Barco ruso en aprietos

 

 

 

El Puerto de Motril recibe un barco ruso en quiebra, sin dinero para combustible

 https://www.ideal.es/granada/costa/puerto-motril-recibe-20180920005033-ntvo.html

El Zapolyarye llegó ayer al puerto de Motril remolcado porque no puede navegar por sí mismo. / JAVIER MARTÍN

Cruz Roja y el sindicato de los marinos entrarán al buque para asistir a la tripulación, que lleva más de dos meses atrapada en el mar en Ceuta

 

 

 

LAURA UBAGOGranada

 

Jueves, 20 septiembre 2018, 08:46 

El Puerto de Motril recibió ayer por la tarde un barco ruso que está en concurso de acreedores y que sólo tiene seis toneladas de combustible, insuficiente para poder navegar. Por eso, el buque entró a la dársena motrileña arrastrado por unos remolcadores.

El barco viene de Ceuta, donde ha estado fondeado más de dos meses, ya que en su puerto no cabía por calado.

La potente naviera de este carguero, de nombre Zapolyarye, no tiene liquidez y no puede ni pagar el combustible para llevar la sal que transporta a Siberia. Sólo la carga está valorada en unos 500.000 euros y un barco de estas características puede llegar a costar hasta 11 millones de euros. Llenar un buque de esta envergadura de gasoil puede costar unos 200.000 euros y nadie quiere adelantar el combustible a una naviera con esa situación económica crítica. Y a la tripulación le ha pillado la escasez con el viaje ya iniciado.

La llegada de este barco al puerto de Motril ha sido una «arribada forzosa», indicada por la Marina Mercante. El buque podría quedarse en el dique motrileño entre 6 y 12 meses, hasta que la naviera se recuperase económicamente y pudiese hacer frente al gasoil para que continuase su camino con la mercancía que lleva. La dársena motrileña sí tiene capacidad para acoger a este tipo de barcos de gran tamaño y también estancias largas con buenas condiciones de abrigo.

 

 

Llega a Motril un barco ruso en concurso de acreedores sin combustible suficiente para navegar por sí mismo. / JAVIER MARTÍN

Tras el atraque, la tripulación, que está atrapada en el buque, recibió asistencia de Cruz Roja y del sindicato de marinos ITF (Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte). Según informaban los medios de Ceuta, el personal del barco tenía ya pocos recursos e incluso les escaseaba el agua. Según los testimonios recabados ayer en Motril, son unos veinte.

En el desembarco también intervino la Policía Nacional para ver quiénes tienen visados, si fuera necesario. Ahí la tripulación, que al parecer no cobra, tendrá que valorar su situación y ver si podrían abandonar el barco sin consecuencias laborales negativas para ellos.

Según recoge el Faro de Ceuta la tripulación está desesperada y querría bajar a tierra para comprar sus billetes y volver a Rusia con sus familias. Asearse o contactar con los suyos está siendo una tarea difícil en un barco sin gasoil. Este carguero de nacionalidad rusa, cuyo puerto base está ubicado en Murmansk, lleva operando desde 2008, año de su construcción. Tiene una medida superior a los 180 metros de eslora y un peso muerto de casi 24 mil toneladas, y actualmente su plataforma superior está vacía.