Logística.Capitán Martínez Marín

Dispositivos de alta tecnología aceleran el sector logístico

La inversión en Catalunya de grandes empresas dispara la ocupación en un sector que va más allá del transporte

 

REDACCIÓN, Barcelona, La Vanguardia

 

12/01/2018 15:06 | Actualizado a 12/01/2018 15:12

 

“Hace cuatro años, cuando en el Tecnocampus de Mataró iniciábamos el Grado en Logística y Negocios Marítimos iniciábamos el grado preguntábamos a los chavales en secundaria qué era la logística y respondían que era el transporte y básicamente lo identificaban con camiones. Ahora es sabido que logística es el alma secreta de cada empresa, el back stage y las inversiones de grandes empresas en Barcelona, como Amazon, hace que tengamos una ocupación del 100%, algo que no pasa con otros estudios”.

El coordinador del único grado universitario en logística en Catalunya, Jesús Ezequiel Martínez Marín habla así del crecimiento del sector logístico en Barcelona. Considera que la logística ha sido la gran desconocida, que estaba detrás de todas las operaciones industriales y que está despertando interés entre los jóvenes. “De golpe ha cambiado el sistema de consumo, la sociedad cada día demanda más a través de canales que requieren tres variables: coste, calidad y tiempo”, sostiene.

“Los perfiles que buscan las empresas son cada más especializados en toda la cadena logística: en almacenaje, distribución y en diseño de rutas y optimización. Incluso en variables matemáticas como en métodos cuantitativos en logística nos permiten optimizar las rutas básicas, definiendo entre variables que definen por qué un producto ha de utilizar una ruta y no otra”, apunta.

El alcance de la aplicación de algoritmos de ruta, abarca una gran diversidad de escenarios de diferentes ámbitos, y especialmente del área logística. Martínez recuerda que aplicaciones como Google Maps, funcionan gracias a algoritmos de ruta avanzados, que pueden combinar factores tales como distancia, tiempo y gastos con el objetivo de definir la mejor ruta entre dos puntos específicos (origen-destino) de acuerdo con el tipo de transporte señalado (por ejemplo coche, tren, bus o a pie).

Logística interna

Otras aplicaciones menos conocidas, pero que también incorporan algoritmos de ruta se encuentran dentro de los procesos de logística interna de almacenes y operadores logísticos. “Por ejemplo, la automatización de procesos de picking utiliza algoritmos de ruta y flujo para definir la forma óptima de recolección de los productos considerando factores tales como menor distancia recorrida o menor número de movimientos a realizar”, explica.

Martínez Marín, doctor en Ciencias e ingenierías náuticas y también capitán de marina mercante, cuenta que algunas empresas de venta online, los operarios cuentan en sus almacenes con un ordenador de pulsera en el que una vez recibido el pedido, tienen que ir llenando la cesta de compra por el almacén para completar todo lo que el cliente ha pedido por su página web.

“A partir de algoritmos define el orden de recogida de los productos, en un solo sentido de marcha, sin que dos o más operarios puedan cruzar (encontrarse de frente), a la vez que permite que esa ruta definida encienda las luces solo de las zonas donde se va recogiendo la mercancía para hacer la logística más sostenible y a la vez actualiza el inventario a través del escaneo de cada producto para dar siempre al cliente una visión real del stock ofrecido”, señala.

También habla de retos. “Por mejorar y para mayor satisfacción del cliente, queda la optimización de la última milla: la entrega de los pedidos, que en temporadas como las recientes de Navidad y Reyes, generan cierta insatisfacción por los retrasos en las entregas, dado a que la externalización y el alto nivel de consumo, de momento, colapsan el volumen que pueden gestionar estas empresas de courier diariamente”.