Armas pierde dos rutas a cambio de hacerse con Trasmediterránea

Las Provincias, 26 de mayo del 2018

 

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) autorizó ayer en una primera fase la compra de Trasmediterránea por la naviera canaria Armas. El ‘sí’ definitivo no se dará hasta que no se hagan efectivos una serie de compromisos impuestos por el regulador y con los que se trata de evitar la situación de monopolio derivada de la operación en dos rutas fundamentalmente: Península-Canarias y el sur de la península-Melilla.

En ambas rutas operan actualmente Trasmediterránea y Armas (la primera hace Cádiz-Canarias y la segunda, Huelva-Canarias). La compra implica la desaparición de un operador y por tanto, riesgo para la competencia. Para evitarlo, la CNMC quita a Armas la línea de Huelva-Canarias (mantendría la de Cádiz) y la de Motril-Melilla (sigue operando con el norte de África desde Málaga y Almería) y se las cede a un tercer operador: la naviera FRS.

Con este relevo seguiría habiendo dos operadores en estas rutas y se garantiza la competencia. Ayer mismo, los responsables de FRS y Armas se reunían para coordinar ese cambio. Y es que la CNMC obliga a Armas, para autorizar la compra de Trasmediterránea, a traspasar a FRS los barcos necesarios mediante contratos de fletamento de tres años de duración (con posibilidad de un año de prórroga), además debe ceder los amarres, el sistema de expedición de billetes, la comunicación de los clientes y abstenerse en el uso de la marca. «Esto permitirá a FRS operar de manera eficaz dichas rutas», señala la CNMC.

Al fin de garantizar el cumplimiento y eficacia de estos contratos de fletamento, las navieras están obligadas a informar a la CNMC ante cualquier cambio en sus condiciones. En caso de modificarse el contrato se requerirá de autorización previa del regulador. Con los ‘peros’ puestos a la operación de compra y la entrada de FRS, Competencia considera que se beneficia también al tráfico interinsular. Y es que el nuevo operador será libre de tocar las islas que quiera y ampliar el actual servicio interinsular en su ruta entre Huelva y Canarias (Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote).

Con el ‘sí’ de la CNMC Acciona se desprende de la naviera 16 años después de adquirirla. Opera en 32 rutas. La operación de compra ha rondado los 450 millones de euros. 260 millones desembolsados directamente. A esto hay que sumar 127,3 millones de euros de deuda que tiene Trasmediterránea con otras sociedades del grupo Acciona y que, en virtud del acuerdo, asume Armas. Además, el precio podría aumentar en 16 millones en función de los beneficios de la compañía resultante de la operación

¿Quién es FRS?

La naviera FRS, elegida para empezar a operar en la línea entre Huelva y Canarias, en sustitución de Armas que seguirá con la línea de Cádiz, es una empresa de origen alemán con más de 150 años de historia en el sector del transporte de personas, vehículos y mercancías.

Opera en España desde el año 2000, cuando inició sus operaciones en el Estrecho de Gibraltar a través de dos divisiones: FRS Iberia y FRS Maroc. Actualmente es la única naviera que opera en todas la rutas del Estrecho.

El grupo, que empezó en 1935 como operador de ferris regional, tiene actualmente 13 filiales repartidas por Europa, África y Oriente Medio. Mueve 7,6 millones de pasajeros al año y 2 millones de vehículos. Tiene 1.500 empleados, distribuidos en las distintas filiales, países y servicios de taxis marítimos, catamaranes, modernos ferries, transporte de vehículos y pasajeros, excursiones, divisiones de carga y hasta rutas regionales de autobús. La CNMC considera que FRS tiene capacidad económica y experiencia suficiente para asegurar la competencia en las rutas de Armas encomendadas.