Vº CENTENARIO DE LA 1ª CIRCUNNAVEGACIÓN AL GLOBO TERRÁQUEO. 1519-2019

En 2019 se cumplirán 500 años del inicio de una gesta náutica que representa un hito en la historia de la humanidad: la primera vuelta al mundo protagonizada por Magallanes y Juan Sebastián del Caño, Elcano. Ambos eran capitanes de la Marina Civil de aquel tiempo. Magallanes había nacido en el Norte de Portugal y había navegado al servicio de la corona portuguesa como capitán. Elcano, era un marino civil vasco, nacido en Guetaria, y también gozaba de una larga experiencia en la mar, aunque sobre él pesaba una dura condena por haber vendido a unos acreedores extranjeros un barco de su propiedad construido con subvenciones de la corona. Parece ser que la corona le había fletado su barco, pero se retrasó en los pagos comprometidos, por lo que Elcano, acosado por sus acreedores, se vio forzado a venderles el barco, incurriendo en un grave delito por el que fue juzgado y condenado. En tales circunstancias, tuvo que elegir entre ir a galeras, o embarcar en la flota de Magallanes en calidad de maestre. Optó por esto último.

Para ser justos, habría que incluir en este acontecimiento la figura de otro capitán, cuya aportación intelectual a la gestación y preparación del proyecto de circunnavegación del globo terrestre fue esencial, me refiero a Rui Faleiro. Este era oriundo de Covilha, Portugal, y tenía grandes conocimientos sobre navegación astronómica. El aportaría el Regimento da altura de Leste-Oeste, método con el que se podía determinar de forma aproximada la longitud de un lugar, cuestión transcendente para Carlos V, empeñado en demostrar que las islas Molucas, generadoras de las especias, se encontraban dentro de hemisferio que le correspondía a España de acuerdo con el Tratado de Todesillas, de 1494. Faleiro aportaba tres métodos para resolver este problema, resultando ser el más preciso el que utilizaba las conjunciones y oposiciones de la luna con el sol y otros astros. Finalmente surgieron discrepancias entre Magallanes y Faleiro y esa sería la causa principal de que Faleiro no iniciase el viaje.

 

 

Capitán J.S.Elcano

Aunque España contaba en aquel tiempo con un plantel extraordinario de marinos civiles, como lo eran Américo Vespucio, Cabotto, Hernando Colón, etc. Carlos V optó por poner al frente de la expedición a un capitán como F. Magallanes, que ha había surcado los lejanos mares del Sur y conocía muy bien los planes de la corona de Portugal y los contactos que esta tenía a lo largo de tan largo periplo.

Sevilla, con la Casa de la Contratación al frente, fue elegida por el monarca como centro de operaciones para preparar aquel gran viaje. Había que fletar las naves idóneas, aparejarlas, pertrecharlas, seleccionar a los marinos que habían de gestionar la navegación y el buen orden de la expedición, a lo largo de cientos de singladuras y recaladas en lejanos puertos y fondeaderos. Un viaje de unas 42.000 millas náuticas que exigía grandes dotes de organización y liderazgo, elevados conocimientos científicos y técnicos, marinos expertos en cartografía, y una gran capacidad de sacrificio.

La dotación de aquella armada de cinco navíos: Trinidad, Concepción, Victoria, Santiago y San Antonio, era multirracial y multilinguística, como lo demuestran los documentos que se encuentran en el Archivo de Indias.

Atlas de Miller. BN Francia. Islas del Maluco. Cartg. capitanes Reinel.1519

Carlos V les instruye sobre el viaje

Sobre naturaleza y alcance de la expedición a realizar, quedan pocas dudas a vista de las instrucciones que Carlos V da a los capitanes Magallanes y Faleiro, antes de emprender el viaje

El Rey – Lo que vos, Fernando de Magallanes, caballero natural de reino de Portogal, y el Bachiller Rui Falero, asimismo del dicho reino, en el viaje que com la buena ventura habéis de facer, es lo seguiente:

Primeiramente, habéis de ir derechamente à la cibdad de Sevilla á presentar vuestras provisiones é capitulaciones á los nuestros Oficiales de la Casa de la Contratación de las Índias, que residen en la dicha cibdad, e solicitareis que, conforme à ello é à lo que yo cerca dello les mando escrebir, vos armen luego cinco navios que yo vos mando dar y vos los bastezcan de la gente y cosas nescesarias, é facerme héis saber algunos dias antes que este presto todo para cuando pensáis partir, y asimismo cuando estuvierdes presto é á la vela, porque de todo quiero ser informado.

