LA MILITARIZACION DE LA MARINA CIVIL Y EL CASO PORVENIR I.-

  • Print

 

                                                                         

              

               El PORVENIR I  fue en su día un buque de la Cia. española Trasmediterránea.(CALA LLONGA)

 

Como recordarán nuestros lectores, el pasado día 3 de agosto de 2.005 el buque bandera chilena PORVENIR I se hundía frente a las costas de CHILE por el corrimiento de  los contenedores que transportaba en cubierta,   pereciendo el capitán y varios oficiales.

 

Las tareas de recate, a juzgar por las noticias que llegan de Chile, pusieron en evidencia a la Armada de aquel país.

-A pesar del tiempo transcurrido, las viudas de los marinos civiles que perecieron en el accidente siguen sin ver satisfechas las que consideran justas reclamaciones.

Por su parte, Luis Leiva Aliaga, ingeniero mecánico, presidente de la Organización Profesional Interempresas de Oficiales de la Marina Mercante Nacional, de Valparaíso ha denunciado con fecha (02/12/05) la situación en los siguientes términos.

 LA TRAGEDIA DEL PORVENIR I

 Periódicos desastres en aguas de todo Chile evidencian criminal falta de fiscalización en torno a embarcaciones de transporte y pesqueras en un país que hace gárgaras con su supuesta vocación marítima…

Luis Leiva Aliaga, ingeniero mecánico, presidente Organización Profesional

Interempresas de Oficiales de la Marina Mercante Nacional, Valparaíso

(02/12/05)

 EL LAMENTABLE SINIESTRO de Maihue nos lleva a recordar la tragedia marítima que recientemente golpeó nuestras filas, el naufragio de la nave Porvenir I, que nos sirve además para ejemplificar el catastrófico estado de descuido y la absoluta carencia de control, por parte de las autoridades respectivas, bajo los cuales desarrollan sus labores centenares de embarcaciones pesqueras y naves destinadas al tráfico de pasajeros y de productos comerciales a lo largo del país.

Esta situación de negligente desamparo se agudiza en mayor grado en los lugares más apartados del país, aquellos precisamente en los que esforzados chilenos hacen patria sometidos al aislamiento y a un total abandono por parte del poder central.

Existe una legislación que norma las actividades marítimas privadas, es cierto, pero al no estar estructurada ésta pensando en el bien común, lo tristemente probable es que sigan sucediendo desastres como el de Maihue; nos cabe esperar a la ciudadanía, quizás con algo de ingenuidad, que las autoridades gubernamentales y públicas alguna vez asuman sus responsabilidades.

 

                           

                                                                               

             

LA TRAGEDIA DEL PORVENIR I

 El 3 de agosto del 2005, la nave de bandera chilena Porvenir I, con treinta y tres años de antigüedad y de propiedad de la empresa Pesca Chile, varó en Punta Galera, frente a las costas de Corral, Valdivia, produciéndose finalmente su pérdida total. Fueron rescatados sin vida los cuerpos de dos profesionales oficiales, el jefe de máquinas César Sierpe Fierro y el segundo piloto Harold Monsalve de la Fuente. El resto de la dotación de la nave fue rescatada con vida por diversos medios, pero el cuerpo del capitán Jorge Orsola Pizarro sólo fue encontrado 15 días después.

 Un siniestro marítimo y las consecuencias que le siguen son generalmente producto de la confluencia de un conjunto de circunstancias, algunas ajenas a la acción humana y otras no. Se requiere por ello formular las distinciones correspondientes. El establecimiento del vínculo existente entre hechos circunstanciales y acciones u omisiones por parte de personas determinadas debe ser objeto de una minuciosa investigación, para determinar eventuales responsabilidades penales.

 En el Congreso Nacional, con la presencia del señor ministro de Defensa, Jaime Ravinet, el comandante en jefe de la Armada de Chile, Rodolfo Codina, y el señor director general del Territorio Marítimo y Marina Mercante, Francisco Martínez, la Armada dio a conocer su postura ante este suceso. A mayor abundamiento, lo tratado en dicha ocasión fue apenas una parte del problema, que tampoco atiende al fondo del asunto, por cuanto no se habló de las condiciones y circunstancias previas al accidente; además, quedó en evidencia la precariedad de la capacidad de respuesta del sistema de rescate, que debe ser materia de un análisis profundo en el ámbito gubernamental y que no está a nuestro alcance poder resolver, sin perjuicio de poner el tema en discusión. Es importante destacar que el área del accidente se encuentra en la ruta normal y frecuente de naves mayores y menores, extranjeras y nacionales, entre ellas, cruceros con capacidad superior a los dos mil pasajeros.

