Los Veintisiete lograron este jueves, tras casi 24 horas ininterrumpidas de negociaciones, cerrar un acuerdo sobre el reparto anual de los Totales Admisibles de Capturas (TACs) y cuotas pesqueras del Atlántico y el Mar del Norte y el plan para el Mediterráneo, que en buena medida enquistó un acuerdo antes al ser la primera vez que hacía acto de presencia en esta tradicional negociación anual. Tal y como adelantó FARO, la UE ha decidido prorrogar las cuotas afectadas por la salida de Reino Unido durante el primer trimestre del año, posibilitando pescar un 25% de lo acordado para 2020.

En algunas de las especies, como la caballa, la bacaladilla y el jurel, se aumentará hasta entorno al 65% del TAC durante esos tres meses. "La decisión es una buena base de partida", ha indicado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, según EFE.

El acuerdo, al que según la presidenta de turno, la alemana Julia Klöckner, se llegó después de "largas y difíciles negociaciones", incluye finalmente una reducción de la merluza y el lenguado de aguas ibéricas (VIIIc y IXa), aunque menores a las planteadas en un principio: en el primer caso el descensó pasó de casi un 13% a un 5%, mientras que el segundo pasó de un 41% a un 20%.

De igual forma los ministros de Pesca de la UE han acordado reducciones para la cigala de la zona IXa (aguas de Portugal y Cádiz, con un -3,1%) y para el lenguado y abadejo de aguas al oeste de Francia (zona Vabde), con un -20% y -7% respectivamente.

En el caso del Mediterráneo (occidental), la UE ha adoptado una rebaja de los días de actividad del 7,5% para la flota de arrastre.

"Las negociaciones han sido largas y complicadas pero puedo calificar el acuerdo alcanzado como un buen acuerdo sobre las posibilidades de pesca para la flota española en el año 2021", ha asegurado en una rueda de prensa Planas, según recoge Europa Press. La conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha realizado una primera impresión a través de su cuenta oficial de Twitter:

Más tarde Quintana ha valorado el acuerdo de una forma totalmente opuesta a la del ministro. "Galicia hace una valoración totalmente negativa", ha indicado la conselleira, que cree que "tras tantas horas de negociación los resultados son extremadamente pequeños" y que "hubo poca sensibilidad o muy poca por parte de la Comisión Europea hacia un sector que durante la pandemia fue declarado sector de actividad esencial, que estuvo trabajando todos los días para ponernos alimentos de calidad en la mesa de los consumidores comunitarios".

"Galicia hace una valoración totalmente negativa"

Rosa Quintana - Conselleira do Mar

"Al final todo el esfuerzo que llevan haciendo todos estos años para conseguir lograr que la mayoría de los stocks estén ya en rendimiento máximo sostenible tuvo poca compensación", ha apuntado.

Quintana informó también que existe la posibilidad de evaluar en mayo una reapertura de la pesquería de cigala en la zona VIIIc. "La situación es compleja y entiendo que el Ministerio no puede estar satisfecho con estos resultados; aportamos datos y argumentos y al final no se vieron reflejados en las posibilidades de pesca que hay", ha zanjado.

Este año las negociaciones contaban con la dificultad añadida de que Bruselas y Londres todavía no han sido capaces de sellar un pacto sobre su relación a partir del 1 de enero, lo que dejaba en el aire el reparto de 119 poblaciones de gestión compartida.