Don Juan Carlos: una vida dedicada a España

 

 

                       El Rey Juan Carlos I con

                        uniforme de la Armada

 

 

Efe

20-09-2013

 
 EL IMPARCIAL
 
 

Juan Carlos Borbón y Borbón, rey de España bajo el nombre de Juan Carlos I, nació en la clínica Anglo Americana de Roma el 5 de enero de 1938 a las 13,15 horas.

Es el primer hijo varón de Su Alteza Don Juan de Borbón y Battenberg, Conde de Barcelona, y de Doña Maria de las Mercedes de Borbón y Orleáns, princesa de las Dos Sicilias. Sus abuelos paternos fueron el Rey de España, don Alfonso XIII y la reina doña Victoria Eugenia, nacida princesa de Battenberg. Sus abuelos maternos, el infante Don Carlos de Borbón, príncipe de las Dos Sicilias y la infanta Doña Luisa de Orleans, princesa de Francia.

Don Juan Carlos fue bautizado en la iglesia del palacio de la Soberana Orden de Malta, en Roma, por el entonces secretario de Estado de Vaticano, cardenal Eugenio Pacelli, que un año después sería Papa, con el nombre de Pío XII. Recibió los nombres de Juan, Carlos, Alfonso, Víctor, María de Todos los Santos. Los padrinos del neófito fueron sus abuelos, la reina Doña Victoria Eugenia y el infante Don Carlos de Borbón-Dos Sicilias. La ceremonia estuvo presidida por Alfonso XIII y la reina Elena de Italia, esposa de Víctor Manuel III, entonces rey de Italia.

A los tres años Don Juan Carlos se convirtió en heredero de la Casa Real española, ya que el 15 de enero de 1941 su abuelo, el rey Alfonso XIII, abdicó sus derechos a la Corona española en su hijo Don Juan, tercer varón, tras la renuncia a los derechos dinásticos de sus dos hermanos mayores, Don Alfonso, Príncipe de Asturias, y Don Jaime.

Ese mismo año, en 1941, al incorporarse Italia al eje con la Alemania nazi contra las potencias aliadas que combatieron en la Segunda Guerra Mundial, la Familia Real Española se trasladó a Suiza, tradicional tierra de asilo. Los Condes de Barcelona, padres de Don Juan Carlos, se instalaron en Lausana.

Don Juan Carlos comenzó sus primeros estudios en el Colegio Rolle, y más tarde en los Maristas de Friburgo. En 1946, terminada ya la contienda, la Familia Real marchó a Portugal, donde Don Juan fijó su residencia en Estoril, con el deseo de que sus hijos se educaran en un ambiente más similar al de España, con tradiciones religiosas y costumbre parecidas.

Debido a la necesidad que tenía Franco de resolver el problema dinástico y de sucesión a su propia persona, el 28 de agosto de 1948 se entrevistaron en aguas del Cantábrico el general Franco y Don Juan donde se trazaron los planes para la educación del entonces príncipe Don Juan Carlos, heredero de la Corona de España. El Conde de Barcelona enviaría a España a su hijo y a cambio, se iniciaría una campaña de prensa en favor de la Monarquía para ir preparando la opinión pública española hacia esa solución.

Animado por las garantías ofrecidas por el entonces Jefe del Estado, Don Juan, Jefe de la Casa Real, permitió que su hijo se educara en España.

El 9 de noviembre de 1948 Don Juan Carlos pisó por primera vez tierra española, procedente de Portugal, a bordo del "Lusitania Express". Se detuvo en el pueblo de Fuenlabrada, a quince kilómetros de Madrid, desde donde se dirigió a orar al Cerro de Los Ángeles, centro geográfico del país.

Don Juan Carlos se instaló en "Las Jarillas", finca próxima a Madrid cedida por Alfonso Urquijo, donde preparó su examen de ingreso en el Bachillerato, junto a un grupo de niños de su misma edad.

Siguiendo las instrucciones del Conde de Barcelona, se cuidaba especialmente de no hacer nada que pudiera considerarse propaganda política utilizando la persona de su hijo, aunque a pesar de todo, hubo campaña de sectores cercanos al régimen y enemigos de una restauración, que afirmaban que aquello era un preludio de una abdicación de Don Juan en la persona de su hijo, ante lo que el Conde de Barcelona resolvió que Don Juan Carlos regresara a Estoril.

Después de aclarada la situación, Don Juan permitió que su hijo regresara a España, para continuar sus estudios en el Palacio de Miramar, en San Sebastián, propiedad de la Familia Real, en compañía de otros muchachos de su edad. El 22 de junio de 1954 el Príncipe se examinó de reválida de bachillerato en el Instituto de San Isidro de Madrid, obteniendo la calificación de Sobresaliente, en examen público.

Una vez finalizada la etapa de formación académica del heredero, se reunieron de nuevo el general Franco y el Conde de Barcelona, en esta ocasión en el extremeño Palacio de "Las Cabezas", propiedad del Conde de Ruiseñada. En esta entrevista se decidió la conveniencia de que el heredero de la Monarquía conociese de cerca el Ejército español, por lo que debería pasar por las Academias de Tierra, Mar y Aire.

En 1955 inició su formación castrense, primero en la Academia General Militar de Zaragoza, donde se convirtió en caballero cadete número 4.565, uno más entre sus compañeros. El 15 de diciembre del mismo año juró bandera, y en julio de 1957 recibió su despacho de alférez.

Posteriormente, en agosto de 1957 ingresó en la Escuela Naval Militar de Marín, desde donde realizó como guardamarina algunos viajes de prácticas, como el que inició el 10 de enero de 1958 a bordo del buque escuela "Juan Sebastián Elcano".

Más tarde, en septiembre de 1958, ingresó en la Academia General del Aire en San Javier, Murcia, donde obtuvo el título de piloto militar. En diciembre de 1959 recibió los despachos de Teniente de Infantería, Alférez de Fragata y Teniente de Aviación. El Príncipe era ya oficial de los tres Ejércitos y se cerraba así la etapa de formación militar, para dar comienzo la universitaria.

El 29 de marzo de 1960 tuvo lugar la tercera entrevista entre Don Juan y el general Franco, también en "Las Cabezas". Tras esta reunión Don Juan Carlos se instaló semioficialmente en el Palacete del Infante en San Lorenzo de El Escorial, donde inició su programa de estudios monográficos de Derecho, Economía, Política y Filosofía, simultaneados entre la Universidad de Madrid y la Universidad "Maria Cristina" de San Lorenzo de El Escorial.

