Historias de la marina menguante AEMC)

 

 

 

http://www.lavanguardia.com/economia/20171007/431832584948/piolin-motin-moby-dada-carmen-polo-franco.html

Piolín, un motín a bordo, Moby y la esposa de Franco

  • Distintas historias encadenadas nos llevan desde Carmen Polo al Moby Dada que alberga a un gran contingente de policías en el Puerto de Barcelona

 

El Moby Dada, más conocido como Piolín en el Puerto de Barcelona (Albert Gea / Reuters)

 

JAVIER ORTEGA FIGUEIRAL, Barcelona

07/10/2017 00:03 | Actualizado a 07/10/2017 07:34

”Miralo, ‘el Piolín’ está ahí”, le comenta un pasajero a su compañero de butaca. El primero está sentado junto a una ventana en el lado derecho del Airbus y su acompañante pasa su cuerpo por delante para corroborar “si, ahí está el pájaro” le corrobora en el puente aéreo de las nueve y media del miércoles.

Estos últimos días, muchos pasajeros de los aviones que aterrizan en el aeropuerto de Barcelona se fijan más en los barcos del puerto. La panorámica que ofrece la aproximación a la pista 25R de El Prat permite ver la ciudad en todo su esplendor, la montaña de Montjuic y todos los muelles sin excepción, incluidos los más apartados y menos accesibles el de la energía, el de Lepanto o la Darsena Interior, donde está amarrado el Moby Dada uno de los 15 ferrys de la naviera italiana Moby Lines. Con 166 metros de eslora, el Dada tiene su casco pintado con vistosos colores y varios de los personajes de Looney Tunes, una histórica serie de dibujos animados cuyo título traducido al castellano vendría a ser “canciones lunáticas o chifladas”.

El Moby Dada navegando este verano en servicios regulares Francia-Cerdeña (Navi e Armatori)

En el lado de babor, el Coyote y el Pato Lucas flanquean a un Piolín sonriente, mientras desde las alturas el gato Silvestre, eterno enemigo de Piolín lo observa todo. En estribor, al lado que da al muelle las cabezas del gato Silvestre, el Demonio de Tasmania y de nuevo Piolín, esta vez con cara indignada destacan sobre el casco y el coyote ocupa esta vez buena parte de la alta chimenea del barco que está sirviendo de lugar de pernocta y descanso a varios centenares de miembros del Cuerpo Nacional de Policía enviados a Catalunya por el Ministerio del Interior en coincidencia con la convocatoria del referéndum del primero de octubre. El contraste entre la misión del barco y vistosa decoración han sido durante días motivo de bromas, fotomontajes y mensajes cargados de ironía, sobre todo en redes sociales. ¿Y qué es lo que hace un enorme Piolín pintado en un barco lleno de policías? Vayamos atrás en el tiempo, aunque no muy lejos en la distancia de su lugar de atraque.

 

El letrero de Piolín en el despacho de los senadores de ERC (Quico Sallés)

A finales de diciembre de 1990 un ferry español, el JJ Sister, de la compañía Trasmediterránea, realizó una extraña maniobra en la bocana sur de Barcelona, que por entonces era aun la única vía de entrada y salida al puerto. En lugar de entrar y amarrar en un muelle quedó fondeado frente a la antigua desembocadura del Llobregat. Su capitán, Salvador Ventura prefirió no entrar al puerto para evitar que la prensa, sindicatos y algunos familiares de los marineros asignados al buque se acercasen a este, procedente de Cádiz, donde pocos días antes la tripulación se amotinó y retrasó la salida del barco, pues había sido fletado por el Ministerio de Defensa en apoyo al ejército francés para trasladar desde Toulon hasta el puerto de Yanbú, en Arabia Saudí a 700 militares y numeroso material para participar en la Guerra del Golfo: la lucha de una coalición de 34 países contra Irak tras la invasión de Kuwait por parte de tropas de Saddam Hussein.

 

El JJ Sister en sus días finales (Selim San)

 

Los tripulantes se negaron a ir a la zona y la naviera tuvo que negociar las condiciones para que accedieran a ir: solo viajarían aquellos que fueran de modo voluntario y a estos se les pagó un generoso extra en sus nóminas. Aquellos que no quisieron seguir fueron relevados en Barcelona camino de Toulon y en lugar de bajar a tierra por la rampa de vehículos o con una pasarela, uno de los remolcadores se encargó de realizar el intercambio de tripulantes y llevar algunas provisiones y piezas necesarias para seguir viaje a Francia a las órdenes del capitán Ventura, el mismo que en noviembre de 1974 acompañó a Carmen Polo de Franco, la esposa del dictador, en la ceremonia de bautismo del JJ Sister en el puerto de Valencia, pues ella fue designada madrina del barco más moderno construido hasta entonces en España y él, su primer capitán.

