La compañía MSC encarga a los astilleros STX de Francia dos barcos de crucero

 

 
 

La compañía italo-suiza MSC formalizó hoy el encargo de dos barcos de crucero a los astilleros STX de Saint Nazaire, un contrato de más de 1.400 millones de euros que permitirá mantener unos 2.000 empleos durante cinco años en ese puerto de la costa atlántica francesa.

Los barcos, de 315 metros de largo y 43 de ancho, están previstos para 5.700 pasajeros y 7.250 personas si se incluyen los miembros de la tripulación y de los servicios de hostelería, explicaron en un comunicado los ministros franceses de Finanzas, Pierre Moscovici, y del Comercio Exterior, Nicole Bricq.

El primero de ellos debería ser entregado a MSC en el primer semestre de 2017 y el segundo dos años más tarde.

Moscovici y Bricq, que participaron en el acto de firma de la carta de intenciones en París, insistieron en que el contrato, que abre la puerta a la construcción de otros dos navíos en opciones, consolida la cartera de pedidos de STX Francia.

Se trata de 16 millones de horas de carga de trabajo que constituyen "una recompensa a la competitividad", destacó el titular de Finanzas, que indicó que el Estado francés, que tiene un tercio del capital de los astilleros STX de Saint Nazaire, "es garante" de su futuro.

Moscovici señaló que siguen "la evolución de la empresa" al ser preguntado por la voluntad del accionista surcoreano de ceder su parte en el negocio en Francia, y comentó que más allá de cualquier posible cambio de la estructura, este pedido de MSC "garantiza la continuidad".

En enero, esos astilleros habían logrado un contrato de 270 millones de euros para la construcción de un barco "ecológico" para la compañía francesa Brittany Ferries, que cubre diversas rutas entre Francia y las islas británicas.

En paralelo, el consejo de vigilancia de la Sociedad Nacional Córcega Mediterráneo (SNCM) ha dado su visto bueno para lanzar un pedido a STX Francia de cuatro ferris.

Los astilleros franceses también tienen esperanzas en que el estadounidense Royal Caribbean Cruises se decanten por ellos para construir un nuevo crucero de la familia Oasis, después de haber fabricado el primer ejemplar por 1.000 millones de euros.