En 1961 la Jefatura del Estado puso a disposición del Príncipe el Palacio de la Zarzuela, a cinco kilómetros de Madrid, habilitado con muebles y enseres del Patrimonio Nacional, que ha sido, desde entonces, la residencia habitual de Don Juan Carlos de Borbón.

El 8 de junio de 1961 Don Juan Carlos asistió en Londres a la boda de los duques de Kent, donde coincidió con la princesa Sofía de Grecia, hija de los reyes Pablo I y Federica. El 12 de septiembre del mismo año, Don Juan Carlos pidió al rey Pablo la mano de su hija en Lausana, en la residencia de la Reina Doña Victoria Eugenia. Al día siguiente se anunciaba el compromiso oficial simultáneamente en Atenas y Estoril Don Juan comunicó personalmente por teléfono a Franco el anuncio de los esponsales.

El 14 de mayo de 1962 contrajeron matrimonio en la capital griega Don Juan Carlos de Borbón y la princesa Sofía, hija de los reyes de Grecia. La ceremonia se celebró en Atenas, en la iglesia católica de San Dionisio según el rito católico romano, oficiada por el arzobispo Benedicto Printesi, seguida de una ceremonia ortodoxa en la catedral metropolitana de la Anunciación de Santa María, oficiada por el arzobispo Crisostomos, Primado de Grecia. Finalmente se realizó la firma de los esponsales (matrimonio civil) en el Palacio Real.

De esta unión han nacido tres hijos. La primogénita, Infanta doña Elena, nació en Madrid el 20 de diciembre de 1963. El 13 de junio de 1965 vino al mundo la infanta doña Cristina y el 30 de enero de 1968, doña Sofía dio a luz su primer hijo varón, el Infante Don Felipe, que días después, en presencia del Jefe del Estado fue bautizado en el Palacio de la Zarzuela, actuando como padrinos en la ceremonia su bisabuela, la Reina Doña Victoria Eugenia que con este motivo visitó Madrid después de 37 años, y su abuelo, el Conde de Barcelona.

El 22 de julio de 1969 el general Franco propuso ante las Cortes Españolas a Don Juan Carlos de Borbón como sucesor en la Jefatura del Estado, a título de Rey. Aprobada esta designación, el príncipe Juan Carlos fue proclamado oficialmente sucesor. Al día siguiente prestó juramento ante las Cortes y recibió el título de Príncipe de España. Dos días después fue ascendido, por decreto, a General de Brigada de los Ejércitos de Tierra y Aire, y Contraalmirante de la Armada, atribuyéndosele los honores de Capitán General. A partir de entonces el príncipe Juan Carlos ocupó en todos los actos oficiales el puesto inmediato al Jefe del Estado.

Durante su etapa de Príncipes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía visitaron diferentes ciudades y regiones de España. Asimismo viajaron oficialmente a 36 países de cuatro continentes, como embajadores de honor de España. Don Juan Carlos asumió las funciones de Jefe de Estado de manera provisional por enfermedad de Francisco Franco, en dos ocasiones, del 19 de julio de 1974, hasta el 3 de septiembre del mismo año; y el 30 de octubre de 1975, ante una nueva enfermedad el Jefe del Estado.

El 20 de noviembre del mismo año, al producirse la muerte del General Franco, el príncipe Don Juan Carlos cesó en sus funciones de Jefe de Estado, al ser asumidas por el Consejo de Regencia. El 22 de noviembre de 1975 Don Juan Carlos fue proclamado Rey de España. Cinco días más tarde, en una ceremonia religiosa celebrada en la iglesia de San Jerónimo de Madrid, tuvo lugar la denominada "exaltación" al trono de España, con el nombre de Juan Carlos I.

Actividad pública del Rey Tras su proclamación y exaltación al trono, Don Juan Carlos se convirtió en uno de los artífices de la reforma política y democratización del país, cuyos momentos históricos más sobresalientes son: el indulto general, otorgado en diciembre de 1975, el cese de Carlos Arias Navarro como Presidente del Gobierno y su sustitución por Adolfo Suárez, en julio de 1976, Ley de Reforma Política, el 10 de septiembre de 1976, la amnistía, concedida por Real Decreto el 27 de marzo de 1977, la celebración de las primeras elecciones democráticas al Parlamento, el 15 de junio de 1977, la promulgación de una nueva Constitución el 27 de diciembre de 1978, la convocatoria de las primeras elecciones legislativas del 1 de marzo de 1979, la victoria del Partido Socialista (PSOE) en las Elecciones del 28 de octubre de 1982, o la entrada de España en la Comunidad Europea el 1 de enero de 1986.

El 14 de mayo de 1977, don Juan de Borbón y Battenberg, Conde de Barcelona, jefe de la Casa Real Española y legítimo heredero de la misma, renunció oficialmente a todos sus derechos dinásticos, en favor de su hijo, don Juan Carlos de Borbón y Borbón.

El rey don Juan Carlos tuvo una intervención decisiva en el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 contra el régimen democrático, tras la toma del Congreso y el secuestro de los parlamentarios por fuerzas de la Guardia Civil. La totalidad de los medios de comunicación españoles y prácticamente todos los extranjeros ensalzaron la actitud del Rey, con la que se ganó el respeto y la admiración de su pueblo.

Tal como expresa la Constitución en su artículo 56, el Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones y asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales.

Como jefe del Estado, y tal como marca la Carta Magna en su artículo 62, al Rey corresponde: sancionar y promulgar las leyes, convocar y disolver las Cortes Generales, convocar a referéndum, proponer el candidato a presidente del gobierno y en su caso nombrarlo, así como nombrar y separar a los ministros a propuesta del presidente del gobierno. También puede presidir consejos de ministros, a petición del presidente del gobierno. Ostenta además el mando de las Fuerzas Armadas, y puede ejercer el derecho de gracia con acuerdo a la ley.

En 1992, en el denominado "Año de España", don Juan Carlos tuvo un importante protagonismo en todos los actos que se realizaron en nuestro país.

El 19 de abril de ese año presidió en Santa Fé (Granada) el V Centenario de la firma de las Capitulaciones en las que los Reyes Católicos y Cristóbal Colón fijaron las condiciones del viaje del descubridor a las Indias. Un día más tarde, en Sevilla, el Rey de España inauguró la Exposición Universal, que bajo el lema de "La Era de los Descubrimientos", mostraba los avances de la humanidad en los últimos 500 años.

