Marinos Civiles con historia en el Golfo de California

  • Print

Golfo de California

http://www.mflor.mx/materias/mexico/gcalif2.html

Extracto

 

 

 

Las primeras expediciones datan del siglo XVI: la de Fortún Jiménez Vizcaíno, piloto del Concepción que zarpó de Santiago (hoy Manzanillo) el 30 de octubre de 1533, después de asesinar al capitán Diego Becerra, y llegó a Santa Cruz (hoy La Paz), donde murió a manos de los indios; la de Hernán Cortés, iniciada en Chametla el 18 de abril de 1535 con los navíos San Lázaro, Santo Tomás y Santa Águeda, que arribó el 3 de mayo a Santa Cruz; la de Francisco de Ulloa, que salió de Acapulco el 8 de julio de 1539 con tres barcos, de los cuales sólo el Santa Águeda y el Trinidad recorrieron las costas del Golfo y el litoral oceánico hasta la bahía de Sebastián Vizcaíno, y la de Juan Rodríguez Cabrillo, que partió de Navidad el 27 de junio de 1542 con el San Salvador y la Victoria, tocó el cabo San Lucas el 10 de julio y continuó por la costa occidental de la Península hasta el actual cabo Blanco. Entre junio y noviembre de 1596 Sebastián Vizcaíno exploró el Golfo, asentándose brevemente en la bahía que nombró La Paz. A fines del siglo operaban en esas aguas los piratas y corsarios ingleses, al acecho de los galeones de la ruta a Filipinas. En la siguiente centuria dominaron los holandeses.

Las principales expediciones durante el siglo XVII fueron las siguientes: la de Sebastián Vizcaíno, que salió de Acapulco el 5 de mayo de 1602, tocó el cabo San Lucas el 9 de junio, prosiguiendo por la costa del Pacífico, demarcando hasta el paralelo de 43º; las de Nicolás Cardona (1615), Francisco de Ortega (1632-1636) fijando la toponimia principal de la región, y Pedro Porter y Casanate (1648), Bernardo Bernal de Piñadero (1664) y Francisco de Lucenilla (1668), todos en busca de yacimientos perlíferos y encargados con la colonización de la Península; la de Isidro Otondo y Antillón, en 1683, a la que se unieron los padres Francisco Eusebio Kino y Pedro Matías Goñi, cuyos propósitos colonizadores se frustraron por la falta de provisiones y vías de comunicación con la contracosta sinaloense y la de Francisco de ltamarra en 1694. En el siglo XVIII, ya hecha la conquista espiritual por los jesuitas y pacificado el territorio, exploraron el padre Juan de Ugarte, en la balandra El triunfo de la Cruz, en 1719, iniciando la constante comunicación marítima entre las misiones jesuitas a través del Golfo. En 1768 el visitador José Gálvez estableció el departamento naval de San Blas y de entonces procede el conocimiento en detalle de las islas y litorales del Golfo.