consejería, y que forma parte del plan de dragados de los puertos regionales que el Gobierno de Cantabria ejecuta cada año. La intervención pone punto y final, al menos de momento, a los trabajos que se han venido efectuando en el puerto comillano desde hace diez años.