Algunos de los mejores surfistas del mundo evalúan hoy la ola de O Portiño, que puede llegar hasta los 20 metros y que en las próximas semanas será la gran protagonistas del Coruña Big Waves, una competición con la que la ciudad pretende convertirse en una referencia de la disciplina de olas grandes y gigantes y que incluirá el Campeonato de España de la modalidad. Durante el fin de semana, Lucas Chumbo, Eric Rebiere, Juan Fernández, Alberte Álvarez, Michelle des Bouillons, Ian Cosenza y Lucas Fink ya estudiaron de primera mano las conocidas como Rubias, aunque solo llegaron a los 10 metros. Desde las 09.00 y hasta que las condiciones del mar lo permitan, este grupo de surfistas se enfrentarán a los 20 metros con grandes medidas de seguridad, entre ellos los técnicos del Campeonato del Mundo y de la mítica prueba portuguesa de Nazaré.

El brasileño Lucas Chumbo, uno de los mejores surfistas de olas grandes del mundo, asegura que la de O Portiño es “una izquierda muy poderosa y muy extensa”. Chumbo, ganador en Nazaré y que viene de imponerse en el País Vasco en la Punta Galea Challenge, afirma que “es necesario entrenar para saber como surferarla”.

Afincado en A Coruña desde hace años y uno de los descubridores del potencial de O Portiño, el francobrasileño Eric Rebiere formó parte de esta expedición y quedó muy contento: “Fue el día más grande de los que surfeé aquí. La primera sesión la ola me pareció la mejor, my vertical y con poca corriente, lo que va a ayudar a los competidores a bajar olas muy grandes”. Para su pupilo, el coruñés Juan Fernández, campeón de España de esta modalidad, “es una ola difícil, pero con mucho potencial y al lado de casa, donde me haría mucha ilusión competir”. Alberte Álvarez, otro de los surfistas locales, comentó por su parte que la de O Portiño es “una joya porque puedes surfear hasta los swells más pequenos”.

Des Bouillons, primera mujer en Nazaré; Cosenza, vigente campeón en Illa Pancha y Fink, campeón del mundo en 2019 de skimboard, estarán hoy en una sensión que contará con los equipos de seguridad de Coruña Big Waves y con los técnicos del Nazaré Water Fun, que estará en conexión mar y tierra con el equipo local After surf.