28/09/2019

¿Qué candidato te cae mejor? ¿Quién es más nuevo y quién es más viejo? ¿Quién tiene mejor tono? ¿Quién tiene mejor talante? ¿Quién huele mejor? ¿Cómo se llevan los candidatos entre ellos? ¿Son amigos? ¿Se odian? ¿Hay confianza? ¿Se llaman por teléfono? ¿Se mandan WhatsApp? ¿Cuándo se mandaron el último WhatsApp? ¿Se mandan caritas o solamente texto? ¿Quién se presenta en coalición con quién? ¿Quién no ha querido ir en coalición con quién? ¿Por qué se ha formado la coalición? ¿Por qué se ha roto la coalición? ¿Cómo se llama la coalición? ¿Cuál es el logotipo de la coalición? ¿Qué puestos tiene cada uno en la coalición? ¿Hay diferencias dentro de la coalición? ¿Se llevan bien los diferentes miembros de la coalición? ¿Cuántos diputados dice esta encuesta que va a sacar cada partido? ¿Y esta otra? ¿Y esta otra? ¿Y estas otras diez? ¿Quién sube? ¿Quién baja? ¿Quién le roba votos a quién? ¿Seguirá el candidato después de las elecciones aunque le vaya mal? ¿Dimitirá? ¿Cuál es la estrategia electoral de este partido? ¿Y de este otro? ¿Y de este otro? ¿Quién es enemigo de quién? ¿Contra quién se presenta cada uno? ¿Qué sería un buen resultado para cada partido? ¿Qué sería un mal resultado? ¿Es este partido de derechas? ¿Es de izquierdas? ¿Es liberal? ¿Es de centro? ¿Es moderado? ¿Es transversal? ¿Está cohesionado este partido o tiene diferencias internas? ¿Y este otro? ¿Y este otro? ¿Y cuáles son las diferentes corrientes? ¿Y qué piensa cada una? ¿Y qué dicen los barones territoriales? ¿Con quién está cada uno? ¿Son críticos o son oficialistas? ¿Qué partido tiene la culpa de que no haya gobierno y se hayan repetido las elecciones? ¿Tienen todos la misma culpa o algunos más? ¿Mucho más? ¿Un poco más? ¿Un poquito más? ¿Cómo se mide la culpa? ¿Con quién va a pactar este partido después de las elecciones? ¿Y este otro? ¿Y este otro? ¿Pero cómo van a pactar si no se mandan WhatsApp? ¿O sí se mandan? ¿Qué sacaría cada uno del pacto? ¿Quién ganaría con el pacto? ¿Quién perdería? ¿Podría dormir bien el próximo presidente del gobierno si hubiera pacto? ¿Se puede tener un gobierno en el que el presidente no duerme bien? ¿Es bueno para España que el presidente tenga insomnio porque ha tenido que llegar a un pacto que no le gusta? ¿Debería el presidente tomar alguna pastilla para dormir llegado el caso o sería preferible que fuera (yo qué sé) a una cumbre europea bostezando?

En esta campaña se van a gastar millones y millones de euros para convencerte de que es IMPORTANTÍSIMO que te hagas estas cruciales preguntas todo el rato y, MUCHO MÁS IMPORTANTE, que tengas una respuesta y una opinión muy bien formada para cada una de ellas. Ejércitos de sagaces tertulianos debatirán sobre estos asuntos sin duda fundamentales para el futuro de España, dando paso de forma ágil, audaz e intercalada a barones, baronesas, corrientes internas, gente que se ha ido de los partidos pero es muy sabia y muy objetiva, partes de las coaliciones, partes de partes de las coaliciones, analistas expertos, todólogos varios y hasta algún amigo de la mafia de las cloacas día sí día también.

 
PUBLICIDAD
 

¿Pero por qué tanto interés en que no pares de darles vueltas a estas cosas?

Muy fácil. Porque todo el tiempo que pases haciéndote esas preguntas sobre qué hacen, qué quieren, qué dicen, qué comen o cómo duermen los candidatos y los partidos, es un tiempo en el que no te haces otro tipo de preguntas.

