La Armada cesa a un capitán de fragata por hablar de “los rojos” en una orden

 

 

 

EL PAÍS

El destituido era jefe de estudios de la Escuela Naval de La Graña en Ferrol

 
 
 
 
Acto de entrega de despachos en la Escuela de Suboficiales de la Armada en San Fernando (Cáidz), en julio pasado. 
Acto de entrega de despachos en la Escuela de Suboficiales de la Armada en San Fernando (Cáidz), en julio pasado.ROMÁN RÍOS / EFE

El jefe de la Armada, el almirante Teodoro López Calderón, ha cesado al subdirector de estudios de la Escuela Naval de Especialidades de La Graña, en Ferrol (A Coruña), tras difundirse una orden, correspondiente al 1 de enero de 2021, en la que calificaba de “roja” a la parte de la Marina de Guerra que permaneció fiel al Gobierno de la IIª República tras la sublevación del 18 de julio de 1936.

 

El jefe de estudios de la escuela, un capitán de fragata (equivalente a teniente coronel) en servicio activo ha sido destituido de inmediato, al tratarse de un puesto de libre designación.

En el apartado de “efemérides” correspondiente a ayer, en el que se glosan hechos memorables de las Fuerzas Armadas sucedidos en la misma fecha, la orden señalaba que, en los primeros días de enero de 1937, en plena Guerra Civil española, “desapareció con toda su dotación el submarino de la escuadra roja C5, mandado por el heroico teniente de navío don José Lara y Dorda, que lo hundió al fracasar su atrevido plan de apoderarse del buque y pasarse con él a la Flota Nacional. Hubo otros casos en que los oficiales aparentaron servir a los rojos”, agregaba la orden, “con gran riesgo de sus vidas, evitando con habilidad y engaño atacar a los buques nacionales. De apecibirse la dotación de estas maniobras, habrían sido muertos en el acto”.

FMD

Fuentes de Defensa han calificado de “inaceptable” el lenguaje guerracivilista empleado en el escrito. Las efemérides incluidas en las órdenes diarias de las unidades se extraen de un libro en el que se reseñan varias para cada fecha. El autor de la orden debe seleccionarlas y transcribirlas. En teoría, estos libros fueron cribados hace años –cuando se produjeron varios escándalos de este tipo—para eliminar la retórica franquista.

El incidente ha adquirido mayor relevancia al llover sobre mojado, pues en las últimas semanas se ha filtrado un chat de militares retirados llamando a un golpe de Estado, vídeos de soldados en activo entonando cánticos fascistas y manifiestos y cartas al Rey de exmandos jubilados acusando al “Gobierno social-comunista” de poner en peligro la unidad de España, asumiendo el discurso de la extrema derecha.

El Foro Milicia y Democracia (FMD) ha recordado que “las efemérides militares tienen la finalidad de mantener vivo el recuerdo de aquellos hechos de armas dignos de imitación” y ha denunciado que se mantenga todavía hoy en centros docentes castrenses “la enseñanza sesgada de nuestra nuestra historia militar y la falta de una pedagogía democrática. Habría que convenir”, concluye,”en algo tan elemental como que la moral militar de una dictadura salida de una guerra civil no puede ser la misma de una democracia”.