El JJ Sister, en una imagen promocional de Trasmediterranea en los 70 (Trasmediterranea)

 

Como uno de los mejores barcos de la marina mercante española, el ferry se dedicó a realizar una de las líneas más largas: Barcelona-Canarias, ruta que luego se recortó hasta tener su cabecera peninsular en Cádiz, además de dar servicio también a los enlaces entre península y Canarias. Además, entre las cosas mÁs peculiares que realizó fue participar en Aventura 92, una iniciativa de Miguel de la Cuadra Salcedo con apoyo de varias cajas de ahorro y bancos para conmemorar el 500 aniversario del descubrimiento de América, realizando una serie de viajes entre España y América con estudiantes de todos los países iberoamericanos, llegando a cruzar 12 veces el atlántico.

El ferry siguió navegando en España hasta 1993 y Trasmediterranea lo alquiló a dos navieras diferentes. Ninguna de estas tuvo éxito comercial y finalmente en 1997 fue vendido por 800 millones de pesetas, unos 4,8 millones de euros, a la naviera italiana Moby, que cambió su nombre a Moby Magic y además del nombre de su nueva operadora pintó sobre su casco una enorme ballena azul, la mascota de la casa que distinguía a los barcos de esta compañía de sus competidores incluso a millas de distancia. El barco unió los puertos de Livorno y Génova con los de Bastia en Córcega y Olbia en Cerdeña. En este último puerto, un 11-S, el de 2003 el barco tuvo una vía de agua al tocar fondo y estuvo a punto de hundirse: el antiguo JJ Sister, ahora Moby Magic y la enorme ballena pintada en su costado quedaron medio varados en Olbia durante bastante tiempo y a pesar de su reparación, el barco no navegó mucho mas y fue desguazado en Turquía. El ferry gemelo del Sister, bautizado por Trasmediterranea como Manuel Soto, también pasó a Moby y tuvo una vida más larga en la compañía italiana.

El gemelo del JJ Sister, Manuel Soto pintado con los personajes de Looney Tunes en su nueva etapa italiana (Archivo)

A pesar de lo aparatoso del accidente del Magic, para Moby no fue un gran trastorno la pérdida del barco. El propietario de la compañía Vincenzo Onorato, de la cuarta generación de armadores estaba ya contratando y encargando nuevos buques para su flota y atendiendo una petición de su hijo, estos empezaron a ser pintados con vistosos dibujos de diferentes creadores. Sus trabajos se proyectaban sobre el casco y los pintores seguían sus formas. Fue un modo muy original de decorar algunos de los barcos de la flota de la marina mercante italiana, aunque uno de los grandes éxitos promocionales de los Onorato fue cuando contactaron con Warner Bros. Entertainment proponiéndoles que los archiconocidos Bugs Bunny, Porky el cerdo, el correcaminos, el Pato Lucas o Piolín fuesen las mascotas de la casa, tanto puntados en el exterior como tematizando algunos espacios interiores de los ferrys. La idea fue todo un éxito y desde entonces los 15 barcos de esta compañía no pasan desapercibidos en los puertos donde opera.

La incorporación más reciente a la flota de Moby ha sido precisamente el Dada, uno de los tres ferrys que están haciendo las veces de hoteles flotantes para la Policía en los puertos de Barcelona y Tarragona. Los otros dos son también italianos, de Grandi Navi Veloci, con enormes letras de GNV pintadas en los costados, aunque su aspecto no es tan impactante como la imagen de los dibujos animados gigantes del barco de Moby, un buque de 166 metros que entró en servicio en 1981 con capacidad para 1.638 pasajeros y casi 500 vehículos en su bodega. Su diseño cuadrado y alto es muy característico de los buques de linea nórdicos y de hecho su primer operador fue finés: Silja Line con el nombre de Finlandia. Tuvo dos nombres más: Queen of Scandinavia y Princess Maria antes de ser rebautizado con el nombre actual hace unos meses.

Involuntariamente, el Moby Dada, más conocido ya en Barcelona por “el barco de Piolín”, que aun no siendo rompehielos tiene un casco reforzado para navegar por aguas heladas, ya forma parte de la historia del puerto y la ciudad por el contexto que le ha traído hasta aquí y por sus huéspedes uniformados.