Cartografía portuguesa en el Renacimiento.

corregido 12.08.2016

La historia de la Marina Civil de los siglo XV, XVI y XVII ha sido escrita y modulada, en su mayor extensión, no para legar un testimonio que permitiera a las generaciones venideras aproximarse, conocer y comprender unos hechos ligados al desarrollo de la ciencia náutica, a la evolución de la cartografía, a la aplicación de las matemáticas a la navegación astronómica, al diseño y construcción de instrumentos náuticos,  a las técnicas de navegación, al diseño de jarcia y aparejos, a la evolución de cascos más idóneos para realizar grandes expediciones. No ha sido este el fin. Quienes han instalado en el poder de la mano de monarquías (especialmente, la borbónica) y de dictaduras se han ocupado de elaborar una "historia marítima" destinada a satisfacer sus apetencias y anhelos corporativos: los propios de un militarismo náutico que no habiendo tenido participación institucional alguna en las grandes gestas náuticas, se presenta ante la opinión publica como hacedor supremo de las mismas.

 

Por su parte, la poderosa  Iglesia de Roma se presenta o es presentada como la principal inspiradora de los grandes descubrimientos (Imago Mundi, La Rábida, Deza, etc), ocultando los graves errores dogmáticos y el retraso derivado de la resistencia  eclesiástica a reconocer los avances científicos de aquel tiempo. La historia oficial soslaya generalmente que Colón tuvo que enfrentarse a la Iglesia para defender sus proyectos.

Unos y otros niegan el protagonismo de los marinos civiles en los grandes descubrimientos, recurriendo a todo tipo de técnicas truculentas para conseguirlo. Para ellos, la Marina Civil no ha existido, ni existe. Pero a medida que nuevos historiadores, libres de ataduras militaristas y compromisos de otro tipo, profundizan en el conocimiento de la Marina Civil de aquel tiempo, se van iluminando nuevos espacios y se va consolidando el papel esencial de la Marina Civil en las grandes gestas náuticas que cambiaron la faz del mundo en los siglos XV, XVI y XVII.

Marinos civiles e historiadores tienen más facilidades que nunca para ir avanzando en el conocimiento de la historia de la Marina Civil ibérica. Los marinos civiles de España y Portugal han sido protagonistas de las mayores gestas náuticas de la historia universal. Es lamentable que los gobiernos democráticos de ambos países sigan siendo cómplices de la adulteración de la historia marítima que se está produciendo. Ni la Armada Española ni la Marina de Guerra Portuguesa existían cuando se llevaron a cabo los grandes descubrimiento geográficos que cambiaron la faz del mundo. Los medios de comunicación deberían colaborar responsablemente en la divulgación rigurosa de unos hechos históricos que están suficientemente documentados y de los que AEMC ha dejado constancia en numerosas ocasiones. Si la Marinas de Guerra de ambos países pueden acreditar lo contrario, que lo hagan con el rigor exigible y siguiendo procedimientos reglamentarios. En otro caso, seria recomendable que se dejen de seguir intoxicando a la opinión pública con con auténticos libelos e historietas sin fundamento.  

En la dirección que se incluye a continuación se ofrecen datos muy interesantes sobre la etapa de referencia.

 

http://www.press.uchicago.edu/books/HOC/HOC_V3_Pt1/HOC_VOLUME3_Part1_chapter38.pdf