Por ejemplo:

¿Cómo demonios puede ser que en la cuarta economía de la zona euro haya explotación laboral, familias desahuciadas y millones de personas que pedalean en el aire para llegar a fin de mes al mismo tiempo que aumentan cada año los multimillonarios y el dinero que acumulan? ¿Por qué no tienen derecho los habitantes de un país europeo, rico y moderno como España a tener una vida digna, segura y completa y por qué no se ocupa el estado de garantizar este derecho como es su obligación?

¿Por qué los españoles tienen que elegir entre el paro o un empleo precario cuando las grandes empresas han vuelto a los beneficios anteriores a la crisis? ¿Por qué un mileurista en 2007 era alguien que tenía un salario precario y hoy hay millones de trabajadores pobres deseando cobrar mil euros?

¿Cómo puede ser que los alquileres no paren de subir al mismo tiempo que los bancos, los fondos buitre y sociedades con privilegios fiscales como las socimi acaparan miles de viviendas vacías para especular, incluso abusando de los inquilinos para echarlos cuando las viviendas no están vacías?

¿Por qué todo el mundo está de acuerdo en que el cambio climático es un peligro enorme para el planeta pero el gobierno no hace nada mientras avanzan los incendios, las inundaciones, las sequías extremas y la desertificación? ¿Por qué las empresas eléctricas contaminantes se forran mientras te suben la factura de la luz?

¿Por qué el gobierno no hace nada contra las casas de apuestas que se extienden como un cáncer por los barrios populares y están enganchando al juego a nuestros jóvenes y destruyendo la economía de familias trabajadoras?

¿Por qué el estado no se toma realmente en serio la vergüenza de las violencias machistas movilizando los recursos suficientes para luchar de manera efectiva contra ellas? ¿Por qué se hace poco o nada para atacar las causas de desigualdad económica entre hombres y mujeres: la brecha salarial, los cuidados en general, la dependencia y las escuelas infantiles en particular?

¿Por qué se sigue privatizando y deteriorando la sanidad pública cuando teníamos uno de los sistemas de salud mejores y más eficaces del mundo?

¿Por qué se sigue deteriorando la educación pública para favorecer a la privada y a la privada concertada?

¿Por qué son tan caras las matrículas universitarias en las universidades públicas?

¿Por qué tenemos científicos y científicas de élite trabajando con presupuestos de miseria cuando es evidente que necesitamos mucha innovación para ir a una economía de alto valor añadido que nos permita superar el modelo de pies de barro del monocultivo del turismo y la construcción?

¿Por qué ningún gobierno ha hecho nada para frenar la despoblación en el medio rural mientras iban desapareciendo de nuestros pueblos el médico, la escuela, el cajero, el transporte, las fuentes de empleo, la gente?

¿Por qué las pymes pagan religiosamente un 25% en el impuesto de sociedades, los trabajadores pagan un tipo de IRPF de no menos del 20% salvo casos especiales, el IVA que pagamos todos tiene un tipo general del 21% y muchos autónomos pagan una cuota de la seguridad social demasiado alta que no se corresponde con sus ingresos mientras las grandes corporaciones tributan muchas veces con un tipo efectivo de menos del 10% y algunos años pagan un 0% de impuestos, como el Banco Santander en 2016? ¿No es absurdo que tengamos los servicios públicos deteriorándose mientras el estado ingresa 7 puntos porcentuales menos sobre el PIB que la media europea y los multimillonarios y las grandes corporaciones se escaquean de pagar impuestos?

¿Por qué «no se puede» publicar la lista de amnistiados fiscales de la amnistía inconstitucional de Montoro?

¿Por qué no se puede recuperar el rescate bancario poniendo un impuesto específico al sector bancario?

