Un buque cargado con productos químicos navega desde Bilbao a A Coruña con una de sus dos máquinas averiada

  • Print

 

 

 

 

La travesía del Dácil desde el puerto vasco se realizó controlada por las autoridades marítimas

EMILIANO MOUZO
 
EMILIANO MOUZO
A CORUÑA 06/06/2020 14:42 H
 
 

El buque tanque Dácil, con bandera española, navegó cargado de productos químicos desde el puerto de Bilbao hasta A Coruña con uno de sus dos motores averiado. El quimiquero zarpó del puerto vasco y a los pocos minutos su tripulación descubrió que uno de sus dos motores que mueven la hélice tenía problemas.

Ante esta situación, el capitán del Dácil decidió arriar anclas en el fondeadero vasco y reportó el problema a las autoridades marítimas. Aun así, el buque fue autorizado para navegar hasta el puerto de A Coruña. La ruta tuvo que realizarse a menor velocidad. La travesía estuvo controlada por las autoridades marítimas. De hecho, el capitán tenía que reportar su situación cada 4 horas.

 
 
EMILIANO MOUZO
 

A pesar de que el capitán informó de que el problema se trataba de una avería pequeña, cuando el buque tanque llegó a las inmediaciones del puerto coruñés «hubo discrepancias» a la hora de meter el barco para dentro de la dársena, informaron fuentes de la comunidad portuaria. Finalmente, el Dácil sí pudo atracar y descargar la mercancía. 

Una vez realizada la operación, el quimiquero atracó en el muelle de San Diego para proceder a la reparación, trabajos que estaba previsto que durasen unos días. Pero una vez que los técnicos subieron a bordo del buque tanque observaron que la avería era más grave, ya que había que rectificar el cigüeñal. Estos trabajos se extenderán, al menos, durante un mes, por lo que el barco fue trasladado al muelle Centenario Sur.

COMENTARIOS DE AEMC

El recital de accidentes que está ofreciendo la DGMM son síntoma inconfundible de carencias graves, de políticas impropias, de gentes que tocan de oído.

Las Capitanías no funcionan, los accidentes se suceden.

Existe temeridad latente. No hay capacidad de respuesta. 

Sr. Abalos, ¿Hasta cuándo?

La DGMM no es un astillero para tecnócratas navales en prácticas. Es algo imprescindible para un país marítimo como lo es España. Si considera que gobernar al dictado de los armadores es una solución, mejor se va a su casa. Esta situación es insostenible.