Marina Española.- Marino civil, Diego Ramírez de Arellano

 

 

 

Diego Ramírez de Arellano

España, como ya hemos señalado en múltiples ocasiones, a pesar de los silencios oficiales y de las descalificaciones generalizadas hacia los pilotos, maestres y capitanes, lanzadas desde algunas cátedras, museos, etc, ha hecho grandes aportaciones a las Ciencias náuticas, a la cartografía, a la construcción de buques, y al transporte por mar. Entre las figuras que destacaron en esos ámbitos, merece un lugar destacado el piloto, Diego Ramírez de Arellano que fue Marino civil, Piloto Mayor de la Casa de Contratación, Cosmógrafo.  Tomó parte en las expediciones de los capitanes García Nodal hermanos). En 1619 participa en la exploración por mar de la zona del cabo de Hornos y descubre las islas chilenas, que en su honor son

Seguir leyendo

MARINA ESPAÑOLA.- El fracaso de las políticas marítimas del bipartidismo

 

MARINA ESPAÑOLA.- El fracaso de las políticas marítimas del bipartidismo

 

La política marítima del gobierno del Partido Popular sigue abonada al fracaso. Un fracaso cuyo verdadero alcance no podemos precisar por la habitual falta de transparencia en los asuntos marítimos y por la forma truculenta de enmascarar los datos a la hora de presentar la situación real de la flota al final de cada ejercicio.  

 

España hace años que ha renunciado a mantener bajo su bandera tradicional la flota de buques mercantes, recurriendo a la creación de un registro especial de buques en las islas Canarias, que no deja de ser una especie de paraíso fiscal bajo tutela española. El Estado soberano cedió ante las presiones de los navieros que

Seguir leyendo

La Ordenanza de la Marina francesa de 1681

http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0716-54552015000100007

I. Introducción

La Ordenanza de la Marina francesa de 1681 se considera un texto de vital importancia para la historia del derecho marítimo tanto desde el punto de vista formal como sustantivo1. Implicaría el final de una ley marítima “común a cada uno de los ámbitos marítimos de Europa y con ello la fragmentación del derecho marítimo transnacional en múltiples derechos nacionales, al mismo tiempo que sentó las bases para la homogeneización de los principios marítimos en el continente, permitiendo la superación de la antigua distinción entre las tradiciones jurídicas del Báltico, del Atlántico y del Mediterráneo”, de modo de constituir el “primer texto de derecho marítimo de carácter nacional” que se redactó en Europa2. Por tanto, esta fragmentación no va a significar

Seguir leyendo