Quieren que te preguntes por estupideces para que no te hagas todas estas preguntas. Pero, SOBRE TODO, para que no te hagas las siguientes preguntas el domingo 10 de noviembre camino del colegio electoral:

¿Qué fuerza política se va a partir la cara para derogar la reforma laboral del PP, subir el salario mínimo a 1.200 euros en una legislatura, acabar con la utilización fraudulenta de los contratos temporales y las horas extra o poner en marcha una revolución verde y en la economía de los cuidados que genere cientos de miles de empleos si tiene suficiente fuerza electoral? ¿A qué candidato le va importar bien poco que al jefe de los grandes empresarios le cueste dormir si así pueden dormir mejor millones de familias trabajadoras?

¿Qué fuerza política va hacer todo lo posible y mucho más por intervenir el mercado de los alquileres para bajarlos, sancionar a los buitres para poner las viviendas vacías en el mercado y paralizar inmediatamente los desahucios sin alternativa habitacional? ¿Qué candidato va a mirar a los ojos a los buitres y les va a decir que en España se van a cumplir los derechos humanos y el artículo 47 de la Constitución Española?

¿Qué fuerza política sin exministros en consejos de administración de las grandes eléctricas llevándoselo calentito tiene lo que hay que tener para reformar el mercado eléctrico y bajar la factura de la luz? ¿Qué candidato al que no se pueden comprar va a explicar con paciencia y firmeza a los jerifaltes del oligopolio eléctrico que en España va a haber una empresa pública de energía que los mire de tú a tú porque hay que hacer una transición energética a fuentes renovables urgente y nuestro país está en condiciones de ser líder mundial en ese ámbito?

¿Quién va a poner freno a las casas de apuestas porque no se va a dejar presionar por ninguna televisión que se quede sin anunciantes?

¿Qué fuerza política va a pelear a brazo partido para que la lucha contra las violencias machistas cuente con la financiación que merece un problema que es de estado? ¿Quién va a establecer sanciones cuando se perpetúe la brecha salarial entre hombres y mujeres? ¿Quién va a pelear por poner en marcha una verdadera revolución de la economía de cuidados que los dignifique, los retribuya adecuadamente, permita a las mujeres una participación igualitaria en el mundo laboral y genere cientos de miles de empleos?

¿Quién va a hacer que volvamos a tener una de las mejores sanidades del mundo, pública, universal y de calidad?

¿Quién va proteger y mejorar la educación pública frente a los intereses económicos que la ven como un nicho de mercado para desmontar y hacer caja?

¿Quién se va atrever a decir, como Bernie Sanders en EEUU, como Jeremy Corbyn en Reino Unido, que la universidad pública debe ser gratuita?

¿Quién va a situar la inversión en ciencia e innovación española en la media europea?

¿Quién va a ir a la España despoblada no a hacerse la foto sino a llevar infraestructuras ferroviarias, médicos, escuelas, conexión de banda ancha y prosperidad para que nadie tenga que marcharse de su pueblo por falta de oportunidades?

Y muy importante, porque es imposible recuperar los derechos de la ciudadanía, mejorar los servicios públicos y afrontar los retos y oportunidades de futuro que tiene España sin reducir el déficit de ingresos del Estado, ¿quién está dispuesto a llevar a cabo una verdadera reforma fiscal que haga que la gente trabajadora, los autónomos y las pymes paguen un poco menos de impuestos y los multimillonarios y las grandes corporaciones paguen lo que tienen que pagar aunque duerman peor? ¿Quién va a publicar la lista de amnistiados fiscales de la amnistía inconstitucional de Montoro? ¿Quién va a obligar a la banca a devolver los 60.000 millones de euros del rescate?

En definitiva, ¿quién te va a defender desde las instituciones? ¿Qué fuerza política? ¿Qué candidato? ¿Qué papeleta? Y, sobre todo, ¿quién está dispuesto a defender tus derechos aunque eso implique enfrentarse a los poderosos, a las cloacas, a los ataques y a lo que haga falta?

Esta es la única pregunta relevante en cualquier cita electoral, en cualquier momento, en cualquier país del mundo y para la única que tienes que tener respuesta. Todo lo demás es cháchara inútil al servicio de los que no quieren que les toquen ni un milímetro de sus obscenos privilegios aunque eso bloquee el avance de todo un país y se lleve a su gente por delante.