Sale el contrato marítimo con dos lotes: uno con Málaga y otro con Almería y Motril

 

 

 

El presupuesto de licitación es de 11,4 millones, siendo el de Málaga de 3,9 millones y el de Almería y Motril de 7,5 millones de euros

 

 

Sale a licitación el contrato marítimo de las líneas entre Melilla y la península. Por primera vez en la historia de estas conexiones Motril forma parte de las líneas de interés público y, por lo tanto, se recoge un presupuesto para garantizar esta ruta y se opere por parte de las navieras bajo el marco del contrato público. De hecho, la licitación incluye un detalle llamativo y es que separa las conexiones en dos lotes diferentes, aunque sean tres las ciudades, algo que hasta ahora no se había producido, puesto que se adjudicaban Málaga y Almería a la vez.

En este sentido, hay un lote para la línea con Málaga con un presupuesto de licitación de 3.943.000 euros. Y luego hay otro que incluye a Almería y a Motril con un coste de 7.533.000 euros. En total, Marina Mercante cuenta con un presupuesto total de 11.476.000 euros, según la publicación del pliego de condiciones en la Plataforma de Contratación del Estado del pasado 31 de diciembre.





 

 

La licitación

 
 

 

El contrato tiene una duración de doce meses, que va desde el 1 de abril al 31 de marzo de 2022. El proceso de licitación es abierto y urgente. La justificación es “asegurar la continuidad del servicio de navegación de interés público”. El plazo de presentación de oferta estará abierto hasta 1 de febrero.

Las navieras interesadas en este contrato deberán presentar tres sobres, uno con la documentación administrativa, otro con la oferta económica y un último con un documentación adicional.

En cuanto a los criterios de adjudicación, hay 50 puntos por la oferta económica; 20 puntos por el impacto ambiental; otros tantos por las tarifas máximas fijadas; y 10 puntos más por la calidad del servicio.

Las pérdidas

Si no se contara con el contrato marítimo, la línea de Málaga tendría unas pérdidas solo de abril a noviembre de este año de 2.629.000 euros y de diciembre a marzo de 2022 de 1.314.000 euros. Esto implica que son 3.943.000 euros las pérdidas solo en esta ruta.

Y en cuanto a las líneas con Motril y Almería, ya que el pliego de condiciones del contrato marítimo une las dos rutas, es de 5.022.000 euros solo entre abril y noviembre de este año y de 2.511.000 desde diciembre a marzo de 2022. Esto arroja unas pérdidas de 7.533.000 euros.

Si se suman estos datos de pérdidas analizadas por la Administración central se arroja 11.476.000 euros que es el presupuesto de Marina Mercante para este contrato.

 

Los barcos, hasta 25 años

 

En cada lote debe haber, como mínimo, un buque de pasaje de transbordo rodado (buque ROPAX) con la capacidad mínima de 450 plazas para pasajeros de las cuales 200 lo serán en camas distribuidas en camarotes,y 300 vehículos (de hasta 4,5 metros de largo por 2 de ancho y de alto).

Además, cada buque tendrá capacidad para transportar 4 vehículos militares aislados, sin llegar a formar unidad, de al menos 50 toneladas de peso cada uno. Para ello, los espacios de carga rodada de cada buque deberán tener una resistencia mínima de 10 toneladas por eje, una altura libre mínima de 3,5 metros, una longitud de 8,5 metros y una anchura de 4.

Los barcos no podrán superar los 15 años de edad. No obstante, podrán admitirse buques de hasta 25 años de edad, siempre y cuando el licitador acredite que éstos se encuentren en la actualidad empleados en los mismos tráficos, en ésta u otras áreas marítimas, prestando servicios de línea análogos y de la misma intensidad que los del presente contrato.

Los buques deberá prestar el mismo a una velocidad que le permita cumplir con los horarios de la prescripción técnica sin que haya establecida una específica. Para ello, se tendrán en cuenta los tiempos de navegación,de maniobras de entrada y salida,así como el tiempo estimado para llevar a cabo las operaciones de embarque y desembarque.

Los niveles de calidad que se exigen son los siguientes: deberá contar con servicio médico a cargo de un facultativo colegiado; también con un servicio de seguridad privada, así como de cámaras de televisión en los lugares comunes que eviten actos de gamberrismo; y contar con un espacio diferenciado para el uso como espacio de mascotas. Además, la empresa adjudicataria deberá contar con la certificación ‘Global Safe Site Covid-19’ o similar.

 

Horarios y zonas de ocio

 

Otra cuestión que se recoge en el pliego es que los buques que hagan estas rutas contarán con espacios suficientes de acomodación para albergar al número máximo de pasajeros admisible a bordo. En cuanto a la zona de camarotes debe estar situada en cubiertas o zonas independientes de las salas de butacas, debiendo el buque tener una distribución interior que no obligue a pasar por las zonas de butacas para poder acceder a la zona de camarotes.

Contará como mínimo con un autoservicio-cafetería, que estará en disposición de dar comidas y bebidas. El buque que realice navegación nocturna, deberá tener abierto el autoservicio-cafetería al menos durante 2 horas desde la salida del buque a la mar y al menos una hora antes de la llegada. En navegaciones diurnas, el servicio de cafetería prestará servicios durante toda la duración del viaje. En el resto del horario de las navegaciones nocturnas en que el servicio de cafetería esté cerrado, será sustituido mediante máquinas expendedoras de bebidas y alimentos.

El pliego de condiciones exige que debe existir al menos una sala o lugar de ocio para el pasaje, protegido de la intemperie y con capacidad para el 20% de las plazas del buque y distinto de la cafetería.

Las salas de butacas estarán situadas en cubiertas protegidas de la intemperie. Próximo a las mismas, habrá aseos suficientes para hombres, mujeres y bebés. Cada sala de butacas deberá estar dotada con sistemas de aire acondicionado y calefacción. También se contará con un servicio de consigna de equipajes en viajes nocturnos o con espacios adecuados para colocar los mismos en los viajes diurnos.

Se permitirá que los pasajeros consuman sus propios alimentos en las salas de comedor o en otras especialmente habilitadas para ello y se prohibirá hacerlo en el resto de espacios del buque.

 Acceso para todos

 

Los garajes deberán contar con ascensores o elevadores que permitan acceder directamente a las salas de butacas y camarotes. Asimismo, las escaleras que unen dichos lugares serán lo suficientemente anchas para permitir el paso de los pasajeros y de sus equipajes.

Deberá contar con el suficiente personal de limpieza para mantener el buque en perfecto estado durante el viaje. Durante la navegación el mayordomo o por quién corresponda se vigilará la limpieza de los aseos y salas comunes, y ordenará su limpieza cuando corresponda.

Asimismo, la empresa adjudicataria deberá satisfacer las necesidades de transporte de personal militar del Ministerio de Defensa y aceptará para ello el “pasaporte militar” y la “tarjeta militar” para viajes por cuenta propia, así como el procedimiento de pago asociado a dicha documentación.

Por último, el pliego destaca que se dispondrá en su garaje una zona bien ventilada y acondicionada para el transporte de ambulancias y UVI móviles con sus pasajeros y asistentes en su interior.