ACCIDENTE DEL BUQUE GRANDE AMERICA

 

El buque civil “Grande América” de bandera italiana, operado por Grimaldi, se hunde después de estar envuelto en llamas durante dos días.

 

Características del barco:

 

 

 AEMC

Eslora total:                   214 m

 

Manga:                           32 m

 

Puntal:                            9,70 m.

 

Potencia instalada:       15.649 Kw.

 

Velocidad:                      19 nudos

 

IMO:                               9130937

 

Pabellón:                        Italia

 

Tipo:                               RoRo / ConRo-Schiff

 

Construido año:             1997

 

GRT:                                56642

 

Cap. Vehículos:              2500

 

D. Peso Muerto:             27965 t

 

Contenedores:               1321 TEU

 

 

El hundimiento se produjo sobre las 15.30 LT, en una posición próxima a latitud 48.52234°N Longitud: 6.096405° W, cerca de la isla francesa de Ouesant en el Finisterre francés, en la zona SAR correspondiente a Francia.

 

El buque había zarpado del puerto alemán de Hamburgo y se dirigía al puerto marroquí de Casablanca.

 

La carga del barco consistía en contendores con mercancías de diferentes tipos, incluyendo mercancías clasificadas como peligrosas, y vehículos de distintos tamaños.

 

A bordo dl buque siniestrado había una gran cantidad, sin determinar, de combustible pesado.

La profundidad en la zona del hundimiento es de unos 4.600m

Declaraciones del ministro

El Ministro de Transición Ecológica François de Rugy, ha expuesto ante la Asamblea nacional la necesidad de enviar a la zona medios de lucha contra la contaminación ante la eventualidad de una marea negra producida por el combustible pesado que lleva a bordo, como suele ocurrir en estos casos. También será necesario identificar todos los productos que transportaba el buque siniestrado, alguno de los cuales había caído al agua antes del hundimiento delo barco.

Todas las personas que se encontraban a bordo han sido evacuadas

El domingo, alrededor de las 20:00, el Centro Regional de Salvamento y Rescate Marítimo (CROSS) Etel informó al Centro Regional de Monitoreo y Rescate Operacional (CRUZ) de Etel sobre la situación a bordo del "Grande América", un barco híbrido entre ro-ro y un barco de contenedores, de 214 metros de eslora total, que procedía de Hamburgo (Alemania) y hacía derrota hacia Casablanca (Marruecos).

Cuando el buque se encontraba a unas 130 millas náuticas al suroeste de Pointe de Penmarch (sur de Finisterre inglés), después de anunciar inicialmente que había logrado extinguir el fuego a bordo y quería llegar a A Coruña (España), el comandante del barco informó a las autoridades marítimas del deterioro de la situación, señalando que varios contenedores estaban en llamas. Poco después de las 2:00 am el Capitán ordenó el abandono la nave. Todos los miembros de la dotación abandonaron la nave a bordo de un solo bote salvavidas, siendo posteriormente rescatados por una fragata británica que recibió órdenes de desviarse hacia el bote de rescate.

Mal tiempo

El lunes y el martes, las operaciones para extinguir el fuego no tuvieron éxito, particularmente debido entre otras razones, a las malas condiciones climáticas.

Los intentos de sofocar el incendio por parte de una fragata, la "Aquitania" de múltiples misiones (FREMM) de la Armada Francesa, el pasado martes día 12 de marzo, fracasaron. También intervinieron en los intentos de auxilio  la "VN Sapeur" y el remolcador marítimo "Abeille Bourbon".

El Grupo Grimaldi por su parte había contratado los servicios de dos remolcadores de altura para intervenir en las operaciones de rescate.

Deficiencias identificadas.

La Prefectura francesa de la zona marítima, informó el pasado martes 10 de marzo que el barco presentaba una acusada escora hacia su costado de estribor.

Un barco con graves deficiencias de seguridad

La asociación ambiental Robin Hood ha denunciado que "El barco, construido en 1997, fue detenido en 2010 en el puerto de Tilbury, Reino Unido, porque presentaba 35 deficiencias de seguridad. Dichas deficiencias han vuelto a ser detectadas por inspectores de seguridad marítima de los puertos de Hamburgo y Amberes.