Nuestra organización interpuso una querella ante el Ministerio Público en la jurisdicción de la nave siniestrada; no obstante esta gestión, la tragedia del Porvenir I debería asimismo ser investigada por una comisión de la Cámara de Diputados, expresamente formada para tal efecto, por ser éste un tema trascendente toda vez que multinacionales, desde hace muchos años, se dedican a la explotación de los recursos marinos de nuestro país y exportan una cifra cercana a los US$ 2.500.000.000, según lo manifestado en UCV-Cable por Felipe Zaldívar Larraín, presidente del directorio de Pesquera EPERVA y hermano de los senadores DC, en el programa del periodista Atilio Macchiavello.

 

                                             Resultado de imagen de el buque porvenir I      

 

Las entrevistas sostenidas en defensa de las viudas de nuestros asociados con el señor director general del Territorio Marítimo y Marina Mercante, con el director provincial del Trabajo y abogados de la Unidad de Conciliación, nos han dejado una impresión desoladora al observar que el país vive un estado de derecho aparente, pero alejado radicalmente de la más mínima protección jurídica debida.

Tanto los profesionales que fallecieron como quienes sobrevivieron tenían contrato a plazo fijo. Esta situación es una práctica habitual y que se ha extendido como un cáncer social entre las empresas trasnacionales que operan aparentemente como chilenas bajo bandera nacional pero irrespetando la legalidad laboral vigente.

La empresa naviera Pesca Chile usa y abusa de todos los privilegios que les otorgan el pabellón nacional y cuerpos legales que la blindan con una protección que le permite actuar como un verdadero monopolio avalado por el Estado, lo que constituye un hecho absolutamente cuestionable, pues ningún empresario en una economía neoliberal debiera ser subsidiado de tal forma. Es de conocimiento público, sin necesidad de estar adscrito a credo político alguno, que los intereses transversales entre la política y la economía muchas veces anulan la capacidad de fiscalización efectiva del Estado a través de sus instituciones. 

 

 

           

 

DERECHOS LABORALES VULNERADOS

Tanto las viudas de los colegas fallecidos como los sobrevivientes de la tragedia han visto sistemáticamente vulnerados sus derechos laborales básicos, estipulados según la legislación contenida en el Derecho Marítimo, y sobre todo en cuanto al cobro de seguros e indemnizaciones; esta situación deriva principalmente de la incorporación de cláusulas arbitrarias en sus finiquitos que les impiden el cobro de dineros que por derecho y dignidad les corresponden. A modo de ejemplo, podemos citar la siguiente cláusula: “El trabajador renuncia y/o se desiste expresamente de todo tipo de acciones legales, procedimientos o reclamos, tanto de carácter constitucional, laboral, civil, penal o infraccional que, fundadas en las relaciones laborales y de cualquier otra índole que lo ligaron a Naviera Porvenir S.A., pudiera eventualmente ejercer (...) o hacer ejercicio contra esta entidad o en contra de algunas de sus empresas o personas relacionadas, ya sean filiales, coligadas, matriz, controladora o extranjeras, en cualquier jurisdicción, ya sea en Chile o en el extranjero”.

Esta cláusula provocó tres comparecencias, según acciones de nuestra organización, ante la Unidad de Conciliación dependiente de la Dirección Provincial de Valparaíso, dependiente a su vez del Ministerio del Trabajo, sin resultados favorables. La Dirección Nacional Del Trabajo, a su vez, carece de atribuciones, según nos manifestaron abogados de este servicio, para restablecer el respeto y ejercicio de derechos garantizados incluso por la Carta Fundamental.

 Las señoras viudas de los colegas fallecidos han solicitado que parlamentarios demuestren a través de su caso el compromiso que dicen representar como servidores públicos. Demandan que se hagan parte de la querella en contra de esta operadora y que legislen para que en el futuro inmediato no haya más familias que deban lamentar la pérdida de seres queridos por intereses económicos inmorales e ilegales.

