¿Por qué volcó el Villa de Pianxo?

  • Print

 

 

 

Desde el punto de vista informativo es vergonzoso lo que están haciendo algunos medios radiofónicos y televisivos con el accidente del "Villa de Pianxo". Su manifiesto desprecio por la opinión de profesionales de la Marina Civil, por la opinión de capitanes con experiencia en navegación en Terranova,  es una falta de respeto a los profesionales de la mar y también a quienes ven o escuchan esos medios.

Si ocurre el accidente de un avión, lo lógico es recoger la opinión de los pilotos expertos en la materia, y no la de simples opinadores que carecen de conocimientos y experiencia en ese campo. ¿Por qué en este caso, se elige la opinión personas que nunca han navegado o no pertenecen a la Marina Civil?

¿Qué interés puede haber en desinformar o en manipular a la ciudadanía?

¿Por que se recurre a militares de la Marina de Guerra, si se trata de un accidente de un buque civil?

Es triste tener que decirlo, pero la imagen que se está dando es de puro tercermundismo.

 Villa de Pitanxo

¿Por qué no se hacen algunas preguntas como estas?:

¿En qué circunstancias se produjo el vuelco del Villa de Pianxo?

¿Qué condiciones de mar y de viento había en la zona cuando se produjo el accidente?

¿Olas de 5 m. y vientos de 25 nudos? ¿No fueron esos los datos emitidos por el Centro de Coordinación de  Rescates de Halifax? 

¿Qué faenas estaba realizando el barco inmediatamente antes de hundirse?

 

¿Había largado el aparejo y estaba pescando?

 

¿Estaba virando el aparejo a bordo?

¿Tenía el aparejo en la mar o lo tenía a bordo?

¿Tenía el saco sobre la cubierta? En ese caso, ¿Cuántas toneladas de pescado traía el saco?

¿Qué cantidad de pesca tenia el barco en sus bodegas?

¿Estaba la pesca bien estibada?

¿Había hielo sobre las cubiertas, jarcia, etc.?

¿Dónde y cuándo se hicieron las  pruebas de estabilidad del barco?

¿Se hicieron reformas en el barco- tanques, mamparos etc.- después de realizadas las pruebas de estabilidad oficiales?

¿Quién y cuándo había realizado el último cálculo de altura metacéntrica del barco?

¿Estaba el barco a la capa?

¿Cuántas y qué personas estaban en el puente?

¿Cuántas personas había en la sala de máquinas?

¿Había personas sobre la cubierta?

¿Cuántas personas estaban durmiendo en los alojamientos?

 

¿Cuántos ejercicios de abandono se habían hecho a bordo desde la salida del buque desde Marín?

¿Había trajes de supervivencia para todos?

¿Se activó la señal de abandono?

¿Cuándo y cómo y por parte de quiénes recibieron cursos de formación en seguridad marítima todos y cada uno de los miembros de la dotación del barco?

 

Por desgracia, lo más probable es que muchos cuerpos se hallan ido al fondo con el barco

El patrón o el armador deberían explicar lo ocurrido cuanto antes.

El silencio, en este caso es elocuente.

El escondido

El Director General de la Marina Mercante como máximo responsable de la Seguridad Marítima debería dar la cara y ofrecer una explicación coherente sobre lo ocurrido. 21 personas entre muertas y desaparecidas no son suficientes para hacer algo más que esconderse.

El militarismo, la tecnoburocracia y la desinformación no resuelven la profunda crisis en que se encuentra la Marina Civil, más bien la profundizan y la agravan.

La Armada debería recordar el accidente de Marbel (1978) con 27 muertos y una actuación desastrosa y dejarse de paternalismos injustificados.