Balearia ¿La seguridad es un lujo?

 

 

 

 Diario de Ibiza

José María Alonso Ibiza 08.10.2020 | 05:30

 

Reflotar el barco y repararlo en dique seco en Ibiza

 
Reflotar el barco y repararlo en dique seco en Ibiza

El delegado de Baleària en las Pitiusas, Joan Serra, y el capitán marítimo, Luis Gascón, dijeron ayer que ahora, lo más importante, es reflotar el barco, que tras el accidente fue apartado del islote. Para ello se contratará una empresa especializada, dijo Serra. La reparacion se realizará en Ibiza en dique seco. En cuanto a las causas del accidente, Gascón recordó que de las averiguaciones se encargará la Comisión de Investigación de Accidentes Marítimos. «Pero lo más importante ahora es reflotar la embarcación», remarcó.

Noticias relacionadas

 

 

 COMENTARIOS DE AEMC

BALEARIA. La naviera creada en 1998 por Adolfo Utor, que es el máximo accionista, y participada por el ex ministro de Aznar, Abel Matutes, ha tenido un crecimiento empresarial espectacular en las últimas décadas, a pesar de la profunda situación de crisis económica surgida en 2008. No hay duda de su capacidad empresarial. Sin embargo, sus índices de siniestralidad hace tiempo que vienen desbordando los límites de lo tolerable. Sus barcos, que navegan en términos generales en un escenario tranquilo, son noticia por sus frecuentes colisiones, embarrancadas, naufragios, incendios, abordajes etc. Lo que demuestra, por una parte, que algo funciona en esa naviera y por otra, que la Administración Marítima, lleva tiempo siendo excesivamente permisiva y tolerante con las que parecen evidentes deficiencias de gestión naviera en materia de seguridad de la vida humana en la mar.  El número y composición de las dotaciones, titulaciones, experiencia profesional, jornada laboral, fatiga de navegación, etc, deberían de ser objeto de examen y revisión,  para ajusta a la legislación vigente, entre otras muchas razones porque  ponen a muchas personas en situación de riesgo. El estado de Derecho debería comprometer a todos los españoles sin excepciones, incluso a los privilegiados de siempre.

Y qué decir de la CIAMM y la burla e inoperancia de la investigación de accidentes en este país. No investigan, simplemente señalan con el dedo para tapar lo evidente.

Este gobierno debería dedicar uno mínimo esfuerzo a este asunto. El sector marítimo no debería seguir en manos de sectas, castas, guardia civiles náuticamente analfabetos y tecnoburocratas ineptos. Ya está bien de neo franquismo marítimo.