EL FESTIVAL MARÍTIMO EN GIJÓN

 

 

  1.  El Festival Marítimo es un evento único en el que por primera vez tres de los barcos más emblemáticos de la historia de la navegación española atracarán juntos en el Puerto de Gijón: la Nao Victoria, el Galeón Andalucía y el Atyla. La cita tendrá lugar desde el 19 al 23 de septiembre en horario de 10:00 a 20:00 h. y las entradas tendrán un coste de 10€ adultos / 4€ niños* / 22€ familias** Un evento que se enmarca además en la antesala de la gran conmemoración de uno de los grandes hitos de la historia marítima de la ciudad, el V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo.

 

 

2. UN EVENTO ÚNICO La intención del Festival Marítimo de Gijón es rendir un homenaje a la historia de las embarcaciones y marinos españoles que exploraron todo el mundo en la Era de los Descubrimientos, trayendo al puerto de Gijón las réplicas de los buques históricos más representativas de los grandes acontecimientos marítimos españoles: naos, galeones y goletas. De manera que desde el 19 al 23 de septiembre miles de personas podrán disfrutar de la visita a las

 

3.- LA NAO VICTORIA

 

La Nao Victoria es el barco de Fernando de Magallanes. Su nombre se asocia con la mayor aventura de la historia de la navegación: la primera vuelta al mundo en el Siglo XVI (1519/1522). El 8 de septiembre de 1522 dieciocho hombres, bajo el mando de Juan Sebastián Elcano y a bordo de la Nao Victoria lograron el mayor hito de la historia de la navegación. Tras más de tres años de sufrimientos en el mar y el sufrimiento, estos hombres fueron los primeros en cruzar los grandes océanos y dar a conocer el tamaño real de la tierra. “Armada de la Especiería” La expedición estaba formada por 5 barcos y 243 tripulantes que bajo el mando de Fernando de Magallanes, partieron desde Sevilla (España) el 10 de agosto de 1519. La conocida como Armada de Especería, fue financiada por la corona española con el objetivo de abrir una ruta que navegando hacia el oeste consiguiera alcanzar las islas de las especias: las Molucas (en la actual Indonesia). Durante tres años, la expedición cruzó tres océanos, llegó a Brasil, Uruguay y Argentina para finalmente descubrir el estrecho de Magallanes. Atravesó el gran océano Pacífico, descubriendo islas y archipiélagos llegando finalmente a las Filipinas y las Molucas. Desde Indonesia, la Nao Victoria, el único barco superviviente de la expedición, comenzó su viaje de regreso comandada por Juan Sebastián Elcano.

 

3.1.- La primera vuelta al  mundo

 

Cruzando el Océano Índico, cruzó el cabo de Buena Esperanza, y bordeó el continente africano, y navegado hacia a España. Finalmente el 8 de septiembre de 1522, dieciocho hombres llegó a Sevilla, logrando la hazaña más grande de todos los tiempos en la historia de la navegación: la Primera Vuelta al Mundo. La réplica de la Nao Victoria Construida para la Exposición Universal de Sevilla (1992), su puerto de origen, la Nao Victoria es la única réplica del barco original que, hasta la fecha, ha completado una vuelta al mundo.

 

3.2.- Construcción de la réplica de la Nao Victoria

 

La construcción comenzó en marzo de 1991 en Isla Cristina (Huelva- España). Su diseñador y constructor fue Ignacio Fernández Vial, que tras un exhaustivo estudio histórico trazó fielmente sus formas y detalles. Durante ocho meses, carpinteros de ribera e ingenieros trabajaron en su construcción siguiendo un máximo rigor histórico. Una vez terminada la Nao Victoria permaneció expuesta al público durante la Exposición Universal de Sevilla en 1992, junto con las réplicas de la Nao Santa María y las carabelas Pinta y la Niña, las naves de Cristóbal Colón. Más de 3 millones de personas visitaron estos barcos llenos de historia.

 

Después de la Exposición universal

 

Tras la Exposición Universal, la Nao Victoria fue expuesta al público en dique seco, fuera del agua, cerca del Pabellón de la Navegación, por lo que se pudo admirar todas sus formas. La Vuelta al Mundo de la Nao Victoria (2004- 2006) En 2003, se presentó el proyecto de la “vuelta al mundo de la Nao Victoria” a la Sociedad Nacional de Gestión de Activos (AGESA) y la Sociedad Estatal para Exposiciones Internacionales (SEEI). Las dos instituciones apoyaron con gran entusiasmo esta iniciativa. Los trabajos de restauración y adaptación para la navegación comenzaron inmediatamente.

 

Vuelta al mundo

 

En 2004, la réplica de la Nao Victoria reprodujo la gesta de la primera vuelta al mundo con el fin dar a conocer la mayor hazaña marítima de todos los tiempos, protagonizada por marinos ( civiles )españoles.

