Gozón, la proa de España

 

Francisco de Paula, es el autor de un libro titulado “Recuerdos de un viaje por España”, publicado en 1849. El autor había iniciado su periplo por la geografía española en el en el año 1846. De la citada obra extraemos algunos párrafos en los que hace referencia a la villa asturiana de Luanco, capital del concejo de Gozón.

“Luanco se presenta a la vista del viajero como saliendo de la mar, que bate en la mayor parte de sus casas, y aparenta ser mayor de lo que es en realidad, pues solo cuenta con 340 vecinos. El origen de esta villa no sube más allá del siglo XV, en que esta costa era muy concurrida por embarcaciones gallegas, vascongadas, francesas e inglesas, que se dedicaban a la pesca de la ballena en un gran banco de arena que estaba el frente del llamado hoy puerto de Luanco. Los pescadores atraídos por la comodidad que le ofrecían la concha o bahía cercana para el resguardo de sus naves, edificaron en la ribera algunas chozas con objeto de verificar en ellas las operaciones que su importante industria exigía. A esta pequeña aldea dieron los gallegos, sus fundadores, en su dialecto particular el nombre de O banco, aludiendo al de arena en que pescaban, y de aquí con muy corta adulteración procedió Lo-vanco, Loanco, Luanco. Esta es la etimología vulgar, pero es más probable provenga el actual nombre de este pueblo del antiguo castillo de Buango, que estaba edificado en estas inmediaciones, según consta de varias crónicas. La villa tomó en breve el mayor incremento por concurrencia de buques españoles y extranjeros y muchos comerciantes acudieron a avecindarse en la nueva población, que ya encontramos muy notable en el siglo XVI, pues era el pueblo de más tráfico que en aquella época había en Asturias, y sus habitantes los más intrépidos y entendidos navegantes de toda la costa”

Sin embargo, existen manuscritos muy anteriores en el tiempo, que acreditan que el en siglo XIII ya había actividad pesquera en Luanco. Como quiera fuere, Luanco forma parte de ese gran castillo de proa que es el Cabo de las Penas o cabo de Peñas, un baluarte pétreo que desafía al fiero mar Cantábrico y nos orienta hacia el Norte, hacia Europa.


Luanco vivero de marinos civiles

Desde hace siglos la villa luanquina es un gran vivero de marinos civiles, de cientos de patrones, de pilotos y capitanes de la Marina Civil que han surcado todos los mares del mundo.   El actual alcalde de Luanco, Jorge Suárez, es uno de los capitanes que se suma año tras año a ese encuentro que organiza Paco Roces, que también fue en su día alcalde de la villa, y desde hace algún tiempo preside la Asociación de Capitanes de Asturias.

 

Un grupo compacto y diverso

Entre los asistentes al encuentro anual de capitanes, hay viejos lobos de mar, alguno con cerca de 90 años de edad y jóvenes con el título de capitán conseguido hace pocos meses, y con ellos algunos prácticos, profesores, empresarios, responsables de las grandes terminales de contenedores, financieros, funcionarios, etc.  A todos ellos les unen los recuerdos, las anécdotas y el deseo de compartir y disfrutar del buen yantar, y como colofón, unas canciones marineras que evocan otros tiempos, quizás aquellos cuando las velas flameaban impulsando el barco de nuestros sueños. Luanco simboliza la mar, la vida y un grato sentimiento de amor y respeto hacia la profesión que llevan dentro.