 

Historial de inspecciones PSC, gestión y clasificación

El buque GRANDE AMERICA fue sometido a un total de 40 inspecciones por el Estado del Puerto entre el 10 de febrero de 1998 y el 26 de octubre de 2018 de acuerdo con la información publicada por EQUASIS en su web, habiendo sido detenido en el puerto inglés de Tilbury durante un periodo de nueve días tras una inspección realizada al mismo el 20 de septiembre de 2010.

El buque GRANDE AMERICA, de acuerdo con EQUASIS, se encontraba clasificado por el Registro Italiano Naval (RINA). Su armador era Grimaldi Deep Sea SPA y la gestión de la seguridad (ISM) se encontraba asimismo bajo el Grupo Grimaldi.

La información publicada por EQUASIS muestra varias inspecciones sin deficiencias, varias inspecciones con deficiencias y una detención totalizándose 129 deficiencias, lo cual presentaría una media de algo más de tres deficiencias por inspección. No obstante, esa misma fuente muestra al pabellón italiano como un pabellón de la lista blanca de las listas publicadas por el Memorandum de Paris sobre PSC (Port State Control).

 

COMENTARIOS DE AEMC

 

La Europa de los lobbys, de las sectas tecnopiadosas, de los mercaderes y sus mercadeos, la del capitalismo naviero, que está íntimamente ligado al negocio financiero, ha vuelto a confirmar con este accidente que su modelo marítimo presenta notables vías de agua. Hoy, más que nunca, se ha impuesto el neoliberalismo, un modelo que invoca la libertad para machacar y pisotear al de abajo, mientras que derrocha recursos en apoderarse del aparato legislativo y conseguir el favor judicial para garantizar que las necesidades sociales formen parte de clientela fija y sus corruptelas gocen de impunidad.

La militarización progresiva de la marina civil parece formar parte del proyecto del capitalismo salvaje, que tampoco ve con malos ojos la degradación y desprofesionalización del sector marítimo. Los resultados de esas políticas se reflejan claramente en la evolución del sector marítimo europeo, especialmente en los países del Sur de Europa, donde la degradación marítima es palpable en todos los frentes. La Italia militarizada del Costa Concordia, la España del Prestige, La Grecia de los escándalos financieros del Pireo, y Portugal enclavado en un militarismo decimonónico. Europa se degrada con mares contaminados y un nivel de accidentes que raya en la delincuencia de Estado.

Se invoca permanentemente el respeto por la norma, pero se legisla para los de siempre y a la hora de aplicar las normas, se flexibilizan los criterios.

No habría que olvidar que los medios de comunicación se hicieron eco en su momento de las compañías que fueron más reacias a que se aprobasen los Acuerdos de Estocolmo sobre la estabilidad de buques ro-ro, entre ellas Grimaldi.

¿Qué flota le quedará a la UE tras la salida del Reino Unido, en caso de que el Brexit prospere? ¿De qué sirven los grandes códigos de leyes marítimas, si los títeres al servicio de Panamá y de otras banderas (auténticos paraísos fiscales para los navieros sin escrúpulos que deciden abanderar sus buques en pabellones de conveniencia y contratar a tripulaciones con salarios muy bajos y en condiciones de vida a bordo deplorables) o lo que es lo mismo, del “gamberrismo” naviero, toleran lo intolerable y dedican sus escasos esfuerzos a hacer campañas de imagen para lavar sus miserias?

Ya va siendo hora que se respete a la Marina Civil y a los profesionales de la Marina Civil.

Los profesionales de la marina Civil deberían unirse y defender sus intereses profesionales ante la deriva que está tomando esta Europa que escarmentada de las prácticas degeneradas del capitalismo salvaje y la socialdemocracia entregada a los mismos dueños, busca refugio desesperado en los exabruptos de la bestia.

Podrá EMSA con su nueva directora, de nacionalidad croata, garantizar el cumplimiento de la legislación europea en materia de seguridad marítima y prevención de la contaminación marina en los Estados Miembros de la UE? Podrá EMSA poner en práctica las medidas para corregir la situación actual de deterioro de la seguridad marítima en aguas europeas? Podrá EMSA garantizar la transparencia en la investigación de este accidente marítimo? Los desafíos están ahí, las soluciones están por llegar.