En mayo de 1992, presidió en Cádiz, el inicio de la "Gran Regata Colón 92/ V Centenario", la mayor concentración de todos los tiempos de grandes veleros. Posteriormente, el 8 de julio el Rey recibió en el Palacio Real la Antorcha Olímpica. Con motivo del V Centenario de la expulsión de los judíos de España, los Reyes de España participaron en un "acto de reconciliación" en la Sinagoga de Madrid, al que acudió el presidente de Israel, Haim Herzog.

También en el mes de julio de 1992, el Rey inauguró y clausuró la II Cumbre Iberoamericana, que tuvo lugar en Madrid.

El 25 de julio de 1992, don Juan Carlos inauguró en Barcelona, los Juegos de la XXV Olimpiada. En la ceremonia inaugural de esta Olimpiada el príncipe Felipe actuó como el abanderado de España, y tanto él como su hermana Cristina formaron parte del equipo de vela español. Un día después, don Juan Carlos acompañó a los quince jefes de Estado iberoamericanos en su visita a la Expo de Sevilla.

El 3 de agosto presidió una parada naval en Huelva para conmemorar el 500 aniversario de la salida de las naves de Cristóbal Colón del puerto de Palos. Días más tarde, el 9 de agosto clausuró los Juegos Olímpicos de Barcelona. El 14 de septiembre, los Reyes de España dieron por finalizados los Juegos Paraolímpicos, en Barcelona.

Don Juan Carlos presidió el 10 de octubre la Constitución del Patronato del Instituto Cervantes, institución de la que es presidente de honor. Dos días después, el Rey clausuró la Exposición Universal de Sevilla 92.

El 15 de octubre de 1992, fueron inhumados en el Pabellón de Infantes del Monasterio de El Escorial los restos del Infante Don Alfonso de Borbón, hermano menor del rey don Juan Carlos, treinta y seis años después de su muerte, en accidente en Estoril (Portugal).

El 6 de enero de 1993 se produjo una remodelación de la Casa del Rey. Los diplomáticos Fernando Almansa y Rafael Spottorno fueron nombrados jefe y secretario general de la Casa Real, en sustitución de los generales Sabino Fernández Campo y Joel Casino. Unos días más tarde, Asunción Valdés fue designada jefa de Prensa de la Casa Real, en sustitución de Fernando Gutiérrez.

El 7 de junio de 1994, el Rey junto al presidente portugués Soares presidió el acto conmemorativo del V Centenario del Tratado de Tordesillas. El 29 de agosto de 1999 clausuró los VII Mundiales de atletismo Sevilla'99 en la capital hispalense.

El 22 de noviembre de 2000, Don Juan Carlos cumplió su 25 aniversario al frente de la jefatura del Estado, periodo en el que ha encabezando "una nueva etapa de la historia de España", cumpliendo el deseo que expresó durante su proclamación.

El 6 de febrero de 2002 el Palacio de la Zarzuela confirmó los cambios en la Casa del Rey, que afectó al secretario general, Rafael Spottorno, que cesó en septiembre de ese año, sustituido por Alberto Aza; Fernando Almansa, jefe de la Casa, cesó en diciembre, sustituido por Alberto Aza, y se nombró a Ricardo Díez-Hochleitner Rodríguez como secretario general de la Casa. El último cambio se produjo en marzo de 2003, cuando Asunción Valdés dejó la dirección de Relaciones con los Medios de Comunicación, sustituida por el diplomático Juan González Cebrián.

Éste permaneció en el cargo hasta el 12 de enero de 2010, que fue sustituido por Ramón María Iribarren Udobro. Una de las primeras medidas tomadas bajo la dirección de Iribarren fue hacer pública la actividad diaria del Monarca y el contenido de las audiencias, excepto las que no lo recomienden razones de Estado. En 2007, año de su treinta aniversario como Rey, su figura fue cuestionada desde algunos sectores, con incidentes como la quema de fotografía suyas producida en Girona el 13 de septiembre, que se repitieron el día 19 o la petición de abdicación desde alguna emisora de radio. El propio Monarca, en la apertura oficial del Curso Universitario, el 26 de septiembre, destacó que "la Monarquía parlamentaria que sustenta nuestra Constitución" ha determinado "el más largo periodo de estabilidad y prosperidad en democracia vividos por España". Como contrapartida, recibió el apoyo de la inmensa mayoría de la sociedad española, tanto desde sectores políticos, económicos o culturales. Con motivo de su 70 cumpleaños, el 9 de enero de 2008 se celebró una cena en su honor, con la asistencia de las más altas autoridades del Estado, en la que el Rey agradeció a todos ellos su contribución a mantener "el rumbo de la Corona" y haber logrado "una España unida y diversa, moderna y plural, próspera y solidaria".

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le expresó la gratitud de los españoles por su abnegación en el desempeño de sus funciones y por su "decisiva" aportación al logro común que ha supuesto la España constitucional. A continuación el Príncipe pronunció un emotivo discurso, que no estaba anunciado, como Heredero de la Corona "pero sobre todo como hijo", en el que resaltó que su padre, el Rey, llega a los 70 años "lleno de vitalidad y ganas de continuar en la brecha".

El 2 de octubre de 2009 cerró con su discurso la presentación de la candidatura de Madrid 2016 en Copenhague ante el COI, aunque finalmente Madrid fue derrotado en la votación final por Río de Janeiro.

Debido a una intervención quirúrgica que sufrió el 8 de mayo de 2010 para extirparle un nódulo pulmonar, que resultó no ser cancerígeno, mantuvo su agenda suspendida desde el 7 de mayo, que recibió en audiencia al vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, hasta el 21 de ese mes, que recibió al presidente del gobierno.

Su primer acto público tras su convalecencia fue la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, el 30 de mayo en Badajoz. Desde entonces, mantiene su agenda de trabajo, aunque ha restringido sus viajes.

El 12 de junio de 2010 presidió en el Palacio Real el acto conmemorativo del 25 aniversario de la firma del Tratado de Adhesión a la Comunidad Europea y el 27 de ese mes presidió en el Congreso un acto de homenaje a las víctimas del terrorismo, el primero que se hace en la Cámara Baja con todos los grupos parlamentarios. A partir de entonces esta fecha conmemora el Día de las Víctimas del Terrorismo, coincidiendo con el atentado que en 1960 costó la vida a la niña de 22 meses Begoña Urroz en San Sebastián y que investigaciones recientes atribuyen a la banda terrorista ETA.