 

La réplica de la Nao Victoria partió de Sevilla con una tripulación de 20 hombres y desde el 2004 a 2006 viajó 26.894 millas náuticas, visitó 17 países en 5 continentes y se convirtió en la primera réplica de un barco que da la vuelta al mundo. Más de 120m² de superficie útil (en diferentes cubiertas). 4 cubiertas, camarote capitán y áreas de vida a bordo.

 

Capacidad: 100 pax, ampliable según disposiciones. Estimación media de visitas en puerto: 2.000

 

Cifras: 290m² de superficie velica.

Eslora: 26m /

Manga: 6,70m

Calado: 3,20 m ·

3 Palos /

6 Velas

 

La Nao Victoria, embajadora de la Primera Vuelta al Mundo: Tras la extraordinaria aventura de la vuelta al mundo 2004-2006 y tomando el nombre del barco, se constituyó en el año 2006 la Fundación Nao Victoria, entidad sin ánimo de lucro, con el objetivo de seguir difundiendo la Primera Vuelta al Mundo y la historia marítima española a través de esta única y excepcional réplica histórica. Desde entonces y con estos fines, la Nao Victoria ha sido gestionada por dicha fundación, realizando proyectos propios por todo el mundo y participando en eventos nacionales e internacionales de gran alcance. Embajadora de la Primera Vuelta al Mundo, símbolo de la historia marítima española, museo flotante y buque escuela, en los últimos diez años, la Nao Victoria suma miles de millas navegadas, ha visitado los principales puertos de toda España, Europa y EE.UU., y cuenta con más de 5 millones de visitantes.

 

4. EL GALEÓN ANDALUCÍA

El Galeón Andalucía es la réplica del barco empleado los españoles durante los siglos XVI al XVIII, en las expediciones marítimas de descubrimiento y el comercio interoceánico entre España, América y Filipinas de las llamadas flotas de Indias. Con un diseño innovador en su tiempo, el galeón fue un mercante armado de un porte de entre 500 a 1.200 toneladas y 40 a 60 metros de eslora diseñado para cruzar los grandes océanos con máxima eficiencia. Durante tres siglos estos galeones españoles atravesaron el Atlántico, navegaron por el Caribe y costas americanas y cubrieron la ruta del Pacífico, transportando marinos, aventureros, mercaderes y colonos, y cargando en sus bodegas las fabulosas mercancías del comercio americano y asiático. Fueron los barcos que establecieron las relaciones comerciales y culturales entre España, América y Filipinas. Componían las llamadas flotas de la Carrera de Indias, la ruta marítima más larga en duración y en recorrido que registra la historia de la navegación. Formaban convoyes de más treinta galeones, las llamadas flotas de Nueva España y Tierra Firme, que desde Sevilla cruzaban anualmente el Atlántico y llegaban a México y Panamá, desde donde iniciaban el regreso, con sus bodegas cargadas de mercancías americanas.

En el Pacífico, el galeón de Manila que atravesaba todo este inmenso desde Manila hasta Acapulco, transportando exóticas y fabulosas mercancías asiáticas. La Replica: El Galeón Andalucía Para construir esta réplica, fueron necesarios tres años de investigación de las formas, detalles y medidas de estos galeones de Indias, reuniendo la información necesaria en los principales archivos históricos y navales de España. 7 Tras estos trabajos se procedió al diseño constructivo, un trabajo de 6 meses y finalmente a la construcción del galeón, que necesitó de 17 meses y el trabajo de 150 personas hasta su botadura, dejándolo listo para navegar en Febrero de 2011.

En su fabricación se utilizaron técnicas novedosas, tales como fabricar el casco y las cubiertas con sistemas constructivos a base de fibra de vidrio y recubrir la estructura, cubiertas y casco con madera de pino e iroko.

Por primera vez se ha empleado esta técnica en barcos mayores de 500 toneladas destinados a navegaciones oceánicas. La réplica de este galeón es un barco de 500 toneladas de 49 metros de eslora y 10 de manga, que arbola 4 palos y casi mil metros cuadrados de superficie velica con sus 6 velas. Su velocidad media es de 7 nudos. Desde su botadura este galeón, con una tripulación de entre 15 y 35 personas, ha navegado ya por los grandes océanos y mares del mundo. Ha surcado el océano Pacífico y el Índico, cruzado el Atlántico y navegado por el Mediterráneo, mar Rojo, mar de la China, mar Egeo, Bósforo y el mar Caribe, navegando decenas de miles de millas náuticas, evocando a sus antepasados.

Una plataforma diferente y exclusiva

El Galeón Andalucía es la réplica de un imponente galeón español representativo de nuestra historia y nuestra cultura, que se ha convertido en excepcional atractivo en todas las ciudades que ha visitado. Convertido en pabellón flotante, la embarcación cuenta con capacidad y espacios únicos para desarrollar todo tipo de acciones de eventos y singulares zonas para albergar el centro de interpretación sobre los galeones. Un barco sumamente atractivo que cuenta con múltiples espacios, recursos y soportes expositivos de gran versatilidad, para el desarrollo de actos, eventos, presentaciones, exposiciones, etc., en el que tienen cabida el empleo de las últimas tecnologías.

