Así es el 'hogar' de la tripulación femenina

  • Print

Así es el 'hogar' de la tripulación femenina

Expansión

Varias tripulantes del Team SCA, en el interior del barco en su turno de comida. | Corinna Halloran

Varias tripulantes del Team SCA, en el interior del barco en su turno de comida. | Corinna Halloran

A. Mas

Actualizado Lunes, 3 de noviembre de 2014 18:20

 



Desde el pasado 11 de octubre las siete tripulaciones de la Volvo Ocean Race 2014/2015 están pugnando por llegar en primer lugar a Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Más allá de la competición, repleta de decisiones tácticas y de trabajos de bricolaje para ir reparando los daños que sufren las embarcaciones, está la convivencia a bordo. La regatista del Team SCA Carolijn Brouwer muestra en el siguiente vídeo cómo es su 'hogar', por llamarlo de alguna manera:
 

Y es que hasta 11 personas (nueve en el caso de los equipo masculinos) habitan en los 12 metros de eslora por 5,60 de manga del VO65 magenta. Sobre el papel, la mitad de la tripulación está trabajando en cubierta mientras el resto descansa en el interior, aunque cualquier contratiempo o incluso cualquier maniobra rompe dicha división.

Bajo la cubierta cuesta avanzar hacia las diferentes estancias del barco. No hay apenas luz y sólo en algunas zonas uno puede mantenerse erguido. Es incluso más incómodo que los anteriores veleros (clase VO70) debido a que hay ocho mamparos, el doble que antes, para aumentar la resistencia de la estructura, lo que elimina espacio.

Dentro uno se encuentra en las antípodas de la comodidad, puesto que o bien hace mucho calor o bien frío, eso sí, siempre con una humedad extrema. Ahora que la flota se encuentra más al Sur hasta las paredes está mojadas debido a la condensación formada por el frío del exterior y el calor de los tripulantes, como relataba Ñeti, proa del Mapfre, en su última crónica. Sin olvidar que el barco puede navegar durante días escorado, por lo que el día transcurre siempre inclinado e inestable hasta el punto de ir siempre agarrado a algo.

Brouwer también explica en el vídeo que cada regatista consume diariamente entre 5.000 y 6.000 calorías con el fin de reponerse del esfuerzo de cara al próximo turno de guardia. En el caso del Team SCA, el desayuno consta de cereales y los platos fuertes, de comida deshidratada como la que emplean los astronautas. Abrir un paquete, echar el contenido en la olla con agua hirviendo, esperar unos minutos y voilà. Algunos tripulantes, por muchas vueltas al mundo que den, no llegan nunca a acostumbrarse al menú. Que te lo sirvan en cuencos para perros tampoco ayuda.

Otra de las muchas dudas que los neófitos se suelen plantear es el tema de la higiene. No, no hay duchas. Como mucho, algunos tripulantes no dudan en despojarse de la ropa y aprovechar una lluvia para limpiarse, siempre y cuando el frío no lo impida. Productos como las toallitas húmedas son los habituales sustitutos de las duchas.

Los regatistas intentan solventar sus necesidades fisiológicas en cubierta para que éstas caigan directamente al océano, pero de nuevo las condiciones meteorológicas marcarán el procedimiento a seguir. En el interior hay un váter con un mecanismo que permite transmitir el movimiento de rotación del barco a los ejes del retrete. Vamos, que uno no está quieto ni en esos momentos. Como también explicaba Ñeti: "Como cometas un mínimo error y no esté todo muy bien puesto se puede atascar y hay que desatascarlo; es un poco marrón (nunca mejor dicho)".

Sophie Ciszek da un masaje a Annie Lush sobre una litera. | C. Halloran

Sophie Ciszek da un masaje a Annie Lush sobre una litera. | C. Halloran

El descanso tampoco es plácido. Hay unas pequeñas literas colgadas de los laterales del barco, aunque en ocasiones, cuando se requiere concentrar todo el peso del equipaje en un lugar determinado para exprimir todo el potencial del barco, los regatistas deben dormir sobre las velas y macutos. Dormirán cuatro horas con suerte, hasta que de nuevo haya que salir a cubierta a devorar millas.