El 25 de julio viajó a Santiago de Compostela para realizar la Ofrenda Nacional al Apóstol.

A lo largo de 2010 y 2011 don Juan Carlos ha mantenido numerosos encuentros con representantes del mundo económico, financiero, empresarial y laboral para repasar la situación de la crisis económica y financiera.

Entre los que han tenido mayor trascendencia pública, destacan el mantenido con los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, el 12 de febrero de 2010, que fue su primera audiencia conjunta en el Palacio de la Zarzuela; o el encuentro, el 15 de noviembre, con expertos y líderes empresariales reunidos por la Fundación Everis que presentaron al Rey en Zarzuela la denominada "Declaración TransformaEspaña", con la que pretenden contribuir a sentar las bases de la España del futuro tras analizar la situación actual del país.

Dio por concluidos estos encuentros con la reunión mantenida con Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión Europea, el 28 de julio de 2011.

El 27 de diciembre de 2011 presidió en el Congreso la apertura oficial de la X Legislatura de la democracia en una sesión solemne, acompañado por la reina y los príncipes de Asturias. Por primera vez, las infantas Elena y Cristina no asistieron, después de que la Casa del Rey decidiera el día 12 de ese mes que Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, fuera apartado de los actos oficiales por la investigación judicial abierta sobre las cuentas del Instituto Nóos que él presidía.

Don Juan Carlos fue recibido con un prolongado aplauso, interpretado como un claro reconocimiento a la institución y a la persona que la ha encarnado.

En 2011 retomó su agenda exterior con viajes a San Petersburgo (Rusia), Berlín (Alemania), Suiza, Marruecos o Kuwait.

El 19 de marzo de 2012 presidió en Cádiz, junto a la reina, el solemne homenaje a la Constitución de 1812 con motivo de su 200 aniversario, con la asistencia de unos trescientos invitados, entre ellos los máximos representantes de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

El el 14 de abril de 2012 suspendió de nuevo su actividad pública, que asumió en parte el príncipe, como ocurrió en 2010.

En esta ocasión, se deióe a una operación de cadera, a la que fue sometido ese día, tras una caída accidental durante un viaje privado a Botsuana para una cacería. Esta circunstancia provocó una fuerte polémica y se produjo en una semana repleta de acontecimientos poco favorables para la Monarquía.

El rey estaba ausente mientras España sufría el acoso de los mercados financieros, la empresa española Repsol estaba a punto de ver expropiada en Argentina a su filial YPF y el caso Nóos, en el que está implicado Iñaki Urdangarín, había sido reactivado en los juzgados mallorquines.

Además, el nieto mayor del Rey, Felipe Juan Froilán, se hirió por un disparo de escopeta mientras se encontraba con su padre y el regreso precipitado de don Juan Carlos puso de manifiesto la ausencia de España de la reina Sofía.

El día 18, fecha del alta hospitalaria, don Juan Carlos, en un gesto sin precedentes, pidió disculpas públicamente, al afirmar, "Lo siento mucho; me he equivocado y no volverá a ocurrir".

El 26 de abril de 2012 el rey fue intervenido en el Hospital USP San José de Madrid para "reducir una luxación" de la cadera derecha, en la que se le implantó la prótesis, provocada por "un mal movimiento". Fue dado de alta doce horas después y ese mismo día 27 retomó su actividad con el despacho habitual con el presidente del gobierno, Mariano Rajoy.

Como ocurrió en 2010, su primer acto público fuera de la Zarzuela fue presidir el acto central del Día de las Fuerzas Armadas, el día 2 de junio en Valladolid. Retomó su agenda internacional el día 3 de junio, con un viaje de trabajo a Brasil y Chile.

El 2 de agosto de 2012 sufrió una nueva caída durante su visita a la sede del Estado Mayor de la Defensa. No había sido el único accidente sufrido por el monarca en estos años, la mayoría sin consecuencias importantes y algunos simplemente fueron un traspié.

Durante la celebración de la XXII Cumbre Iberoamericana, que se celebró en Cádiz, entre el 16 y 18 de noviembre 2012, el monarca anunció que afrontaría en los próximos días su décima intervención quirúrgica, en esta ocasión se le implantó una prótesis en la cadera izquierda.

El 3 de marzo de 2013 fue intervenido de nuevo de dos hernias discales en la clínica madrileña La Milagrosa, por lo que tuvo que aplazar su viaje a Marruecos previsto para ese día. Como en anteriores ocasiones el Príncipe retomó la agenda pública de su padre durante una convalecencia estimada entre dos y seis meses. El Príncipe, según Zarzuela, no sustituirá a su padre durante el periodo de rehabilitación sino que lo representará.

Durante estos años ha visitado todas las comunidades autónomas, incluidas las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, que visitó, junto a la Reina, los días 5 y 6 de noviembre de 2007, la primera de un monarca español en ochenta años.

El Rey mantiene contacto con diversos sectores de la sociedad española a través de las diversas fundaciones de las que es Presidente de Honor, apoya personalmente la creación y desarrollo de nuevas tecnologías en España, y alienta numerosas iniciativas en las áreas de la economía y la empresa, la investigación, los avances sociales y el desarrollo solidario de la convivencia española en sus más variadas manifestaciones.

Como Jefe supremo de las Fuerzas Armadas, se reúne una vez al año con los tres Ejércitos en la fiesta de la Pascua Militar y el 10 de octubre de 2007 presidió la constitución del Consejo Nacional de Defensa, en su primera reunión celebrada en el palacio de la Zarzuela.

En el plano internacional, ha impulsado un nuevo estilo en las relaciones iberoamericanas, subrayando las señas de identidad propias de una comunidad cultural que se basa en una lengua común y señalando la necesidad de alumbrar iniciativas conjuntas y participar en fórmulas adecuadas de cooperación. Esta es la razón de ser de las Cumbres Iberoamericanas, cuya primera sesión tuvo lugar en Guadalajara, México, en 1991. Desde entonces el Rey ha asistido a todas.

Don Juan Carlos ha recordado siempre la vocación europea de España a lo largo de su historia y ha alentado su proceso de incorporación a las Comunidades Europeas.

Su perfil europeísta y su papel en el restablecimiento de la democracia en España han sido reconocidos a través de numerosos Premios Internacionales., como el premio Carlomagno en 1982.

Atento siempre al mundo intelectual y a su capacidad de innovación, Don Juan Carlos ejerce el Alto Patronazgo de las Reales Academias y mantiene una asidua relación con los ámbitos culturales y en particular con la Universidad.

