La primera Comisión de Investigación de Siniestros Marítimos fue creada en1988

  • Print

AEMC

https://www.boe.es/boe/dias/1988/04/23/pdfs/A12485-12486.pdf

 

Orden de 14 de abril de 1988 por la que se crea la comisión permanente de investigación de siniestros marítimos.

 

 

Ilustrísimo señor:

La regla 21 del capítulo I del convenio internacional para la seguridad de la vida humana en el mar (<Boletín Oficial del Estado> de 16 de junio de 1980) obliga a las administraciones de los estados a investigar todo siniestro sufrido por cualquier buque suyo sujeto a las disposiciones del propio convenio y siempre que se considere que la referida investigación podría contribuir a la introducción de cambios en las reglas que en el mismo se contienen.

Por real decreto 1661/1982, de 25 de junio, se declaran de aplicación a todos los buques nacionales los preceptos del solas, con ciertas limitaciones que aconsejan sus características y las actividades que, según su clase, realicen, autorizando al ministerio de transportes, turismo y comunicaciones (dirección general de la marina mercante) a dictar las normas de desarrollo y aplicación que puedan resultar pertinentes.

La orden de 10 de junio de 1983 contiene las referidas normas de desarrollo, regulando en la regla 21 del capítulo I, los <expedientes administrativos sobre accidentes marítimos>, previéndose la incoación de expediente por parte de los inspectores de seguridad marítima o de los cónsules de España en el extranjero, siempre que ocurra algún accidente marítimo con daño para el buque o su tripulación y con el fin de determinar las causas de los accidentes y actuaciones en relación con los mismos.

Por su parte, la resolución a.442 (ix) de la asamblea OMI insta a los gobiernos a que tomen todas las medidas necesarias para garantizar que disponen de medios materiales para el cumplimiento de las obligaciones internacionales en materia de investigación de siniestros marítimos, mientras que la resolución a.440 (xi) insta a la cooperación internacional sobre la misma materia.

la creciente complejidad técnica de la navegación y de los buques de la marina civil, así como la cada vez mayor gama y cuantía de productos transportados por mar que suponen una amenaza contaminante para el medio marino, aconsejan el establecimiento de un órgano colegiado de investigación capaz de determinar, con la máxima garantía posible, las causas de los siniestros marítimos más importantes producidos no solo en los buques de nuestra flota, sino en todos aquellos que puedan suponer o supongan un grave riesgo de contaminación para nuestro dominio público marítimo-terrestre, y ello sin perjuicio de las obligaciones que actualmente corresponden a los inspectores de seguridad marítima o cónsules.

En su virtud y de conformidad con el artículo 2 del real decreto 1661/1982, de 25 de junio, previa aprobación del ministro para las administraciones públicas, dispongo:

Primero. En la dirección general de la marina mercante se crea la comisión permanente de investigación de siniestros marítimos, que se regirá por lo dispuesto en la presente orden y por las disposiciones aplicables a los órganos colegiados de la administración.

Segundo. La comisión permanente de investigación de siniestros marítimos tendrá como finalidad la determinación de las causas técnicas de los accidentes producidos en los buques nacionales comprendidos en el ámbito de aplicación del real decreto 1661/1982, de 25 de junio, así como la de formular las recomendaciones a que hubiere lugar para evitarlos.

El Director General de la Marina Mercante resolverá la intervención de dicha comisión solo en aquellos siniestros en los que concurran circunstancias que por su especial gravedad aconsejen la cooperación y apoyo de la misma en los expedientes administrativos sobre accidentes marítimos a que se refiere el apartado b) de la regla 21, parte c, capitulo i, de la orden del ministerio de transportes, turismo y comunicaciones de 10 de junio de 1983.

Tercero. Corresponderá, asimismo, a la comisión que en la presente orden se regula la determinación de las causas técnicas de los accidentes producidos en los buques extranjeros que se encuentren dentro de la zona económica exclusiva, mar territorial o aguas interiores españolas en los casos en que los referidos accidentes puedan suponer o supongan, a juicio del director general de la marina mercante, una grave amenaza para los recursos situados en los referidos espacios marinos o al dominio público marítimo-terrestre en general.

Cuarto. La comisión estará integrada por los siguientes miembros:

Presidente: el Subdirector general de seguridad marítima y contaminación.

Vocales: el jefe del servicio de seguridad marítima, el jefe del servicio de contaminación y el subinspector de buques.

Secretario: el jefe del servicio de planificación.

Quinto. Corresponderá al presidente la organización y distribución de los trabajos a efectuar por cada uno de los miembros de la comisión, los cuales serán debidamente acreditados mediante credencial formalmente emitida por la dirección general de la marina mercante.

Sexto. La comisión, en el ejercicio de sus funciones, podrá recabar cuanta información precise para sus investigaciones de las diversas autoridades, organismos o entidades públicas.

Asimismo podrá constituir los grupos de trabajo que considere necesarios para el cumplimiento de su cometido, pudiendo solicitar la participación y colaboración de entidades o de personas de cualquier nacionalidad que, por su especialización o conocimientos, estime precisas o, en su caso, proponer al órgano competente la contratación de asistencia técnica para ello.

Para la investigación de determinados siniestros, el Director General de la Marina Mercante podrá acordar la incorporación transitoria de alguna o algunas de dichas personas a la comisión como vocales de la misma, con voz y voto, al igual que los restantes miembros de la comisión.

Séptimo. Los trabajos de investigación de la comisión tendrán carácter confidencial, sin perjuicio de las obligaciones que, en su caso, pudieran derivarse de la actuación de la autoridad judicial competente.

Octavo. Concluidos los trabajos de investigación, el presidente de la comisión elevara las conclusiones y recomendaciones de la misma al director general de la marina mercante, quien ordenara su incorporación al correspondiente expediente administrativo incoado con motivo del accidente de que se trate, y a la vista de todo ello resolverá lo que proceda, acordando o, en su caso, proponiendo la adopción de las medidas pertinentes encaminadas a evitar otros siniestros.

Los informes y recomendaciones tendrán carácter exclusivamente técnico y se abstendrán de atribuir responsabilidades a buque o persona alguna.

Si como consecuencia de la resolución del citado expediente se apreciase la existencia de presuntas faltas administrativas, serán objeto de expediente disciplinario independiente incoado por acuerdo del órgano en cada caso competente. Todo ello sin perjuicio de las decisiones de las autoridades judiciales que conozcan de los mismos hechos.

Noveno. La comunicación de los informes y recomendaciones aprobadas en los expedientes administrativos sobre accidentes marítimos a la organización marítima internacional y a los gobiernos de los estados interesados se ajustara a lo dispuesto en tratados y convenios internacionales suscritos por España y disposiciones complementarias.

Decimo. Los gastos de funcionamiento de la comisión serán financiados con cargo al programa de seguridad del tráfico marítimo y vigilancia costera del ministerio de transportes, turismo y comunicaciones (Dirección General de la Marina Mercante).

Disposición final La presente orden entrara en vigor al día siguiente de su publicación en el <Boletín Oficial del Estado>.

Lo que comunico a v. i. para su conocimiento y efectos oportunos.

Madrid, 14 de abril de 1988.

Caballero Álvarez

Ilmo. sr. Director General de la Marina Mercante.

 

José Antonio Madiedo Acosta