 Quisiéramos que, al menos por un momento, aquellos intelectualmente responsables, ya sea por acción u omisión, se pusieran en el lugar de esos hijos que, recién despertando a la vida, se encuentran desde el 3 de agosto del presente año y para siempre sin la compañía cariñosa y el apoyo integral de sus padres.

 Citando el pensamiento de Goethe, si aceptamos que nuestro país debe seguir siendo lo que es, permanecerá como es; si creemos que nuestro país debiera ser como puede ser, sólo entonces podría llegar a ser como debe ser y puede ser. El futuro se construye ciertamente en el presente.

 Nuestro deber es reflexionar sobre la clase de país que queremos para nuestros hijos, si éste que hoy tenemos que ni siquiera puede proteger a sus ciudadanos frente al abuso, o un Chile justo, en que cada ciudadano tenga la oportunidad de concretar sus sueños y vivir en libertad. Somos primero un pueblo, después una nación; el Estado es la estructura al servicio de la nación y la democracia debe ser el puerto de recalada que nos acoja libremente, sin distinción de pensamiento político, credo religioso, raza o cualquier otra.

COMENTARIOS DE LECTORES

* Respuesta de diputado a caso Porvenir I

Ing. Luis Leiva aliaga, presidente Organización Profesional Interempresa de Oficiales de Marina Mercante

Quisiera reiterar mi agradecimiento al GRANVALPARAISO por haber mantenido en su periódico lo referente al Naufragio del Porvenir I.

 A consecuencia de vuestra permanente cobertura, el señor diputado Joaquín Godoy Ibáñez, el miércoles 12 de abril de 2006, las señoras Sonia Hernández viuda de Orsola, Carol Sagredo viuda de Monsalve y la señora Aniluz Vidal viuda de Sierpe, fueron recibidas en audiencia respetuosa, con la altura que merece nuestra nación, coordinada por la señorita Constanza Orellana. Agradecemos al Diputado Joaquín Godoy Ibáñez, porque ningún parlamentario del pasado gobierno, ni del actual, demostró la más mínima colaboración, ni menos la deferencia de responder a las numerosa cartas que dirigí a nombre de la organización que represento en nombre de las familias de mis apreciados colegas que fueron sobre-expuestos a la muerte.

 El Diputado Joaquín Godoy Ibáñez, no siendo de profesión abogado, sino ingeniero, demostró su alta preparación en la materia que corresponde al tema que debiera ser una preocupación de todos los parlamentarios, por ser el nuestro un país marítimo. Según publicaciones oficiales de nuestro país, de nuestros mares, las empresas globales que operan bajo el aparente nombre de "chilenas" exportarán 120 millones de toneladas de recursos marinos. ¿Debe ser un tema país… señores Ministros de Hacienda, Economía y Defensa?

Enfatizo, no estoy ni he estado adscrito a partido político alguno, mi único propósito es que la muerte de mis colegas, sea el referente, porque en este país, aún a pesar de una democracia engañosa, existen parlamentarios honestos. Como lo expresara el mismo diputado Godoy, tanto de Concertación como de la Alianza por Chile, existen políticos honestos que requieren el apoyo de los chilenos para poner la energía que requieren para impulsar el país que todos anhelamos.

 Renovación Nacional, con el concurso de diputados oficialistas que quieran responder como servidores públicos, propiciará un comunicado de prensa para hacer justicia y detener la oprobiosa conducta de la multinacional Pesca Chile Naviera Porvenir, para con las viudas y familias de nuestros colegas que eran miembros de ésta organización gremialista. 

* Siniestros marítimos de los cuales nada se sabe

Sonia Hernández, viuda de Orsola

Carol Sagredo, viuda de Monsalve

Aniluz, viuda de Sierpe

Elizabeth Carol Sagredo Maureira, madre, Quilpue

 Agradeciendo a usted seguir publicando sobre el caso del naufragio del Porvenir I, donde lamentablemente han transcurrido ocho largos meses y aún no tenemos repuesta de lo que realmente sucedió ese fatal día 3 de agosto de 2005. Hemos golpeado puertas y no somos escuchadas. ¿Qué se oculta en este caso? A nuestro parecer algo debe ocultarse. ¿Por qué la Naviera Porvenir no quiere pagar el seguro P&I? ¿Por qué tan largo el sumario de la Corte Marítima de la Armada de Chile? ¿Será para que la opinión pública no se entere de la verdad y todo quede en el olvido, como es común en nuestro país? ¿Porqué un barco de 33 años, en malas condiciones, navegaba en aguas chilenas? ¿Qué relación existe entre Pesca Chile y Andrés Zaldívar Larraín, actual ministro del interior de la señora Presidente Michelle Bachelet?