Es presidente de honor de la Fundación COTEC España, fundación para la innovación tecnológica. Desde 2005 asiste a los encuentros COTEC Europa, junto a los presidentes de Italia y Portugal.

Ha sido investido Doctor Honoris Causa por una treintena de prestigiosas universidades españolas y extranjeras.

Asiduo practicante de varios deportes, sobre todo el esquí y la vela, Don Juan Carlos apoya la práctica deportiva como escuela de formación de indudable valor social. La presencia de los Reyes y la Familia Real y su estímulo a los equipos olímpicos españoles es constante y tuvo especial relieve durante los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992.

Tras no participar en la Copa del Rey de Vela en 2010, en mayo de 2011 se anunció su retirada de la alta competición de este deporte en septiembre de ese año, pero tampoco participó en la edición de 2011 de la citada regata.

Don Juan Carlos es además Gran Maestre de las Ordenes Militares Españolas de Santiago, Alcántara, Calatrava y Montesa, que en la actualidad subsisten como órdenes puramente honoríficas y nobiliarias.

Como padre de familia, ha sido padrino de bodas de sus dos hijas, Doña Elena, que se casó con Jaime de Marichalar en 1995, y Doña Cristina, quien contrajo matrimonio con Iñaki Urdangarín en 1997. Es abuelo de ocho nietos: Felipe Juan Froilán (nacido el 17 de julio de 1998), y Victoria Federica (nacida el 9 de septiembre de 2000), por parte de su primogénita, la infanta Elena; Juan Valentín (nacido el 29 de septiembre de 1999), Pablo Nicolas (nacido el 6 de diciembre de 2000), Miguel (nacido el 30 de abril de 2002) e Irene (nacida el 5 de junio de 2005), por parte de la infanta Cristina. Del Príncipe Felipe tiene dos nietas, las infantas Leonor (nacida el 31 de octubre de 2005) y Sofía (nacida el 29 de abril de 2007).

El Rey es padrino de dos de sus nietos, el mayor, Felipe Juan Froilán, y de la primogénita de los Príncipes, Infanta Leonor.

Viajes Desde su proclamación, el 22 de noviembre de 1975, Don Juan Carlos ha realizado numerosos viajes oficiales al extranjero, acompañado por la Reina, asumiendo su papel de máximo representante del Estado español en las relaciones internacionales, tal como marca la Constitución en su artículo 56.

El primer viaje oficial de los Reyes al extranjero tuvo como destino Estados Unidos, país que visitaron invitados por el presidente Ford, desde el 31 de mayo al 6 de junio de 1976. Posteriormente han visitado oficialmente Norteamérica en numerosas ocasiones, la última en febrero de 2009.

El Rey ha viajado oficialmente a todos los países de la UE, excepto Chipre. El último que visitó fue Malta, en noviembre de 2009. Los más ha visitado han sido Francia, Italia, Alemania y Portugal.

En Francia, el Rey se dirigió a la Asamblea Nacional, en un discurso histórico pronunciado el 7 de octubre de 1993. También en Italia, durante su visita efectuada en 1998, el Rey fue el primer jefe de Estado extranjero recibido en sendas sesiones solemnes del Senado y de la Cámara de Diputados y durante su viaje a Portugal, en septiembre de 2004, Don Juan Carlos tuvo oportunidad de dirigirse a la Asamblea de la República, durante su visita, en septiembre de 2000.

Asimismo ha asistido en varias ocasiones a sesiones del Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia, así como a la sede del Tribunal de Justicia en Luxemburgo, y a Bruselas, sede de la Comunidad. También asistió en 1996 a una sesión extraordinaria del Consejo Atlántico en su sede de Bruselas.

Además, Don Juan Carlos ha sido el primer Jefe de Estado español que visitó la Unión Soviética, en 1984. Posteriormente, en mayo de 1997 realizó un viaje oficial a Rusia, tras la extinción de la URSS. De Europa Oriental ha visitado Hungría, la entonces Checoslovaquia, Polonia, Bulgaria, República Eslovaca, Eslovenia y Rumanía. El Rey visitó Turquía en mayo de 1993.

El Rey ha intervenido en tres ocasiones ante la Asamblea de las Naciones Unidas, en 1986, en octubre de 1991 y en 2005. Ha usado este foro para reclamar la españolidad de Gibraltar. También ha hablado ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Además de Europa, el Rey ha pisado todos los demás continentes. Aparte de los citados viajes a Estados Unidos, los Reyes han viajado oficialmente a todos los países iberoamericanos, excepto Cuba, donde sólo han estado para asistir a la IX Cumbre Iberoamericana, celebrada en noviembre de 1999, sin que esta estancia tuviera carácter de visita oficial. Don Juan Carlos acude cada año, desde 1991 a estas Cumbres, que se celebran en distintos países en cada ocasión.

De África ha visitado oficialmente Marruecos (cuatro veces), Argelia, Mauritania, Egipto, Túnez, Nigeria, Zimbawe, Senegal, Costa de Marfil, Guinea Conacry, Guinea Ecuatorial, Camerún, Gabón, Congo, Zaire, Sudáfrica, Namibia y Libia.

De Oriente Medio, con cuyos mandatarios España tiene importantes contactos, Don Juan Carlos ha visitado Jordania, en varias ocasiones, debido a la amistad personal que le une con la Familia Real, los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Qatar, Irán, Irak, Siria y Arabia Saudí. Además, en noviembre de 1993, visitaron Israel.

Del resto de Asia, ha viajado oficialmente a la India, Nepal, Indonesia, Japón, China, Tailandia, Filipinas, Malasia, Corea del Sur y Vietnam. También ha visitado Australia y Nueva Zelanda.

Títulos y distinciones Los soberanos españoles han usado a través de los siglos dos tipos distintos de títulos: el de Rey de España, y el llamado título grande, que en la actualidad sería: Don Juan Carlos I, por la gracia de Dios, rey de Castilla, León, Aragón, Dos Sicilias, Jerusalén, Portugal, Navarra, Granada, Toledo, Valencia, Galicia, Mallorca, Sevilla, Cerdeña, Córdoba, Córcega, Murcia, Jaén, Algarve, Algeciras, Gibraltar, Islas Canarias, Indias Orientales y Occidentales, islas y tierra firme del mar Océano, Archiduque de Austria, duque de Borgoña y de Brabante, de Milán, conde de Habsburgo, de Flandes del Tirol y de Barcelona, duque de Atenas y de Neopatria, conde del Rosellón y de la Cerdeña, marqués de Oristano y de Gociano, señor de Vizcaya y de Molina.