Ansimismo, como sabeis, yo he de nombrar personas que vayan com vos en la dicha armada por nuestros fatores, contadores e escribanos, como Nos quisiéremos, para que tengam cuenta é razón de la gente é mercadorias nuestras que en ella llevardes, é tomen é reciban todo lo que dello resultare.

Habéis de tener mucho cuidado que en ello que hobierdes de facer en el dicho viaje, asi en el resgate é contratación de las mercadorias é cosas que en nuestro nombre se hobieren de facer, se haga por las dichas personas que asi nosotros nombraremos para ello, é no por vosotros ni por outra alguna, é por ante nuestro escribano de la dicha armada, é que todo lo que hobierdes de facer que toque á nuestro servicio, lo hagais tomando el parecer de las dichas personas, é com su acuerdo é seyendo todos juntos é conformes para ello, é sobre todo vos encomiendo la conformidad  dentre vosotros.

Otrosi: vos mando que todo lo que de la dicha armada nos perteneciere, asi de rescate ó contratación, como en outra cualquier manera, lo hagáis entregar luego libremente por ante el escribano de la dicha armada al nuestro tesorero ó factor que en ella Nos inviaremos, conforme à nuestra instrucción que para ello llevare, para que él lo traiga á los nuestros Oficiales de la Casa de la Contratación de las Índias, de Sevilla.

Item: luego que com la ayuda de Nuestro Señor hobierdes llegado á las dichas tierras é islas que así is á descobrir, me hagais saber vuestra llegada lo más presto que ser pueda, para que yo sepa como sóis llegados en salvamiento, como yo espero en su misericórdia que se fará.

Fecha en Aranda de Duero à … (roto) de Abril de quinientos diez é ocho años. –

Yo EL REY. – Por mandado del Rey. – Francisco de los Cobos. – Y al pie están dos señales de firmas.

En abril de 1517, el rey promulga una nueva Cédula en los siguientes términos:

Real Cédula por la que se aumenta a Magallanes y á Falero sus sueldos de capitanes en atención á que van con una armada á descubrir “á la parte del Mar Oceano”.

El Rey - Nuestros officiales de la Casa de la Contrataçión de las Indias que residis en la ciudad de Sevilla. Porque como vereis, Nos enviamos à Fernando de Magallanes y al Bachiller Rui Falero con una armada nuestra a descubrir á la parte del Mar Oceano, y demás de los cincuenta mill maravedis que les habemos mandado asentar de salário en cada un año à cada uno, por nuestros capitanes, mi merced y voluntad es que hayan y lleven el tiempo que andovieren en la dicha armada en nuestro servicio ocho mill maravedis de sueldo cada uno cada mês, etc….

Fecha en Aranda á diez y sete de Abril de mill y quinientos diez y ocho años. – Yo el Rey.

Como queda patente tanto Magallanes como Faleiro y posteriormente Elcano, son capitanes de una armada financiada por la corona, y no de la Armada Española, que en aquel tiempo aún no había nacido.

La Asociación Española de la Marina Civil pide encarecidamente a los poderes públicos y a cuantos intereses privados participen directa o indirectamente la organización de los actos previstos para conmemorar el V Centenario de la primera vuelta al mundo que se preserven, honren y respeten los legítimos derechos históricos de la Marina Civil, principal protagonista de una gesta náutica universal que debería ser recordada con el rigor, altura y solemnidad que se merece Sevilla y toda España.

Capitán José A. Madiedo Acosta.

Presidente de la A. Española de la Marina Civil

Ex director general de la Marina Mercante