La Eurocámara pide que las cámaras en los buques pesqueros sean voluntarias

 

 

 

 

El nuevo reglamento de control pesquero apuesta por la geolocalización obligatoria y diarios de a bordo electrónicos

La comisión de Pesca del Parlamento Europeo aboga por que la instalación de cámaras a bordo de buques pesqueros para controlar la obligación de desembarque sea voluntaria y sólo tenga carácter obligatorio para aquellos barcos que hayan cometido al menos dos infracciones graves.

El informe de la eurodiputada del PSOE, Clara Aguilera, sobre las normas de control pesquero de la UE para los próximos quince años ha sido aprobado 23 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones. Ahora debe ser confirmado en sesión plenaria, para abrir paso después a las negociaciones con los Estados miembros.

En un comunicado, Aguilera ha celebrado la aprobación del informe y ha defendido que el objetivo principal del reglamento es "alcanzar un régimen de control simple, transparente, eficaz y armonizado" de control pesquero en la UE.

Así, el documento que ha salido de la comisión parlamentaria apuesta por que "un porcentaje mínimo de buques pesqueros que capturen especies sujetas a la obligación de desembarque podrá estar equipado, de forma voluntaria, con sistemas de televisión de circuito cerrado (CCTV) de grabación continua que incorporen dispositivos de almacenamiento de datos".

Después, añade que los buques que deseen equiparse con esta tecnología "a título voluntario" lo harán "a condición de que la autoridad competente conceda un incentivo, como un aumento de las cuotas de captura o la libre elección del método para realizar una actividad pesquera".

El informe recoge una excepción según la cual la instalación de cámaras a bordo sea obligatoria en casos en los que se hayan cometido "dos o más infracciones graves", pero incluso en estas circunstancias se tratará de una sanción "accesoria" y "temporal".

Otros de los elementos importantes del nuevo reglamento es que obliga a todas las embarcaciones a instalar dispositivos de geolocalización, pero los operadores podrán utilizar ayudas del Fondo Europeo Marítimo de Pesca (FEMP) para equipar esta tecnología.

También será obligatoria la utilización de diarios de a bordo electrónicos, pero los barcos de menos de 12 metros podrán enviar los datos al final de cada día de actividad, y no después de cada operación pesquera, ha informado la Eurocámara en un comunicado.

Aguilera ha remarcado sobre este punto que las reglas contemplan un "mayor régimen de tolerancia" del 10%, que se eleva hasta el 20% en pesquerías mixtas y de pequeños pelágicos y hasta el 25% en el caso de los túnidos.

Las nuevas normas también amplían las competencias de la Agencia Europea de Control de la Pesca, que tiene su sede en Vigo, y crean un registro europeo para que los Estados miembros publiquen información sobre controles, sanciones y aparejos perdidos.

De la misma forma, los eurodiputados han modificado las normas de trazabilidad de productos en la cadena alimentaria, un "elemento clave" de la reforma en opinión de la eurodiputada del PSOE, porque garantiza la obligación de "informar sobre cuándo, dónde y qué especie se vende", sin importar si son productos "frescos, procesados o congelados".

Por último, la pesca recreativa pasará a formar parte del sistema de control pesquero de la UE a través de un sistema de registro o licencias, la declaración de capturas con una aplicación gratuita, sanciones y geolocalización para buques fletados y pesca de turismo.