Historia y modernidad en un barco símbolo de nuestra cultura en América.

Tradición y modernidad se aúnan en un espacio de más 320 m2 de áreas visitables a lo largo de las cubiertas del galeón. 8

Cubierta Toldilla · 13,56 m2

Cubierta Tolda · 9 m2

Cubierta Castillo · 41,75 m2

Más de 320 m² de superficie útil (en diferentes cubiertas).

Seis cubiertas, zona noble y áreas de vida abordo.

Capacidad para eventos 250 pax, ampliable según disposiciones y con instalaciones en puerto.

Capacidad para 5.000 visitas/día en puerto. Dimensiones:

Eslora: 50 m / Manga: 10 m

Calado: 3 m 3 Palos /

 7 Velas 930 m² de superficie velica.

Cubierta Principal · 86 m2 Cubierta Artillería · 96 m2

Bodega ·70 m2 9

 

5. ATYLA

ATYLA es una nave con una belleza única, construida totalmente en madera noble. Al combinar un aspecto tradicional con instalaciones modernas, el barco crea un ambiente agradable y acogedor. Construido a mano en España entre 1980 y 1984, ATYLA es uno de los pocos grandes veleros hechos a mano y con casco de madera en todo el mundo que todavía navegan. Con 31 metros de eslora, 3 metros de calado y 7 de manga

ATYLA es un barco espacioso y robusto que navega con la ayuda de 400 m2 de superficie vélica.

La Fundación La Fundación Barco Escuela Atyla es una organización sin ánimo de lucro española dedicada a hacer viajes de aventura por toda Europa.

Estos viajes duran entre 5 días y dos semanas, están abiertos a personas de cualquier edad, y se centran en el desarrollo personal de los participantes.

La aventura a bordo incluye una serie de retos físicos, mentales y emocionales que permiten, con la guía de un coach profesional, que los participantes salgan de su zona de confort, se conozcan mejor, y desarrollen habilidades blandas como trabajo en equipo, liderazgo e inteligencia emocional.

Los participantes forman parte de la tripulación durante el viaje, por lo que se les dan unas lecciones básicas de navegación en un gran velero.

La fundación dedica el 100% de las donaciones que recibe a un Fondo de Becas para aquellos que no tienen los medios para pagar por su viaje.

Historia del Atyla

La Idea: Esteban Vicente Jiménez (Soria, 1953) era un piragüista profesional con un gran sueño: construir un barco de madera de tan robusto y seguro como para poder dar la vuelta al mundo.

A Esteban no le importó estar a 250 km de la costa y en 1979 empezó a diseñar el barco siguiendo los estándares artesanos de los carpinteros de ribera. Meses más tarde consiguió la aprobación del proyecto por parte del ingeniero naval Dr. Francisco Lasa Echarri.

Contrucción y botadura: En seguida se puso manos a la obra con la construcción, ayudado por un numeroso grupo de amigos y voluntarios. La primera parte se llevó a cabo en Vinuesa.

Esteban y sus amigos tallaron todas las piezas del interior y los primeros mástiles con madera de la zona. Se necesitaron 2 viajes con 2 enormes camiones para transportar todas las piezas de madera hasta Lekeitio (País Vasco) en 1982. Allí se terminaron el resto de piezas y se llevó a cabo el ensamblaje.

El barco se botó el 15 de mayo 1984 con el nombre de Marea Errota. En las semanas siguientes se instalaron el motor y la electrónica en la ría de Bilbao. Para entonces Esteban y sus amigos ya sabían lo que iban a hacer: Dar la vuelta al mundo siguiendo la ruta de Magallanes-Elcano, y después convertir el ATYLA en un barco escuela.

La idea era tan impresionante que Esteban recibió la Mención Honorífica de los Premios Rolex a la Iniciativa en 1984. Por desgracia el plan de la vuelta al mundo se truncó, y Esteban y sus amigos tuvieron que encontrar otra manera de financiar su proyecto.

En 1986 pusieron rumbo al Caribe con intención de recaudar dinero alquilando el ATYLA para salidas con turistas. Pero la suerte estuvo en su contra, y el barco fue saqueado por completo justo antes de cruzar el Atlántico. 10 En 2013 Esteban tenía casi 60 años y su sobrino Rodrigo de la Serna (Madrid, 1989), decidió hacerse cargo del barco para mantenerlo navegando.

En Junio de ese año ambos trasladaron la goleta al Mar Mediterráneo. Al final del verano ATYLA participó en la “Mediterranean Tall Ships Regatta 2013”. Esta regata recordó a Rodrigo el objetivo original de su tío 30 años antes, y decidió convertir el ATYLA en un barco escuela internacional, desarrollando un proyecto educativo para formar a los líderes del futuro.

Barco Escuela Internacional: A partir de 2014, ATYLA realiza cada año una ruta diferente alrededor de Europa, visitando multitudinarios festivales marítimos y regatas de grandes veleros. Cada año, de media, el barco navega 11.000 millas náuticas, realiza 25 paradas en puertos diferentes y embarca a centenares de aprendices.