Nueva embarrancada en Galicia

 

 

 

 Las aguas de Galicia han vuelto a ser escenario de una embarrancada polémica.

Televisión Española, como suele hacer habitualmente cuando se trata de buques civiles, sí, esos en los que las personas que forman parte de su dotación, de capitán a paje, son marineros. Ha vuelto a dar noticias truculentas. El buque viajaba de Bilbao a Coruña. Tuvo una avería en la sala de maquina y se fue a las piedras. Está asentado sobre las rocas. Pues, no. Según los datos del AISS, el buque Blue Star, abanderado en Malta, lo que a efectos de seguridad marítima es un dato a considerar,  se encontraba, en la ría de Ares muchas horas antes de ir derivando poco a poco, durante casi dos horas, hasta embarrancar donde se encuentra actualmente.

Desde las 21. 35 UTC 22-30 H española el día 22 de noviembre hasta las 23-10 aproximadamente, que es la hora en la que queda embarrancado, la deriva- el trayecto recorrido por el barco- hasta las rocas sobre las que queda embarrancado fue superior a 2,60 millas náuticas.

El primer registro de su llegada al fondeadero de la ría es a las 15-23 UTC. de ese mismo día. Lo que significa que SASEMAR y el resto de las autoridades, navales incluidas, tenían conocimiento de su presencia en la zona desde unas 8 horas antes de la embarrancada.

Qué comunicaciones se cruzaron entre el capitán del barco y Sasemar en ese tiempo. Qué estrategia operativa fue la diseñada por la dirección de SASEMAR para hacer frente a la situación de emergencia del buque. Donde se encontraban los remolcadores de salvamento marítimo y a qué hora fueron movilizados? Ría de Vigo, María Pita, etc.

¿A qué hora fueron rescatados los tripulantes?

¿Qué se hizo para evitar la embarrancada en ese tiempo?

¿Se han tomado medidas para extraer el combustible?

¿Qué medios se le ofrecieron al capitán y con qué coste?. 

Son muchas más las preguntas que esperan respuesta, sin tener que esperar a un nuevo folletín náutico naval.

Lo deseable es que se pueda rescatar el barco cuanto antes y evitar daños medioambientales, pero este asunto no se debe liquidar con dos capotazos y algunas ocurrencias. Esa etapa debería estar ya superada.

Seguiré comentando.

Juan del Busto.