Carlos I perdonó a Juan Sebastián de Elcano por haber vendido una nao a extranjeros

 El documento que se incluye en en este apartado confirma plenamente y avala lo publicado por AEMC sobre el carácter forzado del capitán Juan Sebastián del cano para formar parte de la expedición de Magallanes. 

Debemos destacar que el rey Carlos I se dirige a Juan Sebastián como capitán, titulo que en las crónicas oficiales suele eludirse.

13 de febrero 1523.- Valladolid.- Real Cédula de perdón de Carlos I a Juan Sebastián de Elcano por haber vendido una nao a extranjeros.

Este documento de un gran valor histórico fue localizado en la carta se encontraba en el archivo de la Torre de Laurgain,

Texto del documento.

por quanto por parte de vos Juan Sebastian delcano capitan de la nao vitoria, una de las çinco naos que enbiamos al descubrimiento de la espeçieria me es fecha relaçion que vos siendo maestre de una nao de dozientos toneles nos seruystes en lebante y en africa y como no se vos pago el salario que hauiades de hauer por el dicho seruicio tomastes dineros a canbio de unos …. vasallos del duque de saboya y que despues por no les poder pagar les vendistes la dicha nao y por quanto por leys y estableçimientos destos reynos vos no podiades vender la dicha nao a los suso dichos por ser estranjeros de otros reynos, en lo qual cometistes crimen… me suplicastes e pedisteis por merçed vos perdonase el dicho delito o crimen “

COMENTARIOS DE AEMC

Sería muy deseable que el V centenario, en el que estamos inmersos, aportase a la sociedad en general,  y a la sociedad española en particular, los elementos necesarios para que todos, y en especial las futuras generaciones, un conciencia clara fundada en hechos contrastados, y no creada artificialmente sobre manipulaciones dirigidas a desvirtuar unos hechos de gran trascendencia a nivel internacional.

Desde el rey hasta último organizador de la celebración del V centenario, deberían saber que Juan Sebastián era marino civil, que jamás perteneció a la Armada Española, que jamás pasó por la academia de guardias marinas, que la armada de Magallanes no era una parte de la Armada Española.

Sería muy deseable que los Poderes Públicos respetasen a la Marina Civil, a los marinos civiles, y por supuesto a la Historia con mayúsculas y no se malgastasen recursos públicos en falacias con historia.