Don Juan Carlos es Gran Maestre de la Real Orden del Toisón de Oro, máxima distinción española, impuesta por su padre, Don Juan, en 1941. Está en posesión además, de las Medallas de Oro del Congreso, del Senado y del Consejo de Estado, así como de todas las Comunidades Autónomas. En 1989 le fue otorgada la Cruz de Oro de la Guardia Civil. Es asimismo, Premio Nacional de Humanismo y Democracia en 1983, por su defensa de los derechos humanos.

El Rey cuenta además con diversos títulos y condecoraciones extranjeras, como la Gran Cruz de la Orden de Malta, en la que ostenta la dignidad de baílio o caballero. El 19 de junio de 1989 fue nombrado por la Reina Isabel II de Inglaterra caballero de la Orden de la Jarretera, Garter en inglés, la más noble de Gran Bretaña. En otra visita anterior al Reino Unido, en 1986, recibió el Collar de la Reina Victoria.

En 1982 recibió el Premio "Carlomagno" de la ciudad alemana de Aquisgrán y un año después, el 24 de julio de 1983 le fue entregado en Caracas, Venezuela, el Premio "Simón Bolívar". Recibió el Premio Europeo 1986 de la Fundación Coudenhove-Kalergui, y el Cóndor de los Andes, que le fue otorgado por el presidente de Bolivia, Víctor Paz Estensoro, en mayo de 1987.

Ha sido además candidato al Premio Nóbel de la Paz durante varios años. En 1987 las Naciones Unidas le concedieron la Medalla Nansen, por su apoyo a los refugiados. Ese mismo año le fue concedida la Medalla de Oro de la Fundación Onassis por su defensa de la democracia. En enero de 1988 recibió la Medalla del Consejo de Europa, y el 6 de mayo de 1988, recibió el Premio internacional Progretto Uomo (Proyecto Hombre), de la institución italiana Solidaridad, dedicada a la rehabilitación de drogodependientes.

Como muestra de su prestigio internacional, en diciembre de 1988 ingresó en la Academia de Ciencias Morales y Políticas de Francia. Don Juan Carlos de Borbón es hijo predilecto y ciudadano de honor de numerosas ciudades españolas y extranjeras, entre ellas de Madrid, capital del Estado, Roma, ciudad en la que nació o Nápoles.

En julio de 1991 recibió el Premio Polymnie de la Paz y en octubre de ese mismo año, el Premio Internacional Gaspar de Portolón. Además en noviembre de 1991, fue galardonado con el Trofeo Beppe Crocce, que le fue otorgado por la Federación Internacional de Vela. El 2 de abril de 1992 recibió el premio "Especial 1992", que le fue concedido por el Club Internacional de la Prensa.

El 18 de mayo de 1992 recibió la Medalla de Oro del Spanish Institute de Nueva York, y la Orden Olímpica del COE, en junio de 1993. Además es Premio Pulido, otorgado en octubre de 1994 en Nueva York por la Fundación para el Progreso de los Estudios y Cultura Sefardí. Asimismo ha recibido el Premio Félix Hufuet Boigny 1994, otorgado por la UNESCO el 10 de enero de 1995 por su búsqueda de la paz, galardón que compartió con Jimmy Carter.

El 11 de mayo de 1996 le fue otorgado el Premio a las Cuatro Libertades, concedido por el Instituto Franklin y Eleonor Roosvelt en Middelburg, Holanda. El 6 de noviembre de ese mismo año recibió el Premio Fundación Jean Monnet en Lausana, por su actividad a favor de la unificación europea.

El 10 de abril de 1997 recibió el galardón "Estadista Mundial", concedido por la Fundación Appela of Conscience, dedicada a la defensa de las libertades. El 2 de diciembre de 1998 fue galardonado con el primer Premio Fernando Abril Martorell, instituido por la fundación que lleva su nombre, "por su decisiva contribución a la consolidación de la libertad y la democracia en España".

El 20 de junio del año 2000 fue premiado por la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), por su "elevadísima contribución a la defensa de la libertad de expresión, las dignidades humanas y la democracia".

El 24 de septiembre de 2002 recibió en San Fernando, Cádiz, el premio "Cortes de la Real Isla de León, 1810" a los valores constitucionales y a las defensas democráticas.

El 15 de enero de 2007 recibió el Premio de la Fundación Profesor Manuel Broseta, asesinado por ETA, por el que se le reconoce al Rey su "decisiva" aportación "a la convivencia democrática de todos los españoles". En febrero de ese año recibió en Baden-Baden, Alemania, el Premio de los Medios de Comunicación alemanes en su edición de 2006, por haberse convertido en un monarca "histórico para el destino de España, por su resolución y visión política para la transición pacífica hacia la democracia y su aportación decisiva en favor del Estado de derecho y la Constitución ante el intento de golpe de Estado", del 23 de febrero de 1981.

El 18 de noviembre de 2009 le fue otorgado el I Premio FAES, concedido por esta Fundación del PP y el 12 de febrero de 2010 recibió, de manos del ex presidente polaco Aleksander Kwasnieski, la primera Medalla Europea de la Tolerancia, una condecoración creada para reconocer logros extraordinarios en la promoción de la tolerancia y la consolidación de la paz.

El 9 de junio de 2011 fue galardonado con el Premio Estatal de Rusia, máximo premio que entrega este país, por "su actividad humanista" En cuanto a las distinciones universitarias, el 20 de diciembre de 1984 fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad Complutense de Madrid, en un acto al que se sumaron todas las Universidades españolas. Además es "Honorary Degree" en Dirección de Empresas y de Relaciones Públicas por la Escuela Superior Empresarial de Relaciones Públicas de Barcelona.