 

                                     Resultado de imagen de el buque porvenir I

 

Estas y muchas otras preguntas tenemos que reformular. En menos de un mes han sucedido varios siniestros marítimos de los cuales nada se sabe. El caso de la M/N Huasco, de propiedad de Empremar S.A., donde muere un tripulante y en menos de dos semanas se indemniza a la viuda y no se ha sabido nada de lo sucedido... Todo es en forma rápida y silenciosa. Las empresas quieren tapar todo con dinero, e incluso manejar a las personas a quienes hemos recurrido. No descansaremos hasta saber la verdad. Pedimos justicia.

 

* Viudas de la Porvenir I piden a Bachelet ayuda para conseguir justicia

Sonia Hernández Koo viuda de Orsola

 Señor director: Al igual que el señor Luis Leiva Aliaga, presidente de la organización que representa, a la que mi marido estuvo asociado, lo mismo que el segundo piloto don Harold Monsalve de la Fuente, y que acompañara a la nave en su hundimiento ese triste día junto al oficial jefe de máquinas César Sierpe, perdiendo sus vidas desesperadamente y dejándonos con una tristeza que nunca nos recuperaremos, le expreso mis sinceros agradecimientos por denunciar en su medio nuestro caso, que permanece.

 Esa es una verdad vergonzosa para todas nosotras las viudas e hijos. El señor Leiva Aliaga, presidente de SIPROMAM, ha sido ciertamente presionado, incluso al interior de su organización. Algunos abogados que nos representaron tenían la confianza del directorio de esta noble organización. Pues bien, hemos sido testigos presenciales de las reuniones con los abogados que nos representaban. Lamento lo que vivo y vivimos, mujeres que éramos esposas de marinos que pertenecían a la marina mercante, no a la Armada. Mi marido un excelente padre, y un honesto Capitán de la Marina Mercante, de brillante carrera.

 ¡Qué más puedo expresarle!: lo que he vivido es angustiante, impotencia sin límites como mujeres. El tráfico de influencias es muy poderoso, pero no le tememos, por ello valoramos al señor el Leiva Aliaga, él también tiene familia.

 Finalmente, mi agradecimiento a usted, y al medio que dignamente dirige, de los otros, el Mercurio de Valparaíso, también nos escuchó una vez, y publicó nuestra vía crucis, el cual comenzó un 3 de Agosto de 2005 y que creemos por lo que hemos vivido, nos acompañará junto a todas nosotras mujeres, e hijos de los marinos fallecidos, toda la vida.

 Invocamos a la presidenta Michelle Bachelet: ¿puede regalarnos justicia?

 * Presiones solapadas

Luis Leiva Aliaga

 A nombre de las viudas de los fallecidos en el naufragio de la triste nave en mención, agradezco la publicación de este artículo.

 Hasta el momento ellas han sido representadas por un Estudio Jurídico, un Máster en Derecho Marítimo titulado en Gran Bretaña, en la Universidad de Gales, un conocido abogado miembro del directorio del colegio de abogado, y adscrito a un partido político de gobierno. Pero, en la práctica, todas han quedado en el abandono, mientras se juega con la dilación del caso e investigación.

 EPERVA está vinculada a los hermanos Zaldívar Larraín, uno de ellos, actual ministro del interior, jefe de gabinete de la Presidente M. Bachelet. ¿Incompetencia? ¿influencias políticas? en lo personal, he sido amenazado por difamación, injurias y calumnias por los señores abogados, la manera sutil de la seudo democracia de acallar cuándo se dice la verdad. Mientras permanezca en el cargo de la presidencia, esta organización que represento es, será y debe ser la columna de protección de las señoras viudas de los colegas fallecidos.

 

¿Somos un país corrupto, solapado?