Madiedo: "Pedro Menéndez no fue militar"

29.09.2018 | 02:00

Madiedo: "Pedro Menéndez no fue militar"
 
Madiedo: "Pedro Menéndez no fue militar" MARÍA FUENTES
 

El exdirector general de la Marina Mercante José Antonio Madiedo ofreció ayer una charla (en la foto) en el Museo Marítimo sobre la figura de Pedro Menéndez de Avilés. Madiedo desvinculó al marino de la Armada, que "no existía hace cinco siglos" y destacó su papel como corsario para el reino, informa Pedro PASCUA

 

CONCLUSIONES

Pedro Menéndez de Avilés nunca formó parte de la Armada Española

Su trayectoria profesional fue la de un marino civil que navegó desde su juventud, que practicó el corso, que llegó a ser un destacado capitán y creó su propia flota. Un capitán armador que firmó contratos con el Rey para prestarle sus servicios, dándole protección en sus viajes, protegiendo a las flotas de Flandes y de la Carrera de Indias,  transportando oro, plata y caudales, defendiendo los interés de la corona contra los ataque de corsarios y piratas.

Fue un fiel servidor de la corona española que recibió grandes honores y distinciones, que fue Gobernador de Cuba y Adelantado y conquistador de la Florida.

Un capitán que diseñó galeones agalerados y ha registrado un ingenioso sistema para para detectar los efectos del magnetismo terrestre sobre la posición del barco.

Un marino civil que se rodea de numerosos marinos asturianos, entre los cuales varios llegarían a ocupar importantes cargos tanto en las flotas y armadas como en tierra firme.

Es en definitiva un  marino civil de talla universal, y uno de los más marinos destacados de la historia de la Marina Española.

 

PETICIÓN FINAL

 

Como representante de la Asociación Española de la Marina Civil me dirijo a los poderes del Estado, de las Administraciones públicas, de las instituciones y organizaciones militares, en especial a la Marina Militar Española, a las asociaciones de todo, para que respeten y honren a de Pedro Menéndez de Avilés, para que no militaricen su figura, para que todos podamos recordar a este marino civil asturiano por sus valores como persona que, con sus virtudes y miserias humanas, dejó en lo más alto el nombre de Asturias.

Es necesario que los dignos representantes del pueblo español  tomen conciencia de que es ineludible que la Constitución Española incluya de forma clara y expresa la existencia de la Marina Civil y sus áreas competenciales.

José A. Madiedo  Acosta

Pte. Asociación Española de la Marina Civil