De universidades extranjeras Don Juan Carlos ha recibido más de treinta doctorados "Honoris Causa" y una medalla de oro de la Universidad de Berkeley, Estados Unidos. Las Universidades que le han otorgado esta distinción por orden cronológico han sido: "John Kennedy",(1973) Argentina; Santo Tomás (1974), Manila, Filipinas; San Marcos (1978), Lima, Perú; Nacional de Buenos Aires(1978), Argentina; Estrasburgo (1979), Francia; Brasilia (1983), Brasil; Sao Paulo (1983), Brasil; Montevideo (1983), Uruguay; Nueva York (1983), Estados Unidos; Harvard (1984), Estados Unidos; Belgrano (1985), Argentina; Sorbona (1985), Francia; Oxford (1986), Gran Bretaña; Trinity College, Dublín (1986), Irlanda; Sucre (1987), Bolivia; Berkeley (1987), California, Estados Unidos; Chulalongkorn (1987), Tailandia; Bolonia (1988), Italia; Cambridge (1988), Reino Unido; Coimbra (1989), Portugal; Kyoto (1990), Japón; Universisdad del Rosario, Bogotá (1990), Colombia; Limerick (1990), Irlanda; Tuft (1990), Medfort, EEUU; Santiago de Chile (1990), Chile; Toronto (1991), Canadá; Friburgo (1993), Suiza, Jerusalén (1993), Israel, Georgetown (1995) Washington, Estados Unidos; Lovaina (1997), Bélgica; Yeshiva (1997), Nueva York, Estados Unidos, Lomonosov, ´/1997) Moscú, Rusia; Universidad Metodista del Sur (2001), Dallas (Estados Unidos, Universidad de Utrecht (2001) Holanda y Universidad Euroasiática de Astana (2001), kazajistán.

Don Juan Carlos es considerado un gran deportista. Las especialidades que más ha practicado son la aeronáutica, por lo general pilota el helicóptero utilizado en los desplazamientos oficiales, y el balandrismo, en el que en la categoría "dragón", ha sido tres veces campeón de España, deporte con el que participó en las Olimpiadas de Munich de 1972, representando a nuestro país.

Además en agosto de 1993 fue el ganador absoluto en el trofeo Copa del Rey de Vela, título que revalidó a los mandos del barco "Bribón", en agosto de 1994, disputados ambos en Mallorca.

En agosto de 2000, el "Bribón", barco patroneado por Don Juan Carlos, ganó la XIX Copa del Rey-Agua Brava, un trofeo que conquistaba por quinta vez. En 2011 deja la vela de alta competición.

Tras no participar en la Copa del Rey de Vela en 2010, en mayo de 2011 se anunció su retirada de la alta competición de este deporte en septiembre de ese año, pero tampoco participó en la edición de 2011 de la citada regata.

Otras aficiones deportivas del Rey de España son el esquí, la equitación, el tenis, el karate y el judo. Es muy aficionado a la fiesta taurina. Otras aficiones suyas son la lectura, la música y la fotografía.

Enfermedades, operaciones y accidentes Don Juan Carlos ha pasado doce veces por el quirófano desde que en 1954 fue operado por primera vez de apendicitis en Tanger. Siete de estas operaciones le han sido practicadas entre 2010 y 2013. La última vez que pasó por el quirófano fue el 3 de marzo de 2013 para operarle de dos hernias discales y una estenosis de canal. Tres intervenciones se produjeron por accidentes que sufrió mientras practicaba deporte y el resto por motivos de salud.

El 3 de marzo de 2013 le fueron extirpados dos segmentos herniados de disco en la zona lumbo-sacra de la columna vertebral en la clínica madrileña La Milagrosa bajo anestesia general. Don Juan Carlos abandonó el hospital el 9 de marzo para continuar la rehabilitación (que durará entre dos y seis meses) en la Zarzuela.

El 23 de noviembre de 2012 fue intervenido para implantarle una prótesis en la cadera izquierda en el Hospital San José de Madrid, tal y como anunció durante la XXII Cumbre Iberoamericana, que se celebró en Cádiz, entre el 16 y 18 de noviembre. El 27 de febrero de 2013 fue atentido en el mismo hospital para solucionar una luxación en esta cadera.

En la noche del 26 de abril de 2012 don Juan Carlos fue intervenido en el Hospital USP San José de Madrid para "reducir una luxación" de la cadera derecha, en la que se le había implantado una prótesis doce días antes, provocada por "un mal movimiento". Fue dado de alta doce horas después y ese mismo día 27 retomó su actividad con el despacho habitual con el presidente del gobierno, Mariano Rajoy.

La madrugada del 14 de abril de 2012 fue operado en la clínica San José de Madrid de una fractura en tres fragmentos de la cadera derecha que se produjo por una caída accidental durante un viaje privado a Botsuana para una cacería. En la intervención se realizó una reconstrucción de los fragmentos de la fractura femoral y se le implantó una prótesis de cadera, para resolver los problemas de artrosis que padecía en esta articulación.

El 4 de septiembre de 2011 ingresó en la clínica San José de Madrid donde fue operado esa noche de una rotura del tendón de aquiles del pie izquierdo bajo anestesia epidural. Al día siguiente abandonó la clínica a las 7.30 de la mañana, ya que la intervención no requirió hospitalización. Continúa la recuperación en el palacio de la Zarzuela.

El 3 de junio de 2011 se le implantó "bajo anestesia epidural" una prótesis en su rodilla derecha. La artoplastia se prolongó tres horas y fue un éxito, según el parte médico. Fue dado de alta en el hospital madrileño de San José dos días después y se trasladó a la Clínica Planas de Barcelona, donde realizó la primera fase de la rehabilitación hasta el día 12 de junio, que abandonó el centro para continuar las sesiones en Zarzuela.

El 8 de mayo de 2010 fue sometido a una intervención quirúrgica para la extirpación y estudio de un nódulo pulmonar, que permitió descartar la existencia de células malignas. La operación, realizada en el Hospital Clinic de Barcelona, estuvo dirigida por el doctor Laureano Molins. Don Juan Carlos se había sometido los días 26 y 27 de abril a un chequeo anual en la Clínica Planas de la Ciudad Condal y el equipo médico, "consideró necesario analizar posibles cambios morfológicos de una calcificación en el pulmón derecho, ya encontrada en estudios en años anteriores".

Abandonó el hospital el 11 de mayo y continuó su recuperación en la Clínica Planas, donde permaneció hasta el 21 de ese mes. El 30 de septiembre de 2010 la Casa del Rey anunció que Don Juan Carlos "se encuentra totalmente recuperado" de su enfermedad "y no requerirá posteriores revisiones".

El 1 de marzo de 2001 se sometió a una leve intervención quirúrgica para eliminar unas varices en la pierna derecha, practicada en el en la clínica Sant Josep de Barcelona, donde permaneció un día.

Además, Don Juan Carlos sufre problemas de audición, por lo que lleva audífonos desde los años noventa.

Don Juan Carlos ha practicado desde muy joven deportes arriesgados, por lo que en varias ocasiones ha sufrido accidentes.

En 1977 sufrió un golpe en su yate Fortuna, que le produjo dolores de espalda, y le obligó a visitar al radiólogo en Palma de Mallorca.

