Cabotaje.- La pandemia marca un punto de inflexión en la tendencia sensiblemente creciente del Transporte Marítimo de Corta Distancia

 

 

 

El Avance del Informe 2020 de su Observatorio Estadístico muestra la reducción de los volúmenes de transporte, aunque suavizada en el caso de la carga rodada internacional

 
 
El camión es lo que domina (AEMC)

La Asociación Española de Promoción del TMCD (SPC-Spain) ha celebrado las reuniones de su junta directiva y de su asamblea, en las que, además de aprobar el presupuesto y el Plan Anual de Actividades para 2021, se ha debatido sobre temas de tanta actualidad como el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y la manifestación de interés lanzada por el MITMA, el Marco Estratégico del Sistema Portuario de interés general, o el proyecto de la
Plataforma SIMPLE. A todos ellos SPC Spain y sus miembros están haciendo importantes aportaciones dirigidas a aumentar el atractivo, la competitividad y por tanto la cuota modal del TMCD.

Especial interés reviste para los miembros de SPC Spain ganar competitividad y flexibilidad en los servicios portuarios, así como simplificar y agilizar las tramitaciones aduaneras y paraaduaneras, especialmente tras el Brexit. Estos asuntos han sido transmitidos oportunamente en las correspondientes propuestas a través de las consultas sobre el Marco estratégico del Sistema Portuario de Interés General, la modificación de la LPEMM y la Ley de Movilidad
Sostenible.

En cuanto a la conferencia anual que se celebra en el ultimo trimestre del año, en 2021 tendrá a la Autoridad Portuaria de Bilbao como anfitrión. Además, en la reunión se ha presentado el Avance del Informe del Observatorio Estadístico del TMCD en España correspondiente al año 2020, disponible en su página web AQUÍ. Los datos más destacables de dicho informe son los siguientes:

▪ La crisis ocasionada por la pandemia ha originado que el total del TMCD en España registrase un descenso del 10,0% respecto a 2019. El tráfico de carga rodada decreció un 11,6%, registrando las mayores caídas el cabotaje (-18,1%) y el tráfico de vehículos nuevos (-24,1%).

▪ La demanda de TMCD internacional ro-ro se reduce, por vez primera desde hace más de una década, un 3,2%, aunque es un decrecimiento muy suave comparado con el de otros  tráficos. Este decrecimiento es muy similar en ambas fachadas.

PUBLICIDAD

▪En la fachada Atlántica hay que resaltar el crecimiento del tráfico con Irlanda (77,7%), como consecuencia del Brexit, y también con Bélgica (12,9%). Por el contrario, los flujos con Francia, Finlandia y Reino Unido han registrado descensos.

▪En la fachada Mediterránea los intercambios con los distintos países han sufrido descensos con la única excepción de Marruecos (+2,4%). Por último, el próximo 16 de marzo se celebrará en Cartagena la Jornada “El transporte marítimo de corta distancia, ruta óptima para llegar a los mercados europeos”.

Por último, el próximo 16 de marzo se celebrará en Cartagena la Jornada “El transporte marítimo de corta distancia, ruta óptima para llegar a los mercados europeos”.

 

COMENTARIOS DE AEMC

 

Las palabras sin datos contrastados que les den sentido, se convierten en palabrería, y ese es lo que sobra en el ámbito marítimo.

En un país cuya población , salvo el caso de Madrid en los meses fríos y poco más, vive en la costa, no tiene sentido que el cabotaje de siempre siga en niveles de país tercermundista. 

La filosofía portuaria dimanante de los clanes que patrimonializan el transporte terrestre desde el núcleo duro de las Administraciones públicas ha conseguido invertir el orden de prioridades, de tal modo que, en la España heredera del franquismo autárquico, se han saturado las carreteras mientras los puertos permanecen casi vacíos. Y siendo ese es el panorama dominante, información suele ser flácida y dosificada, propia de  esas políticas.  No hay transparencia ni se conocen planes para abrir camino. Unos cuantos viven y disfrutan del modelo, mientras las mercancías, incluidas las peligrosas, viajan sobre ruedas por corredores, carreteras y caminos. Políticas portuarias propias del feudalismo de los señores del hormigón y las grandes familias. Y los palmeros a ejercer su "oficio".