VOLVO RACE

2011-12: Franck Cammas, el ídolo francés ganó la prueba en su debut

El Telefónica Team fue el barco más rápido y líder de la flota casi toda la prueba, pero quedó relegado al cuarto puesto

 
 

El Team Telefónica. / CORDON

 

La Volvo Ocean Race 2011/12 fue la undécima edición de la competición deportiva más larga del mundo. Un maratón de nueve meses de duración, ­- 39.270 millas náuticas (72.728 Km) -, surcando cuatro océanos (Atlántico, Pacífico, Índico y Antártico) y visitando cinco continentes (Europa, Asia, África, América y Oceanía). La competición iba a ser una de las más disputadas hasta entonces, ya que los seis equipos que tomaban parte en la salida se habían preparado a conciencia para intentar ganar la prestigiosa regata.

La prueba comenzó con una regata costera que se disputó, el 29 de octubre, en Alicante. Una semana más tarde, el 5 de noviembre, la flota partía desde la misma ciudad en la primera de las nueve etapas oceánicas. Los puertos de escala eran: Alicante (España), Ciudad del Cabo (Sudáfrica), Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), Sanya (China), Auckland (Nueva Zelanda), Itajaí (Brasil), Miami (Estados Unidos), Lisboa (Portugal), Lorient (Francia) y Galway (Irlanda) y en todos ellos se disputaría una regata costera. Se trataba de competiciones cortas, técnicas e intensas, repletas de acción, que permitían a los equipos sumar puntos muy valiosos para la clasificación general mientras ofrecían un magnífico espectáculo para los aficionados.

Nuevo barco y nuevas reglas

El barco utilizado era el Volvo Open 70 de tercera generación, el monocasco más rápido del mundo. Seis de estos VO70, soñaban con suceder en el palmarés al Ericsson 4 de Torben Grael, que no sólo se hizo con el triunfo en la anterior edición con autoridad sino que batió el récord de velocidad de la regata, con 596,6 millas náuticas (1.105 kms) en 24 horas, a una velocidad media de 24,9 nudos (40 Km/h), en la primera etapa. El nuevo barco era más robusto y su peso máximo era de 14.500 kg. El número de velas permitidas en regata se redujo de 24 a 17 y desaparecieron las velas específicas para las regatas costeras.

El sistema de puntuación fue modificado para dar una mayor importancia a las etapas oceánicas. Los puntos de estas se multiplican por cinco y las metas volantes por dos, mientras que las regatas costeras, no sufrían modificaciones en cuanto a puntuación. Además de las 2.000 millas de calificación obligatoria, cada barco estaba obligado a participar en una regata de calificación (600 millas) previa a la salida en Alicante. El 7 de octubre, la flota al completo disputó por primera vez la llamada Etapa 0, una regata con un recorrido desde Alicante hasta Palma de Mallorca y vuelta.

Las tripulaciones

Para la ocasión se dieron cita los mejores del mundo, en total, 66 regatistas procedentes de 15 países: 20 de Nueva Zelanda, 9 de Australia, 8 de Francia, 8 de España, la gran mayoría a bordo del Team Telefónica, 5 de Estados Unidos, 5 de Gran Bretaña, 2 de Irlanda, 3 de Sudáfrica, 2 de Suecia, 2 de Emiratos Árabes Unidos, 1 de Alemania, 1 de Noruega, 1 de Brasil, 1 de China y 1 de Bélgica.

El número de tripulantes para las etapas oceánicas quedó establecido en 11 tripulantes, incluido el de comunicación, y esta vez no se permitió un mayor número de participantes a bordo en las regatas las costeras. Como en la anterior edición, la organización continuaba con su interés por dar oportunidades a una nueva generación de jóvenes regatistas. La gran novedad era la obligación de los equipos de embarcar 3 tripulantes de 30 años o menos.

Los seis equipos

El Abu Dhabi Ocean Racing, Azzam, se presentó con uno de los equipos más experimentado de los que tomaban la salida. Azzam en español significa Decidido, y reflejaba como el equipo de los emiratos se enfrentaba a la prueba. El británico Ian Walker, uno de los regatistas de más prestigioso en Gran Bretaña, con dos medallas olímpicas de plata: en Atlanta 1996, en la clase 470, y en Sydney 2000, en la clase Star, era su patrón. Walker, ganador del TP52 Global Championship, fue el líder del Green Dragon, uno de los tres equipos que completó todas las etapas de la VOR 2008/09. Otro británico, Jules Salter, ganador de la Volvo Ocean Race 2008/09, encabeza el potente cuarteto de regatistas veteranos con los que contaría el equipo.Salter iba acompañado del neozelandés Craig Satterthwaite como jefe de guardia, el irlandés Justin Slattery como proa y el también británico Simon Fisher. El barco mostraba una cubierta revolucionaria para evitar la retención de agua y aligerar el barco.