El 21 de junio de 1981 había terminado de jugar un partido de "squash" con el tenista Manolo Santana en la pista del palacio de la Zarzuela cuando se golpeó contra una puerta de cristal. El Rey sufrió varias heridas en el tórax, muslo, antebrazo izquierdo, ambas manos y nariz, tuvo que ser intervenido durante varias horas y permaneció un mes con el brazo izquierdo escayolado porque un cristal le había cortado el nervio radial.

El accidente más espectacular que ha tenido se produjo el 3 de enero de 1983 en la pista de esquí de la estación suiza de Gstaad. Don Juan Carlos sufrió una fisura de pelvis por una caída. Estuvo en la cama un mes y usó bastones y un corsé pélvico durante el período de recuperación.

Como consecuencia de esta fisura de pelvis, el 19 de julio de 1985 tuvo que ser intervenido en una clínica de Barcelona para extirparle una fibrosis que se le había formado.

El 31 de octubre de 1988 recibió un golpe en el ojo, durante una cacería en Suecia, lo que le obligó a usar un colirio y a ponerse gafas oscuras. Por ello, don Juan Carlos asistió en noviembre de 1988 a la entrega del Premio Carlomagno con el ojo amoratado.

El 22 de abril de 1989, una tormenta en el lago Garda (Italia) mientras navegaba en el "Bribón" hizo pasar un mal momento a todos menos a él, que sólo se quejó del frío. Varias lanchas patrulleras acudieron en su auxilio, aunque la Casa Real anunció que en ningún momento corrió peligro su vida.

En las navidades de 1989, tuvo que ser atendido por un médico en la estación de esquí de Courchevel (Francia), tras sufrir lesiones leves a causa de una caída cuando esquiaba.

Su pasión por los automóviles es considerada peligrosa por sus asesores más allegados y su escolta, que están en vela cuando el Monarca decide hacer sus viajes privados a los mandos de su coche.

El 26 de diciembre de 1990, una placa de hielo en una curva, en la N-230 cuando iba acompañado por la infanta Cristina, en una zona cercana a la estación invernal de Baqueira Beret, provocó que el Porsche 959 que conducía quedara con las ruedas levantadas a escasos metros de un terraplén.

El 6 de mayo de 1991, el helicóptero que iba a trasladar al Rey desde la Escuela Naval de Marín (Pontevedra) hasta el aeropuerto de Vigo sufrió una avería en una turbina cuando se disponía a despegar. Don Juan Carlos y el almirante jefe de la Armada, Carlos Vila, que estaban ya a bordo del aparato, tuvieron que abandonarlo precipitadamente.

El 28 de diciembre de 1991, sufrió un accidente en la rodilla derecha que le afectó al platillo tibial externo, cuando esquiaba en Baqueira Beret. El rey Juan Carlos fue derribado involuntariamente por otro esquiador, que resbaló cuando intentaba girar.

A causa de esta lesión, don Juan Carlos tuvo que ser operado el día 30 de diciembre. En dicha intervención se le redujo "la fractura por hundimiento de meseta tibial externa con resultado plenamente satisfactorio", en el Hospital "Puerta de Hierro" por parte de los doctores Fernández de Miguel y el doctor Escrivá. Además tuvo que usar muletas hasta abril de 1992. El Rey Juan Carlos, plenamente repuesto reanudó la práctica del esquí en febrero de 1993.

El 19 de febrero de 1995, don Juan Carlos sufrió una fisura en la zona próxima a la muñeca derecha tras resbalar en una placa de hielo cuando volvía de esquiar en la estación invernal de Candanchú. Durante algunos días estuvo escayolado, sustituyéndola luego por una venda. El Rey Don Juan Carlos se vio obligado a acudir con el brazo vendado a la boda de su hija Elena, que tuvo lugar el 18 de marzo de 1995 en Sevilla.

El 22 de noviembre de 2011 sufrió un pequeño accidente doméstico en el Palacio de la Zarzuela que le causó un hematoma en el ojo izquierdo pero no le impidió proseguir su actividad oficial pública.

El 2 de agosto de 2012 sufrió una caída durante su visita a la sede del Estado Mayor de la Defensa. Sufrió pequeñas lesiones en la cara y continuó con los actos que estaban programados.

Atentados fallidos contra el Rey Don Juan Carlos ha sido objeto de vigilancia y seguimiento en varias ocasiones, y ha estado en el punto de mira de diferentes organizaciones terroristas. Estos intentos han resultado fallidos gracias a la actuación de los servicios de Información y de la Policía.

En 1974, ETA planeó secuestrar a los Reyes en Mónaco para pedir así su intercambio por cien presos de la organización y un rescate de 200 millones de pesetas (2.000 millones de 1995). Posteriormente en agosto de 1974, el Conde de Barcelona fue seguido por ETA, en aguas de Mónaco, para intentar secuestrarle. En esta operación figuraba Juan José Rego Vidal, como uno de los presuntos secuestradores.

En agosto de 1977, el Grapo intentó atentar contra el Rey y el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez en Mallorca.

Posteriormente, en 1978, la Policía detuvo a Juan José Rego Vidal en Ibiza, cuando recababa información para atentar contra el Rey Juan Carlos y Adolfo Suárez. Años después, en julio de 1985, militares golpistas planearon volar la tribuna de autoridades en el Desfile del Día de las Fuerzas Armadas en La Coruña. El 29 de diciembre de 1986, un artefacto de Goma-2 estalló en la planta del hotel Montarto de Baqueira Beret (Lérida) donde se alojaba la escolta real. De nuevo, en mayo de 1989, la cúpula de ETA proyectó atentar en Mallorca contra el Rey, pero el CESID echó abajo esta operación.

Por último, durante las vacaciones veraniegas del Rey de España en Palma de Mallorca, la policía desarticuló el 9 de agosto de 1995 a un comando de ETA, que intentaba atentar el día 13 contra el Rey.

El comando formado por Juan José Rego Vidal, su hijo Iñaki Rego y Jorge García Sertucha, pretendía acabar con la vida de Don Juan Carlos u otro miembro de la Familia Real desde un apartamento situado enfrente de la dársena Puerto Pí, donde estaba atracado el yate real "Fortuna". Para llevar a cabo el magnicidio pensaban disparar contra el Rey con un rifle que disponía de silenciador, y posteriormente pretendían huir en el velero "La Belle Poule".

 

COMENTARIOS DE AEMC